CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Foro Económico Mundial

Los líderes empresariales en Davos le temen a los bancos centrales

Por Julia Horowitz

(CNN Business) — Los líderes empresariales de Davos no están entusiasmados con la desaceleración económica mundial. Pero están aún más preocupados por cómo responderán los bancos centrales.

«Lo que me asusta más a largo plazo es que tenemos limitaciones a la política monetaria, que es nuestra herramienta más valiosa», dijo Ray Dalio, el multimillonario fundador del fondo de cobertura Bridgewater Associates, en el Foro Económico Mundial.

MIRA: Bolsonaro en Davos: «Esperamos ver un cambio de gobierno en Venezuela pronto»

Los bancos centrales tomaron medidas dramáticas e inusuales para evitar el colapso económico durante la crisis financiera de 2008. Una década más tarde, la mayoría de los grandes bancos centrales del mundo apenas están comenzando a revertir esos movimientos, lo que limita su capacidad para responder a una nueva recesión.

Las tasas de interés se mantienen en niveles históricamente bajos, dando a los bancos centrales poco espacio para hacer nuevos recortes. Ahora que la economía se está debilitando, es probable que sea demasiado tarde para que las tasas sean mucho más altas.

«El único banco que tiene espacio para maniobrar es en realidad la Reserva Federal», dijo Axel Weber, presidente del banco suizo UBS.

publicidad

¿No hay más de tasas?

Las perspectivas para la economía mundial se han atenuado significativamente en los últimos meses, ya que las tensiones comerciales hicieron que el crecimiento se desacelerara en países clave.

La economía china creció el año pasado a su ritmo más lento en tres décadas, y 2019 podría ser incluso peor. Fang Xinghai, vicepresidente de la Comisión Reguladora de Valores de China, se mostró valiente ante la desaceleración del martes y dijo que el crecimiento tan bajo como el 6% no sería «un desastre».

Pero el sentimiento se está oscureciendo. El Fondo Monetario Internacional esta semana redujo las estimaciones de crecimiento económico mundial en 2019 a 3,5%, su segunda revisión a la baja.

Los economistas temen que los bancos centrales hayan esperado demasiado para elevar las tasas a niveles más normales. En Davos, los líderes empresariales estuvieron de acuerdo.

MIRA: ¿Se complica la economía China?

«Creo que, en general, la normalización de la política monetaria no es un problema para este ciclo. Es para el próximo ciclo», dijo Weber. «No lo harán esta vez porque la economía se está debilitando».

La Reserva Federal elevó las tasas de interés cuatro veces en 2018. Pero su tasa de referencia, actualmente establecida entre 2,25% y 2,5%, es muy baja para los estándares anteriores.

El Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón están aún peor. La tasa de préstamos clave del BCE es del 0%, mientras que su tasa de depósito es del -0,4%. En Japón, las tasas a corto plazo han estado en territorio negativo desde 2016.

«Creo que los bancos centrales están en espera», dijo Weber. «El inconveniente … es que el BCE nunca dejará territorio negativo si no comienzan a subir las tasas este año».

Otro problema es que los bancos centrales todavía tienen cantidades significativas de deuda. La Reserva Federal ha comenzado a descargar algunos de los bonos que compró para reducir los costos de los préstamos a largo plazo. Los bancos centrales de Europa y Japón no han iniciado este proceso.

Sin embargo, los responsables políticos no pueden actuar con demasiada rapidez sin correr el riesgo de la volatilidad del mercado, dijo Dalio. Los analistas dijeron que la decisión de la Reserva Federal de reducir su balance general causó la venta masiva de diciembre.

«Hubo un deseo inadecuado y erróneo de restringir la política monetaria a un nivel que fue más rápido de lo que los mercados de capital podían manejar, y como resultado hubo una corrección», dijo Dalio.

Jugando a la politica

Además de estas difíciles condiciones, están las presiones políticas que podrían dificultar que los bancos centrales mitiguen o respondan a una desaceleración.

MIRA:  ¿Amenaza a Apple la guerra comercial entre EE.UU. y China?

En países como India y Turquía, los bancos han enfrentado amenazas de interferencia política, mientras que el presidente Donald Trump ha criticado repetidamente a la Reserva Federal.

«Con la probabilidad de que la economía mundial se desacelere en los próximos trimestres, parece más probable que los bancos centrales sigan siendo criticados por los líderes populistas», escribió esta semana Neil Shearing, economista jefe de Capital Economics, en una nota de investigación.

Los bancos centrales podrían incluso ser la fuente de la próxima crisis, según Shearing, especialmente si los gobiernos presionan a los bancos centrales para estimular la economía.

«Los movimientos para revertir los cambios regulatorios realizados a raíz de la crisis financiera mundial, o para aflojar los puntos de crédito en general, podrían sembrar inadvertidamente las semillas de la próxima crisis», dijo.