CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Venezuela

Así se vivió desde adentro el doble veto del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Venezuela

Por Richard Roth

(CNN) — Las amargas diferencias entre las naciones más poderosas del mundo se exhibieron en Nueva York el jueves, porque el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sopesó dos resoluciones igualmente desesperadas sobre Venezuela.

El enviado de Estados Unidos a Venezuela, Elliott Abrams (izquierda), habla con el embajador ruso ante las Naciones Unidas, Vasily Nebenzya, en la reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre Venezuela el 28 de febrero de 2019 en las Naciones Unidas en Nueva York (JOHANNES EISELE / AFP / Getty Images).

En un diplomático “juego de la gallina” –que consiste en ejercer presión sobre el oponente hasta que ceda–, el Reino Unido, Francia y Estados Unidos se enfrentaron a Rusia y China. Estados Unidos había esperado semanas para presentar su proyecto de resolución, que describía la asediada presidencia del líder venezolano, Nicolás Maduro, como resultado de elecciones que “no fueron libres ni justas”. La resolución también pedía nuevas elecciones presidenciales y acceso a la entrega de ayuda humanitaria extranjera.

MIRA: No fue aprobada en la ONU la resolución de Venezuela; China y Rusia votaron en contra

Mientras tanto, los rusos esperaban entre bastidores con un proyecto rival de resolución, que condenaba la interferencia externa en los asuntos de Venezuela, citando “amenazas de uso de la fuerza” no identificadas contra Venezuela.

Desde enero, Maduro ha estado luchando por el control del país contra Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y reconocido por más de 50 países como presidente interino del país. Maduro está firmemente respaldado por Rusia, mientras que Guaidó ha sido reconocido como presidente interino por Estados Unidos y muchas potencias regionales y naciones europeas.

El embajador de Rusia frente a las Naciones Unidas, Vassily Nebenzia, en una audiencia anterior a la de Venezuela (Spencer Platt/Getty Images).

Duelo de resoluciones

Era una danza familiar. Todos en la ONU sabían que las dos resoluciones en conflicto caerían en llamas, pero los diplomáticos llegaron, de todos modos, al histórico recinto.

LEE: Diplomáticos del Grupo de Lima y más países ignoran al canciller de Venezuela en la ONU

El embajador ruso de las Naciones Unidas, Vassily Nebenzia, inauguró la reunión y criticó a Washington por ocultar motivos ulteriores. Acusó a Estados Unidos de buscar apoyo para el cambio de régimen en Venezuela. Cuando llegó el momento de votar sobre la resolución de Estados Unidos, tanto Nebenzia como su homólogo chino ejercieron su poder de veto.

“Algunos miembros de este Consejo continúan protegiendo a Maduro y sus amigos y prolongan el sufrimiento del pueblo venezolano”, respondió Elliott Abrams, enviado especial de Estados Unidos en Venezuela, ante el Consejo de Seguridad.

Luego el borrador ruso fue puesto a prueba. Solo con votos favorables de Rusia, China, Sudáfrica y Guinea Ecuatorial, no logró el mínimo de nueve votos de apoyo de la ONU. Y echando sal en la herida, Estados Unidos, Reino Unido y Francia también lo vetaron.

Fue un estancamiento decepcionante pero predecible para el consejo, que ha sido establecido para proteger la paz y la seguridad internacionales. Mientras tanto, la población venezolana continúa enfrentándose a estantes vacíos en tiendas de abarrotes y farmacias, luego de que la campaña de Guaidó para llevar ayuda extranjera al país fuera bloqueada el fin de semana pasado.

MIRA: Canciller de Venezuela denuncia en la ONU a EE.UU. por intervención y acusa a Trump de hipocresía

“Show político y una desgracia”

Después de los votos, Nebenzia, de Rusia, describió el voto como un “show político y una desgracia”.

“El borrador presentado por la delegación de EE. UU. fue escrito para un cambio de régimen disfrazado de atención a las personas. Ya hemos visto todo esto en relación con Libia, Irak, Siria y Afganistán”, dijo. Rusia ha hecho referencia a menudo a la votación de 2011 del Consejo de Seguridad de la ONU que lleva a la intervención en Libia como razón de su tendencia a vetar resoluciones.

Nebenzia también se quejó de que el proyecto de resolución ruso no había sido tomado en serio por el consejo. “Ayer convocamos consultas de expertos sobre nuestro texto, escuchamos las opiniones de los miembros del Consejo de Seguridad, incluido el representante de Estados Unidos. No escuchamos ni un solo comentario específico sobre nuestro borrador. Los expertos occidentales dijeron que no trabajarían en nuestro texto y los colegas estadounidenses presentaron inmediatamente su borrador para la votación. ¿Dónde está la diplomacia aquí? ¿Dónde está la búsqueda de un compromiso?”, dijo.

LEE: EE.UU. pide al Consejo de Seguridad de la ONU una reunión sobre Venezuela

En contraste, la embajadora del Reino Unido, Karen Pierce, elogió la resolución de Estados Unidos y criticó la resolución rusa como una ficción parcializada. “No ha habido amenazas a la independencia política de Venezuela ni a la integridad territorial”, dijo.

El Consejo de Seguridad de la ONU se ve muy bien cuando estás en la sala, ya sea que el tema de debate sea Venezuela, Myanmar o Siria. Pero su dificultad para prestar ayuda a los civiles plantea cada vez más la cuestión de si las Naciones Unidas siguen siendo relevantes.