CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Fútbol Americano

Cómo un partido de hace 50 años llegó a definir el Super Bowl como lo conocemos hoy

Por Frank Pallotta

(CNN) — Más de 100 millones de personas verán el Super Bowl, el espectáculo de televisión más grande del año. Habrá jets y pirotecnia y Gladys Knight y Big Boi y Maroon 5 y anuncios que costarán 5 millones de dólares por solo 30 segundos y también algo de fútbol americano. Y casi todo se debe a un partido que se jugó hace 50 años.

En ese entonces, en el Super Bowl III, los New York Jets de la AFL derrotaron a los Baltimore Colts de la NFL, un hecho que ha llegado a definir el Super Bowl como lo conocemos. Esto, debido a una perfecta confluencia de eventos: el mariscal de campo de los Jets, “Broadway” Joe Namath, con su pelo largo, abrigos de piel y zapatos blancos, que predecía que su equipo más débil ganaría; Namath en contra del establecimiento del fútbol profesional; fue en 1969, un año antes de que la AFL y la NFL se combinaran oficialmente en una fusión que cambiaría el fútbol profesional para siempre.

El propietario de los Rams, cerca del triunfo en el Super Bowl y de la rebelión en el fútbol inglés

Tal vez, tal vez, si todas esas cosas no hubiesen ocurrido a la vez, el Super Bowl no sería lo que es. Pero como sucedió, celebraremos una fiesta nacional televisada este domingo.

“Cambió todo el ámbito del fútbol profesional en Estados Unidos“, dijo Bob Lederer a CNN Business, autor de ‘Más allá de Broadway Joe: El equipo del Super Bowl que cambió el fútbol americano’. “Pudo ser el punto en el que el fútbol americano se convirtió en el pasatiempo nacional en lugar del béisbol”, asegura.

Una razón para ello es que el juego ayudó a legitimar la AFL, entonces incipiente, que en ese momento se pensaba que era inferior a la más establecida NFL. Los Green Bay Packers de la NFL habían ganado los dos primeros Super Bowls de manera espectacular. La AFL era una “liga talentosa e innovadora”, pero había una percepción de que carecía del calibre de la NFL, según Jon Kendle, un historiador y archivista en el Pro Football Hall of Fame.

El Super Bowl III fue una de las mayores sorpresas en la historia del deporte.

Frank Ramos, director de relaciones públicas de los Jets de 1963 a 2002, dijo a CNN Business en una entrevista reciente que, incluso inmediatamente después del juego, la importancia de lo que acababa de suceder era clara para algunas personas.

“Después del juego, el comisionado de la NFL Pete Rozelle entró al vestuario con el trofeo para presentarlo a los Jets”, dijo Ramos. “Después de la presentación, recurrió a uno de sus ayudantes, que lamentaba el hecho de que la NFL perdiera ante la AFL, y dijo: ‘Esta es una de las mejores cosas que le haya pasado al fútbol americano profesional'”.

La NFL es ahora lo más popular en la televisión y la programación más importante para las redes que la tienen. Cuarenta y seis de los 50 programas más vistos en la televisión esta temporada fueron partidos de la NFL. Incluso el Draft de la NFL, que se centra alrededor de un grupo de personas en un escenario leyendo los nombres de otras personas, atrae a más espectadores que algunos de los juegos más grandes de baloncesto universitario, o la noche inaugural de las finales de la Copa Stanley de hockey.

http://www.cnn.com/video/data/2.0/video/spanish/2019/02/02/super-bowl-balones-wilson-fabrica-nfl-experience-atlanta-huston-orig.cnn.html

Haciendo grande el Super Bowl

Pero los dos primeros Super Bowl dieron pocas señales de en qué se convertiría el juego.

“Eso es lo arrogante que fueron CBS y NBC”, dijo a CNN Business Gerald Eskenazi, un periodista deportivo que trabajó en The New York Times durante 44 años. “Ahora, los últimos ocho Super Bowls son los ocho programas más vistos en la historia de la televisión estadounidense”.

El Super Bowl III también ayudó a definir el espectáculo alrededor del juego, hasta su nombre. Los Super Bowls I y II originalmente fueron llamados “Campeonato Mundial de la AFL-NFL”.

MIRA: Por el Super Bowl serán consumidas 1.380 millones de alitas. Conoce este y otros datos curiosos

Y aunque los números romanos y los extravagantes espectáculos de medio tiempo llegarían más tarde (a menos que cuente con el acto de medio tiempo del Super Bowl III, la banda de música de la Florida A&M University, como extravagante), el partido presentó algo que ayudó a que los Super Bowls posteriores se convirtieran en eventos para televisión que atraen incluso a los no aficionados al fútbol: tenía una narrativa.

“No había mucha historia relacionada con el Super Bowl I y II, pero el Super Bowl III tenía una sensación diferente al respecto”, dijo Kendle. Por un lado, señala, “tenías a los Colts de Baltimore, que eran muy buenos en el campo”. En el otro lado estaban los Jets y Namath, un mariscal de campo carismático que rompió el molde de los mariscales de campo famosos (y un poco aburridos) de la época.

“No se parecía a Bart Starr [mariscal de campo de los Packers], no se parecía a Johnny Unitas [mariscal de campo de los Colts]”, dijo Ramos, y agregó que Namath era “algo diferente”, un jugador que trascendió el juego y atrajo a mujeres y personas que podrían no ser grandes fanáticos del fútbol americano”.

 

“Broadway” Joe Namath era diferente a los otros mariscales de campo de su época.

La garantía de Namath y el futuro del fútbol americano

Y en la semana previa, Namath le dio al partido una trama cuando garantizó que los Jets ganarían.

“Esa garantía fue una corriente subyacente al juego”, dijo Eskenazi. “Se prestó tanta atención al juego que inmediatamente trascendió a cualquier otro campeonato deportivo importante”.

La promesa cumplida de Namath, el asombroso disgusto, el choque cultural entre los Jets de los años 60 y los Colts, hicieron del Super Bowl III una historia que parecía sacada de la televisión con guion incluido.

“Esto era todavía en los años sesenta, el cabello largo era controvertido”, dijo Eskenazi. “El simbolismo fue perfecto, y estaba todo allí”.

Todo esto – el nombre de la marca registrada, la mayor competencia entre las dos ligas y la percepción del Super Bowl como un evento principal – se cristalizó cuando otro equipo de la AFL, los Kansas City Chiefs, ganaron el Super Bowl IV el año siguiente.

La NFL, el Super Bowl y la TV no han sido iguales desde entonces.

MIRA: Un avance de los comerciales del Super Bowl 

“Debido a que el resultado fue tan dramático, la liga comprendió que estaba entrelazada con la televisión”, dijo Eskenazi sobre el Super Bowl III. “El juego mostró el alcance que la televisión y la NFL podrían tener en Estados Unidos”.