CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Vaticano

Los líderes de monjas y sacerdotes católicos admiten los “errores de juicio” sobre el abuso sexual infantil

Por Delia Gallagher, Tara John

(CNN) — Con miras a la cumbre en el Vaticano, los principales líderes de monjas y sacerdotes católicos de todo el mundo admitieron haber cometido “errores de juicio” en casos de abuso sexual de niños y dijeron que deberían participar más mujeres en el proceso de evaluar los casos.

En una poco común declaración conjunta, los líderes de Superiores Mayores de Órdenes y Congregaciones Religiosas, que representan a cientos de miles de monjas y sacerdotes católicos de todo el mundo, dijeron que “inclinaban la cabeza avergonzados al darse cuenta de que el abuso de menores había tomado lugar.

MIRA: El Vaticano tiene directrices secretas para sacerdotes con hijos

“Aprendimos que aquellos que abusan ocultan deliberadamente sus acciones y son manipuladores”, escribieron. “Nuestra vergüenza se ve incrementada por nuestra propia falta de comprensión de lo que ha estado sucediendo”.

“La respuesta de los que están en la autoridad no ha sido lo que debería haber sido. No vieron las señales de advertencia o no las tomaron en serio”, escribió el grupo.

También agregó que “el fuerte sentido de familia en nuestras Órdenes y Congregaciones –algo generalmente tan positivo– puede hacer que sea más difícil condenar y exponer el abuso”.

LEE: El Vaticano expulsa al excardenal Theodore McCarrick del sacerdocio al ser encontrado culpable de abuso sexual de menores

“Resultó en una lealtad fuera de lugar, errores en el juicio, lentitud para actuar, negación y, a veces, encubrimiento”, escribieron.

La declaración agrega que si se pidiera asesoramiento y asistencia a mujeres con casos de abusos, presuntamente en sus propias organizaciones y dentro del Vaticano, “se tomarían medidas más fuertes, más rápidas y más eficaces”, y “las víctimas y sus familias se han librado de una gran cantidad de sufrimiento”.

“Inclinamos la cabeza con vergüenza al darnos cuenta de que tal abuso ha tenido lugar en nuestras Congregaciones y Órdenes y en nuestra Iglesia”, dijo la declaración. “Todavía necesitamos conversión y queremos cambiar”.

MIRA: Cerca del 80% del Vaticano es gay, según libro de Frederic Martel

La declaración se produce antes de una cumbre de cuatro días sobre abusos sexuales en Roma, donde cerca de 200 líderes eclesiales de todo el mundo convocados por el papa Francisco planean buscar soluciones a la dañina crisis del abuso del clero.

Los líderes de los Superiores Mayores de Órdenes y Congregaciones Religiosas también llamaron a “la explotación de hermanas, seminaristas y candidatos en casas de formación” una “cuestión de grave e impactante preocupación”.

“Nos comprometemos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para encontrar una respuesta efectiva”.

Hace casi dos semanas, el papa Francisco reconoció por primera vez la violación y el abuso sexual de monjas por parte de sacerdotes y obispos dentro de la Iglesia católica.

“Creo que todavía puede estarse haciendo. No es una cosa que desde el momento en que te das cuenta, se acabó. La cosa sigue así. Hemos estado trabajando en esto durante mucho tiempo”, dijo durante una conferencia de prensa en un vuelo de regreso desde los Emiratos Árabes Unidos.