CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

Astrónomos encontraron dos nuevos planetas que podrían albergar vida

Por AJ Willingham

(CNN) — ¿Hay alguien en casa? Los astrónomos han localizado dos planetas que orbitan alrededor de una estrella cercana que cumple con casi todos los requisitos para albergar la vida. Son casi exactamente de la misma masa que la Tierra, tienen miles de millones de años (lo que significa que la vida podría haber tenido tiempo de evolucionar), y están orbitando su estrella a una distancia que apoyaría el flujo de agua y las temperaturas habitables.

MIRA: Misión de la NASA encuentra un nuevo planeta y estudia las estrellas más prometedoras para sustentar la vida

Los dos planetas orbitan la estrella de Teegarden, una antigua estrella que está a solo 12 años luz de la Tierra –”solo” es relativo: 12 años luz es igual a 113.523.125.760.000 kilómetros–. La investigación sobre los planetas y su sol, publicada en la revista Astronomy and Astrophysics, revela que la estrella de Teegarden parece ser estable, sin grandes erupciones solares u otras actividades violentas que podrían amenazar el potencial de vida de los dos prometedores candidatos.

LEE: Colisión con un planeta del tamaño de Marte hizo posible la vida en la Tierra, según estudio

Si la velocidad estimada de la órbita y la rotación son precisas, y no hay factores inesperados en el sistema solar que interrumpan los otros cálculos de los astrónomos, los dos planetas de Teegarden podrían albergar entornos rocosos y corrientes de agua. Sin embargo, todas estas suposiciones son estimaciones y, por ahora, no son observaciones de primera mano. Los descubrimientos de planetas en el sistema de Teegardan son parte de un esfuerzo mayor por parte de los astrónomos para ubicar planetas potencialmente vitales para refinar la observación y la tecnología de investigación —como los telescopios de alta potencia— para aprender aún más sobre ellos.