CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Éxodo de venezolanos

Argentina

¿Por qué cada vez más venezolanos eligen radicarse en Argentina, a pesar de de la crisis y la inflación?

Por Iván Pérez Sarmenti

(CNN Español) — Cada vez más venezolanos deciden establecerse en Argentina. Si bien las radicaciones viene creciendo sostenidamente desde hace diez años hasta superar las 130.000, en 2018 el aumento fue exponencial: más de la mitad llegó en el último año, a pesar de la crisis económica y la inflación que sufre la Argentina. ¿Por qué eligieron este país y no otro para emigrar?

“Para los venezolanos es muy fácil el papeleo acá. Yo llegué y a mis dos meses ya tengo mi documento de identidad. Entonces eso es una ayuda para conseguir trabajo”, afirma Fabiana Romero, una venezolana de 21 años oriunda de Valencia que llegó a Buenos Aires en julio de 2018. “Sé que actualmente en lo económico no está en su auge, pero para nosotros… Me pasa mucho con argentinos que me dicen ‘¿por qué elegiste Argentina y has venido para acá?’. Pero para nosotros que venimos de allá, esto es un paraíso”.

Aunque Argentina no es país con mayor cantidad de venezolanos, hoy en día los venezolanos encabezan el ranking local de radicaciones.

Según datos de la Dirección Nacional de Migraciones, entre 2009 y 2018 se radicaron en Argentina 130.820 venezolanos. Pero de ese total, el 53,91 % llegó en 2018.

Así 70.531 venezolanos se radicaron en Argentina en 2018 frente a 47.391 paraguayos y 37.203 bolivianos

Además, hay cerca de 50.000 que están aún con visa (por 90 días, renovable por igual lapso) o iniciaron el trámite de radicación, agregan desde la oficina de Migraciones.

“Hoy desplazaron del primer puesto en migraciones a Paraguay, que siempre estuvo a la cabeza, y a Bolivia que tenía el segundo. Hoy los venezolanos son los primeros y por supuesto que siempre decimos bienvenidos todos los que vienen a sumar al esfuerzo diario”, sostiene el director de Migraciones de Argentina, Horacio García.

ESPECIAL: Éxodo de venezolanos

Ramón Lozada tiene 25 años y también vivía en Valencia. Pero en diciembre de 2018 emigró a Buenos Aires.

“Cuando pensaba en irme de Venezuela y evaluaba las posibilidades de irme a Latinoamérica por la cuestión económica, siempre me llamó la atención Argentina. Primero que es un país bellísimo, según lo que veía en fotos y luego cuando pienso más en la parte migratoria, legal, acá es un poco más sencillo, y son muy bien recibidos los extranjeros”.

Lozada, que en mayo de 2018 se recibió de ingeniero mecánico y trabajaba como técnico en un laboratorio de la Universidad de Carabobo, hoy en Buenos Aires atiende un kiosko.

Pero a pesar de la crisis económica que sufre Argentina, de la inflación que en los últimos 12 meses llegó casi al 50 % y de los vaivenes del dólar, en Argentina gana más dinero que en Venezuela. Allí ganaba 20 dólares, pero debido a la devaluación del bolívar su último sueldo fue de tres dólares.

“A pesar del cambio del dólar a peso y cada día la inflación es todos los días un poco más, todos los días con lo que tú ganas, puedes pagar un arriendo, puedes comer, puedes girar dinero a Venezuela, puedes ayudar a tu familia, lamentablemente allá no lo puedes hacer”.

Radicarse en Argentina para los venezolanos no es muy complicado. Si bien Venezuela está suspendida del Mercosur, para sus habitantes siguen vigentes los mecanismos del bloque que les conceden el derecho a obtener residencia legal en el territorio de otro estado parte.

Y al tener residencia legal, cualquier extranjero tiene los mismos derechos que los nacionales de ese país y pueden enviar remesas al exterior.

Primero, obtienen una residencia temporaria por dos años, que puede transformarse en permanente si la tramita dentro de los 90 días previos a su vencimiento.

Pero los venezolanos, en virtud de la crisis que atraviesan en su país, tienen en Argentina ciertas prerrogativas para facilitar su ingreso al país y regularizar su condición migratoria.

Gracias al “Programa de Asistencia a los Migrantes Venezolanos”, el gobierno permite ahora el ingreso de venezolanos con su cédula de identidad o pasaporte vencido, que no exceda los dos años.

Además, para los tramites de residencia, se exime de la legalización venezolana del certificado de antecedentes penales. Todos trámites que pueden demorar meses o años en Venezuela.

Pero más allá de la facilidad para obtener residencia legal, tanto Romero como Lozada destacan la gratuidad de la educación argentina.

“Yo dije ‘Me voy a Argentina por la Universidad de Buenos Aires, por la UBA’. Estaba buscando un país que la educación fuese gratis. Que fuera una universidad reconocida en lo que yo elegí, que es Sociología, y eso fue como el plus”, afirma Lozada, que comparte un departamento en el barrio de Palermo con dos amigas y una hermana y en los últimos seis meses ha trabajado de niñera, camarera y en un call center.

Romero acaba de llegar con una historia más triste a cuestas. Su madre murió en octubre pasado a los 56 años tras ser insulinodependiente por 10 años y su padre, de 61 años, vive actualmente en Caracas pero no consigue trabajo. Pero él no pierde las esperanzas.

“En Venezuela la educación es gratuita y gracias a ello me titule, acá también. Entonces, mi pensar siempre fue, si me voy a Argentina o me voy a algún país quiero que la educación sea gratuita para ver si continúo estudios de posgrado”, dice ilusionado.

Lejos de aplacarse, las autoridades creen que la cantidad de radicaciones de venezolanos en Argentina seguirá creciendo exponencialmente en los próximos meses: esperan 100.000 nuevos venezolanos a lo largo de 2019.

“Evidentemente 130.000 venezolanos marca a las claras que es un flujo muy importante. Si a esto le sumamos 100.000 más sólo de esa nacionalidad que van a aportar este año, la orientación es fundamental y necesaria”, afirma el titular de Migraciones.

Esto totalizaría 230.000 venezolanos en el país, una cifra equivalente a la población de varias ciudades de la Argentina o que incluso supera a los habitantes de la provincia de Tierra del Fuego, en el extremo sur del país.