CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Gran Bretaña

El príncipe Guillermo revela lo que sintió tras la muerte de su madre, Diana: fue “un dolor como ningún otro”

Por Rob Picheta, Sarah Dean

Londres (CNN) — El príncipe Guillermo habló sobre la pérdida de su madre, la princesa Diana, y dijo que sintió “un dolor como ningún otro” después de su muerte en un accidente automovilístico en 1997.

Hablando en un documental de la BBC sobre salud mental, el duque de Cambridge dijo que los británicos, especialmente los hombres, deberían sentirse cómodos hablando sobre temas de salud mental.

“Creo que cuando estás desconsolado a una edad muy temprana — en cualquier momento realmente, pero particularmente a una edad temprana, puedo identificarme mucho – sientes dolor como ningún otro dolor, y sabes que en tu vida será muy difícil encontrar algo que sea más doloroso que eso”, dijo Guillermo.

El príncipe Guillermo y la princesa Diana en un poni miniatura en la residencial real.

“También particularmente en Gran Bretaña nos preocupan nuestras emociones”, agregó. “A veces Estamos un poco avergonzados. Ya sabes, eso de la “fortaleza británica ante la adversidad”, es genial, y necesitamos tenerla de vez en cuando, cuando los tiempos son realmente difíciles, tiene que haber un momento para eso.

“Pero otras veces tenemos que relajarnos un poco y poder hablar sobre nuestras emociones, porque no somos robots”.

Los príncipes Guillermo (derecha), Enrique y Carlos, tras el funeral de la princesa Diana.

El duque pidió una mayor apertura en el bienestar emocional al hablar con los futbolistas Peter Crouch, Danny Rose, Thierry Henry, Jermaine Jenas y el entrenador de la selección de Inglaterra Gareth Southgate, como parte de la película “Royal Team Talk” de la BBC sobre salud mental.

El príncipe tenía 15 años cuando su madre, Diana, princesa de Gales, murió en un accidente automovilístico en París, mientras su chofer intentaba huir de los paparazzi.