CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Se va del Gobierno Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos

Por CNN Español

(CNN) — Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional, que se ha convertido en una cara de la política migratoria de línea dura del presidente Donald Trump, se aleja del gobierno, anunció el presidente Donald Trump en Twitter este domingo.

“La Secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen dejará su puesto y me gustaría agradecerle por su servicio”, dijo Trump en Twitter.

“Me complace anunciar que Kevin McAleenan, el actual Comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU., se convertirá en el Secretario interino de @DHSgov. ¡Confío en que Kevin hará un gran trabajo!”, continuó Trump.

McAleenan es un remanente de la administración de Obama. Juró el 20 de marzo de 2018 como comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

Altos funcionarios de la administración le dijeron a CNN que Nielsen tenía una reunión esta tardeen la Casa Blanca con Trump, en la que planeaba discutir con él los asuntos de inmigración y fronteras y un camino a seguir. Ella no tenía la intención de renunciar, según una de las fuentes, sino que estaba yendo con una agenda de temas.

La fuente señala la frustración de Trump con las actuales leyes de asilo y su deseo de que las personas que trabajan para el Gobierno simplemente impidan que los solicitantes de asilo de América Central ingresen a Estados Unidos, en contra de la ley.

“Renuncio al cargo de Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de EE.UU. a partir del 7 de abril de 2018 (sic)”, escribió Nielsen en su carta de renuncia. “A pesar de nuestro progreso en la reforma de la seguridad nacional para una nueva era, he determinado que es el momento adecuado para que me haga a un lado”.

Nielsen se ha sentido “en el limbo” durante la última semana, dice una persona cercana a ella, cuando ella sufrió la mayor parte de la ira del presidente por la frontera.

Ella ha estado cada vez más en una situación débil ante los ojos del Presidente. No se dio cuenta de lo terrible que era cuando se fue de EE.UU. el fin de semana pasado, pero rápidamente lo hizo, ya que volvió bruscamente.

Hizo entrevistas, incluso en CNN, para tratar de mejorar el punto de vista del presidente sobre ella, dijo la fuente cercana a Nielsen, pero con poco éxito.

“Nada de lo que pudiera hacer o decir podría cambiar la forma en que el presidente comenzó a verla”, dijo la fuente cercana a Nielsen.

Dicho esto, estaba preparada para ser despedida en cualquier momento, pero no sabía que ir a la reunión del domingo sería inminente.

Cargo tumultuoso

La partida se produce pocos días después de que Trump retiró repentinamente la nominación de Ron Vitiello para director de Inmigración y Control de Aduanas, pasando por alto al Departamento de Seguridad Nacional. Nielsen no sabía lo que estaba sucediendo hasta que se retiró la nominación, dijo una persona familiarizada con la noticia. El anuncio de este domingo también sigue los planes para recortar la ayuda a algunos países centroamericanos, lo que marca un cambio repentino luego de que Nielsen había visitado días a Honduras para firmar un acuerdo regional compacto con Honduras, El Salvador y Guatemala.

Nielsen ha tenido una gestión tumultuosa que hizo que Trump aumentara la presión sobre su equipo para que cumpliera sus promesas de inmigración, lo que él cree que es el único problema para su base de partidarios políticos.

Trump ha expresado en privado que Nielsen no ha asegurado adecuadamente la frontera ni ha promulgado normas de inmigración más estrictas, incluso cuando se convirtió en la cara de las políticas que los críticos de la administración calificaron de infundadas e ilegales.

En las últimas semanas, los funcionarios de la administración han dado la alarma por el aumento de migrantes en la frontera sur, lo que subraya el cambio en la demografía como una de las razones de la gran cantidad de desafíos que enfrentan. McAleenan dijo a fines del mes pasado que EE.UU. estaba en camino de encontrarse con más de 100.000 migrantes solo en marzo, lo que lo convierte en “el mes más alto desde 2008”.

“En este momento tenemos una emergencia en nuestras manos. Tenemos que tratarla como tal”, dijo Nielsen a Chris Cuomo en “Cuomo Prime Time” de CNN este jueves. Nielsen, quien trabajó también en el gobierno del presidente George W. Bush, nunca superó el escepticismo interno sobre su lealtad a Trump. Se unió a la administración como jefe de personal de John Kelly, quien fue el primer secretario de Seguridad Nacional de Trump.

Cuando Kelly se mudó al Ala Oeste como jefe de personal, Nielsen lo siguió, convirtiéndose en un subjefe de personal encargado de ayudar a Kelly a llevar el rigor a un personal con libertad.

El cargo no ganó su popularidad, pero la ayudó a ganar lo suficiente de la confianza de Trump para elevarla al puesto de Gabinete.

Pero en la agencia que supervisa la protección fronteriza y los asuntos de inmigración era inevitable que Nielsen se encontrara en la mira del presidente.

Después de una reunión anterior del Gabinete durante la cual Trump la reprendió por no actuar lo suficientemente fuerte en la prevención de la inmigración ilegal, Nielsen consideró renunciar, dijeron en ese momento personas familiarizadas con el asunto.

No lo hizo, y se convirtió en una de las caras públicas de una polémica política que separaba a las familias en la frontera sur.