CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

DeseARTE

DeseARTE

Cuando la novela se hace juego

Por Miguel Ángel Antoñanzas

(CNN Español) — La historia de amor de La Maga y Oliveira cobra vida con la reedición de la emblemática obra de Julio Cortázar: Rayuela; en el marco del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE).

Desde el mítico teatro del Libertador San Martín, en Córdoba, Argentina; se anunció el relanzamiento de 82.000 ejemplares de esta nueva edición que incluye el llamado “Cuaderno de bitácora”, con los apuntes del propio escritor argentino sobre la creación de su obra maestra.

También tiene otros textos complementarios de autores como Sergio Ramírez, Premio Cervantes 2017; Carlos Fuentes; Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa, entre otros.

Este último, quien conoció a Cortázar en París, dijo durante el relanzamiento, que para él “Rayuela” no era la obra más importante del escritor argentino, pero sí destacó el carácter lúdico del texto: “El juego representa una forma fundamental de existencia, de denominador común entre los seres humanos”.

La innovadora historia de Cortázar -una novela de juegos, rebelde, única, rompedora y que revolucionó la literatura mundial en 1963- se presentó con una edición de la Real Academia de la Lengua Española, la Asociación de Academias de la Lengua y la editorial Alfaguara.

La novela ambientada en París y en Buenos Aires, tiene 155 capítulos que pueden leerse secuencialmente o bien alternando capítulos que permiten una nueva narrativa mucho más completa y con múltiples finales. Su publicación supuso el inicio del llamado fenómeno literario latinoamericano entre los años 60 y 70.

Sergio Urday

La nueva exposición del peruano Sergio Urday, ganador del Premio Rey de España en 1991, abrió sus puertas en Lima.

Una mirada en 17 instantáneas -en blanco y negro- de paisajes espectaculares: montañas, rocas, vegetación seca, y túmulos funerarios de los pueblos de la provincia andina de Chumbivilcas, al sur de Cusco.

El artista se inspiró en las llamadas Piedras Dormidas; piedras talladas, abandonadas hace siglos, en su traslado a las ciudades de los conquistadores, como Cusco.

Pájaros de verano cuenta la historia de la Colombia visible

La cinta Pájaros de verano es una de las producciones presentadas en la VII edición del Festival de Cine de Colombia en Nueva York.

Ciro Guerra, codirector de la película, dice que hasta ahora había mucha gente en su país que no podía contar sus historias, “porque estaba silenciada, aplastada por el conflicto; ahora, están empezando a tener visibilidad.”

Considera que es recientemente que se escucha la voz de las víctimas: “Nos estamos dando cuenta de que Colombia es un país mucho más diverso, rico, complejo, contradictorio que la imagen que teníamos y que muchos tenían. El país se está redescubriendo y empezando a compartir eso, y el cine, a nutrirse.”

En el Festival de Cine Colombiano también se ha presentado la película sobre bailarines de música urbana, “Somos calentura”, protagonizada por Duvan Arizala y otros bailarines de la costa pacífica colombiana.

En total, 11 producciones cinematográficas, cuatro de ellas documentales, y 15 cortometrajes colombianos, forman parte de la muestra.