CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

Miles de mujeres y niñas norcoreanas son vendidas como esclavas sexuales en China, según un informe

Por Joshua Berlinger

(CNN) — Miles de mujeres y niñas norcoreanas son objeto de trata y vendidas a la esclavitud sexual en China, donde muchas se venden como esposas a hombres chinos, mientras que otras se ven obligadas a prostituirse o a realizar actos sexuales en contra de su voluntad, según un nuevo informe.

La investigación, realizada por Korea Future Initiative (KFI), con sede en Londres, incluye informes impactantes de primera mano sobre niñas que han sido violadas o forzadas a participar en sesiones de cibersexo durante días sin comer.

Aunque las mujeres desertoras han sido durante mucho tiempo objetivos de los traficantes de personas, el problema se ha exacerbado en los últimos años debido a lo que los informes afirman es un aumento de la demanda dentro de China.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

No hay estadísticas oficiales sobre el número de norcoreanos que abandonan su país y se asientan fuera de Corea del Sur. Los grupos de ayuda informaron que decenas de miles de norcoreanos viven en China como refugiados, según un informe de 2014 de las Naciones Unidas. El KFI afirma que el número podría ser tan alto como 200.000.

KFI, una organización sin fines de lucro que se enfoca en mujeres, niños y minorías norcoreanas que son víctimas de abusos contra los derechos humanos, estima que hasta el 60% de las refugiadas norcoreanas en China son víctimas del comercio sexual.

“En un momento en que se invierte un capital global significativo en China y, más recientemente, el capital político gastado en Corea del Norte, es una acusación condenatoria que las mujeres y niñas norcoreanas se queden languideciendo en el comercio sexual”, dijo la organización.

“La condena es insuficiente. Sólo los actos tangibles pueden desmantelar el comercio sexual de China, enfrentar a un régimen norcoreano que aborrece a las mujeres y rescatar a las esclavas sexuales dispersadas en burdeles, pueblos remotos y casas de cibersexo en China continental”.

CNN no ha podido verificar de manera independiente las alegaciones del informe.

Un informe de 98 páginas de Human Rights Watch publicado en noviembre llegó a conclusiones similares a las de KFI con respecto a los riesgos que enfrentan las mujeres desertoras. El Departamento de Estado de Estados Unidos también reconoció los informes de violencia contra las mujeres desertoras en su informe de 2018 sobre las prácticas de derechos humanos en Corea del Norte.

El informe de KFI tardó dos años en compilarse, dijo el grupo. Los autores dijeron que entrevistaron a más de 45 sobrevivientes y víctimas de violencia sexual cuyo testimonio formó una “industria ilícita compleja e interconectada que acumula vastas ganancias de mujeres y niñas víctimas de trata”.

Los norcoreanos que huyen a través de la frontera hacia China arriesgan sus vidas para hacerlo. No son libres de abandonar su país y son castigados severamente si lo hacen sin permiso. El país está separado de China y Rusia por un río y guardias armados.

Si los desertores logran ingresar a China pero luego son capturados, son repatriados por la fuerza, ya que China los considera inmigrantes económicos en lugar de refugiados que huyen de la persecución. Los norcoreanos que son devueltos enfrentan severos castigos, torturas e incluso ejecuciones, según desertores y organizaciones de derechos.

Dentro de China, muchos norcoreanos que evitan a las autoridades todavía no están seguros, especialmente las mujeres. La política de un solo hijo de China, que se relajó en 2016, ha llevado a un desequilibrio demográfico de género en el que los hombres superan en número a las mujeres.

Se ha informado que los traficantes de personas satisfacen la demanda de más mujeres vendiendo desertoras norcoreanas a hombres chinos como esposas.

Human Rights Watch dijo que los traficantes prometen ayudar a los desertores a llegar a Corea del Sur, pero luego venden a las mujeres como novias o en el comercio sexual.