CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigración

Patrulla fronteriza deja de recibir detenidos en Texas para evitar la propagación de enfermedades

Por Madeline Holcombe

(CNN) — Una estación de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) ha dejado de aceptar a detenidos para que sean procesados pues algunas personas han mostrado síntomas de una enfermedad relacionada con la influenza.

El personal médico del Centro de Procesamiento Centralizado de McAllen identificó el martes “un gran número” de personas bajo custodia que han tenido fiebre alta y signos de influenza, dijo Rod Kise, portavoz de la CBP Rio Grande Valley, Texas, en un comunicado.

“Para evitar la propagación de enfermedades, el Sector del Valle del Río Grande ha suspendido temporalmente las operaciones de admisión en el CPC”, dijo Kise. “Las personas detenidas en el Sector de RGV se llevarán a otros lugares hasta que se resuelva esta situación”.

El personal médico está trabajando para tratar a los que están bajo custodia antes de su liberación, dijo Kise.

Un niño de 16 años de Guatemala, que había estado detenido en la misma instalación durante seis días, murió el lunes.

Carlos Gregorio Hernández Vásquez fue aprehendido el 13 de mayo. El menor le indicó al personal del centro de procesamiento que “no se sentía bien”, fue visto por una enfermera contratada y le recetó Tamiflu antes de ser trasladado a la Estación de Patrulla Fronteriza de Weslaco el domingo.

“Fue evaluado y se determinó que tenía influenza A”, según un funcionario de CBP.

Fue el quinto niño que se sabe que murió después de viajar a Estados Unidos en los últimos meses desde Guatemala y haber sido detenido por las autoridades de Estados Unidos.

— Priscilla Alvarez y Geneva Sands de CNN contribuyeron a este informe.