CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Corea del Norte

Corea del Norte

Kim Jong Un y Vladimir Putin hablan sobre la situación en la península de Corea

Por CNN

(CNN) — El líder de Corea del Norte Kim Jong Un se reunió este jueves con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en la ciudad rusa de Vladivostok.

El primer encuentro entre ambos mandatarios se produce dos meses después de que las conversaciones entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y Kim en Vietnam terminaran abruptamente sin un acuerdo.

Kim dijo que su visita a Rusia para una cumbre de dos días era “una gran alegría”.

Kim Jong Un y Vladimir Putin.

“Me gustaría ofrecer nuevamente una sincera gratitud al señor presidente por hacer tiempo en su apretada agenda y venir miles de kilómetros desde la capital, Moscú, hasta aquí para darnos tiempo para una gran conversación”, dijo Kim.

“Estamos visitando Rusia esta vez para reunirnos en persona con el presidente Putin e intercambiar opiniones. Es para intercambiar puntos de vista mutuos sobre la península de Corea y el panorama político de esta región, que es un gran foco de atención del mundo”, añadió.

Por su parte, Putin dijo que él y Kim sostuvieron “conversaciones personales exhaustivas” para poner en marcha su cumbre en Vladivostok.

Ante las delegaciones norcoreana y rusa, Putin dijo que los dos líderes hablaron sobre “la historia de las relaciones entre nuestros países, sobre la actualidad y las perspectivas de desarrollo de nuestras relaciones bilaterales”.

“Discutimos sobre la situación en la península de Corea. Intercambiamos opiniones sobre qué y cómo se debe hacer para que la situación tenga una gran perspectiva de mejora”, dijo el líder ruso.

Putin dijo que creía que la visita de Kim ayudaría “a nuestras relaciones bilaterales y nos ayudará a comprender las formas en que podemos colaborar para resolver la situación en la península de Corea, qué podemos hacer juntos, qué puede hacer Rusia para apoyar los procesos positivos que están teniendo lugar ahora”.

Algunos analistas creen que la reunión de Putin con Kim es una especie de golpe de estado, luego del colapso de la cumbre de Vietnam con Trump y el estado actual de las conversaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos.

“Putin ha estado tratando de llevar al líder norcoreano a Rusia durante mucho tiempo”, dijo Andrey Kortunov, del Consejo de Asuntos Internacionales de Rusia.

Pero Robert Kelly, profesor de relaciones internacionales en la Universidad Nacional Pusan de Corea del Sur, cree que Kim está “buscando un acuerdo, enfrentando a los distintos actores, buscando victorias y ofertas en el camino”.

“Rusia no puede darle mucho a Kim, más allá de un lugar seguro para llevar sus ingresos ilícitos. El viaje se trata más de incitar a otros interlocutores a renovar las conversaciones/concesiones”, dijo Kelly.