CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Celebridades

Esta foto de Beyoncé y Jay-Z en las finales de la NBA se volvió viral por la peor razón posible

Por Kendall Trammell

(CNN) — El fanatismo por Beyoncé está con todo y sus picaduras no tienen rival en la actualidad.

Los fanáticos de Beyoncé (el Beyhive, o colmena de Bey) vieron una foto viral de sus reina Bey y Jay-Z en el Juego 3 de las Finales de la NBA el miércoles por la noche y no estaban contentos.

La foto muestra a Nicole Curran, esposa del dueño de los Golden State Warriors, Joe Lacob, inclinada sobre Beyoncé para hablar con el rapero.

Los fanáticos comenzaron rápidamente a trollear a Curran con emojis de abejas y advertencias sobre el espacio personal.

Una redactora sénior de ESPN tuiteó el jueves que habló con Curran, quien le dijo que desactivó su cuenta de Instagram luego de recibir amenazas de muerte por la situación.

“Acabo de hablar con Nicole Curran, la esposa del propietario de los Warriors, Joe Lacob, sobre el ‘incidente’ de anoche con Beyoncé”, escribió Ramona Shelburne. “Estaba llorando. Dijo que había recibido amenazas de muerte en las redes sociales toda la noche y que esta mañana inhabilitó su cuenta de IG solo para detenerla”.

Shelburne dijo que Curran no se había dado cuenta de lo mucho que su interacción con la famosa pareja había molestado a los fanáticos hasta que llegó a casa y vio mensajes de texto de amigos y revisó sus cuentas de redes sociales.

Curran le dijo a Shelbourne que ella había invitado a la pareja a los juegos antes y que no había nada inusual en las interacciones de la noche anterior. Ella les preguntó si querían bebidas y se las llevó.

“Curran dice que Jay-Z pidió un vodka con refresco. Ella le preguntó si él quería limón”, escribió Shelburne. “Pero había ruido en el Oracle y ella no podía escuchar, así que se inclinó. De ahí es de donde vienen las fotos en las que Beyoncé la mira con recelo”.

“Curran dice que luego fue a buscar esas bebidas. ‘No hubo hostilidad. Estaba tratando de ser una buena anfitriona’, dijo. ‘Nunca he experimentado el ciberacoso de esta manera. No puedo creer que nuestros jugadores pasen por esto. Que los niños pasen por esto”.

Beyoncé y Jay-Z no han respondido públicamente a la reacción alrededor de la foto.