CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Asia

Ensayo de piel artificial ofrece esperanza a las víctimas del ataque con ácido en Pakistán

Por Suddaf Kauser Chaudry

Lahore, Pakistán (CNN) — Cuando el centro de quemaduras en el Hospital Jinnah en la ciudad paquistaní de Lahore trata a las víctimas de ataques con ácido, tiene que usar piel importada que cuesta al menos 900 dólares por dos centímetros cuadrados, un costo demasiado alto para las víctimas de este tipo de ataque, que suelen ser pobres, mujeres y vulnerables.

Pero el Centro de Cirugía Reconstructiva y Quemaduras de Jinnah está desarrollando una nueva forma de piel artificial rentable que podría revolucionar la vida de los cientos de mujeres pakistaníes que son víctimas de ataques con ácido cada año.

El Dr. Rauf Ahmed, profesor asistente en el centro, dice que su avance provino de la sustitución de la tripsina, una enzima que se usa para cultivar piel artificial, con cloruro de sodio, más conocido como sal, que es una sustancia mucho más barata y más disponible. Él dice que esta técnica innovadora costará solo 5 dólares por cada dos centímetros cuadrados.

La piel artificial de Ahmed se probó inicialmente en animales, que fueron monitoreados durante seis meses. El primer ensayo humano comenzó en octubre de 2018 y está previsto que finalice este verano.

La unidad de quemados está probando la piel artificial en cinco hombres y ocho mujeres, seis de los cuales fueron víctimas de un ataque con ácido. El resto estaba siendo tratado por quemaduras sufridas durante un incendio. Los pacientes fueron monitoreados por contaminación bacteriana y los resultados, según Ahmed, fueron sobresalientes, sin efectos secundarios.

LEE: Padre fue declarado culpable de planear ataque con ácido a su hijo de 3 años

publicidad

La piel humana generalmente se obtiene de dos maneras: ya sea de otra área del cuerpo de un paciente o de un cadáver, algo que a menudo es escaso y costoso. Los injertos de piel tampoco se pueden almacenar fácilmente o durante un largo período de tiempo, solo 10 días, a 4 grados centígrados, en una gasa humedecida con solución salina.

Dr. Rauf Ahmed working in his lab.

El doctor Rauf Ahmed trabajando en su laboratorio.

Gran promesa

La Fundación Depilex Smile Again en Lahore ayuda a cientos de víctimas de ataques con ácido al año y paga la cirugía para reconstruir sus caras.

Según el gerente del programa, Abdiya Shaheen Qadri, cada víctima necesita aproximadamente 30 o 40 cirugías e injertos de piel para reparar el daño, lo que puede costar hasta 600 dólares por procedimiento. Acogió con satisfacción la iniciativa de desarrollar pieles artificiales asequibles.

«Las víctimas son de [áreas remotas como] Khyber Pakhtunkhwa o South Punjab y nunca podrían pagar este procedimiento», dijo Qadri, y agregó que la mayoría de las víctimas son mujeres que rechazan las propuestas de matrimonio.

«Muchas de las mujeres atacadas con ácido aquí están resignadas a la servidumbre, por lo tanto, no es posible acceder a la atención médica».

Josephine Barkat y Salma Arif son dos beneficiarias del apoyo de Smile Again.

MIRA: Lo que le dijo el papa Francisco a esta víctima de ataque con ácido le cambió la vida

Barkat tenía solo cuatro años cuando fue atacada con ácido debido a un desacuerdo entre su hermano y un Imam local. Perdió el ojo, fue quemada del cuello hacia abajo y sufrió múltiples injertos de piel dolorosos. «Fue tan doloroso. No podía mover mi cuello. Estaba completamente inmóvil», dijo. «He recuperado mi vida gracias a Smile Again».

Josephine Barkat was only four years old when she was attacked with acid. She lost her eye and was burned from the neck down.

Josephine Barkat tenía solo 4 años cuando fue atacada con ácido. Perdió un ojo y fue quemada del cuello hacia abajo.

Arif, que tenía tres años cuando sufrió quemaduras en más del 89% de su cuerpo, también recibió un amplio apoyo financiero de la organización para la cirugía reconstructiva. Ella señala sus labios, alguna vez sostenidos en su lugar con cables. Ella dijo que se sentía aprensiva sobre el uso potencial de la piel artificial. «No estoy tan segura», dijo ella. «No es de mi propio cuerpo; no estoy segura de si se gelificará».

Primer paciente

El primer receptor de piel artificial en el hospital de Jinnah fue un hombre a quien se le implantó una piel artificial en la frente. Ahmed dijo que no había contraído ninguna infección o contaminación de la piel sustituta y que las cicatrices no eran visibles. Todos los pacientes se recuperaron de ocho a 10 días después de la implantación. La unidad ha recibido la aprobación para desarrollar la piel artificial para uso clínico del Centro de Excelencia en Biología Molecular en Lahore.

Patient A: First Recipient of Skin Transplant.

Paciente A: Primer receptor del transplante de piel.

Ahmed y su equipo en el hospital Jinnah no son los únicos que experimentan con piel artificial en Pakistán. En Islamabad, los científicos paquistaníes han desarrollado una nanopartícula que regenera y cura la piel quemada.

