CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ecuador

Pareja se casa en la misma oficina que hace 6 años les impidió contraer matrimonio en Ecuador

Por Ana María Cañizares

(CNN Español) — Pamela Troya y Gabriela Correa, la pareja que inició en 2013 su lucha por el matrimonio entre personas del mismo sexo, contrajeron matrimonio civil en Quito este lunes.

Las dos activistas LGBTQ se casaron en la misma oficina del Registro Civil que hace exactamente 6 años les impidió contraer matrimonio por no ser “hombre y mujer”.

Ellas son reconocidas por la comunidad LGBTQ como la primera pareja del mismo sexo en luchar abiertamente por el derecho al matrimonio igualitario.

Pamela Troya, emocionada, dijo a los periodistas: «Una lucha de 6 años se concreta el día de hoy. ¿Por qué escogimos el 5 de agosto? Porque hace exactamente hace 6 años estuvimos aquí, a esta misma hora, en este mismo Registro Civil y nos dijeron que no, que para poder casarnos teníamos que ser hombre y mujer. Hemos vuelto la misma fecha, al mismo Registro Civil, a la misma hora, para ahora decir que sí acepto, que somos dos novias y que nos vamos a unir una mujer con una mujer».

El pasado 12 de junio la mayoría de magistrados de la Corte Constitucional de Ecuador mediante dos sentencias reconocieron el matrimonio civil igualitario en el país. Las sentencias entraron en vigencia el 10 de julio de este año con la publicación en el Registro Oficial.

LEE: Corte Constitucional de Ecuador se pronunció favorablemente sobre consultas relacionadas con el matrimonio igualitario

publicidad

El 18 de julio, en Guayaquil, Michelle Avilés y Alexandra Chávez se convirtieron en la primera pareja del mismo sexo en contraer matrimonio civil en el país. A partir de ese día más parejas han acudido al Registro Civil para contraer matrimonio.

Organizaciones y activistas que defienden los derechos de la comunidad LGBTQ consideran que el reconocimiento legal del matrimonio entre personas del mismo sexo constituye un avance para la sociedad ecuatoriana.