El equipo ha superado con éxito los ensayos clínicos y está buscando inversionistas. Creen que la ciencia ayudará a frenar 265.000 muertes que, según la Organización Mundial de la Salud, son causadas por quemaduras en la piel, tanto por ataques de ácido como por incendios.

Un tipo de piel artificial se está utilizando en Estados Unidos y en la India; una tecnología similar ha sido diseñada por investigadores del Instituto Indio de Tecnología de Hyderabad.

Francis Gugen, presidente ejecutivo de la organización de investigación médica RAFT, dice que «los sustitutos de la piel son propensos a problemas inmunológicos como el rechazo. Actualmente no hay un sustituto de la piel que pueda superar esto. Sin embargo, la piel artificial puede convertirse en un tratamiento revolucionario para las heridas que puede que no se curen de forma natural, como los ataques de ácido».

Además, explicó que hay un fuerte enfoque en los injertos de piel de cadáveres que escasean, ya que la piel artificial puede aliviar esta dependencia.

Su caridad apoyó el desarrollo de Skin Matrix, una nueva técnica que ayuda a la piel a regenerarse sin la necesidad de injertos de piel. La nueva tecnología está experimentando una segunda ronda de ensayos clínicos.

LEE: Un niño de 3 años resulta gravemente herido por ataque con ácido en Reino Unido

«Ha llegado el momento en que los pacientes no quieren experimentar otro injerto de piel doloroso», dijo. «La piel artificial remediará esto».

Los injertos de piel humana típicamente requieren un largo período de recuperación que puede ser doloroso. Sin embargo, la piel artificial se implanta en la herida, donde se integra con la propia piel de los pacientes, lo cual es menos doloroso y, en consecuencia, reduce el período de recuperación.

La gente «me mira como si fuera una especie de extraterrestre»

El ácido se ha convertido en una forma barata y brutal de vengarse de las mujeres que rechazan las propuestas de matrimonio o de otras transgresiones percibidas.

«El 96% de ácido sulfúrico se puede comprar en las ferreterías. Sin ninguna identificación o licencia, no se puede rastrear; se compra con efectivo, por lo tanto, no hay cadena», dijo Jaf Shah, director ejecutivo de Acid Survivors Trust International.

Arif vive en un área rural a las afueras de Lahore y, como resultado de las heridas y cicatrices que sufrió, ella dijo que se sentía excluida.

Salma Arif endured painful skin grafts. She was three years old when she was attacked with acid.

Salma Arif soportó los dolores injertos de piel. Tenía 3 años cuando fue atacada con ácido.

«Los niños y los adultos me miran como si fuera una especie de extraterrestre», dijo.

Si la técnica de Ahmed se convierte en un tratamiento viable, podría revolucionar la vida de las víctimas de ataques con ácido. Pero Javed Akram, jefe del departamento de medicina de la Universidad de Lahore, dijo que el trauma psicológico de tales ataques también debe ser abordado.

«He estado lidiando con víctimas de ataques con ácido durante décadas, los extremos de violencia perpetrados por el padre o familiares. Cuando acuden a nosotros, no solo son sus quemaduras sino al paciente completo a quien tenemos que tratar», dijo Akram.

Mehdi Hasan, de la Comisión de Derechos Humanos de Lahore, dijo que la policía no ayuda a las víctimas ni trata a los atacantes de manera significativa y que el gobierno carece de liderazgo en este tema.

El gobierno de Pakistán introdujo una legislación en 2011 para abordar ataques con ácido, pero muchos han argumentado que el gobierno debe revisar la ley, ya que no ha actuado como elemento disuasorio.

Según la Fundación de Sobrevivientes de Ácido de Pakistán, se registraron 22 víctimas en 2018 y 37 en 2017. Sin embargo, es difícil encontrar cifras firmes y las estimaciones varían ampliamente.

La Comisión de Derechos Humanos de Pakistán dijo que hay más de 400 víctimas de ataques con ácido cada año y la Fundación Smile Again dijo en una declaración que «el crimen es significativamente subregistrado, por lo que las cifras oficiales no representan la realidad en el terreno. Tenemos cientos de víctimas solicitando nuestra asistencia en todo el país».

MIRA: Ataques con ácido en Colombia y el caso que cambió las leyes

A Shireen Mazari, ministra pakistaní de Derechos Humanos, se le pidieron repetidamente sus comentarios sobre la situación, pero no respondió.

Los ataques con ácido también están aumentando a nivel mundial, con lugares como el Reino Unido que ve cómo se usa el ácido en los ataques contra hombres jóvenes. Según Acid Survivors Trust International, hay más de 1.500 ataques con ácido registrados en todo el mundo y el 80% de las víctimas son mujeres.

Muchos de los pacientes en la Unidad de Quemaduras de Jinnah le dijeron a CNN que quizás nunca se vean igual que antes. Ahmad espera que su nueva forma de piel artificial ofrezca una alternativa a los sobrevivientes y los costosos injertos de piel que son una experiencia dolorosa y debilitante.

Sin embargo, le preocupa que las compañías poderosas que importan piel puedan intentar evitar que su nueva técnica se use ampliamente.

«Espero que mi método se extienda por todo el país. La piel que he desarrollado se puede almacenar hasta por dos años», dijo Ahmad.

«Apoyará a las víctimas en la mayoría de las provincias rurales para que tengan la oportunidad de luchar, donde en el pasado… la tasa de mortalidad fue muy alta».