CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Venezuela

¿Está perdida Venezuela?

Por David Bittan

Nota del editor: David Bittan Obadía es abogado, escritor, analista de temas políticos e internacionales, columnista del diario El Universal de Venezuela y colaborador de otros medios de comunicación. Ha participado en el Congreso Judío Mundial y es expresidente de la Comunidad Judía de Venezuela.

(CNN Español) — Hoy hay una serie de razones para entender que Venezuela tiene un futuro poco prometedor.

Criticar a la oposición es el ejercicio más injusto que podamos hacer. Que hubo decisiones no acertadas, o poca coherencia, es cierto, pero reunir a grupos políticos tan heterogéneos dentro de una unidad es digno de admiración.

Hemos transitado estas décadas autogenerando expectativas con base en circunstancias. Nos hemos aferrado a los tuits de Mr. Trump y su gente; hemos confiado en que todas las opciones estaban sobre la mesa, pero la realidad es que nadie resolverá nuestro problema.

La oposición venezolana es heroica, sin excepción. Inclusive, mi reconocimiento va hasta hacia aquéllos con los que no comulgo, ni hablar de los que están encarcelados en el olvido. La historia los tildará de héroes. A ellos no hay que abandonarlos.

Venezuela es, hoy, un país saqueado, en situación de miseria, sin sector privado, que depende de las limosnas que llegan de las remesas, de las cajas de comida del programa CLAP, de la gasolina rusa y del saqueo del oro. Los rusos y los chinos se pelean por el botín del Arco Minero y de la Faja Petrolífera del Orinoco, ni hablar de los iraníes y otros que buscan sus propios intereses, lo cual le costará muy caro a la región, incluyendo a los estadounidenses.

MIRA: Maduro anuncia aumento de inversión china-venezolana

A tanta desgracia se le suman las sanciones impuestas por Estados Unidos, las cuales sólo afectarán a las clases media y baja de la población. Esta política estadounidense ha fracasado en la historia, y para muestra tenemos a Corea del Norte, Cuba e Irán.

Las sanciones consolidan las tiranías, amplían la pobreza y no hay manera de salir de un gobierno con una población en miseria extrema, la cual sólo se ocupa de intentar sobrevivir y tiene que acudir al Gobierno para recibir ayuda. Las sanciones para nada afectan a quienes lo han destruido todo.

Tal y como dice una buena amiga: lo de Argentina, la falta de estrategia en Venezuela y un AMLO que manda en México representan un mal presagio en cuanto al futuro cercano de nuestro país.

Lo de Venezuela depende de otros, sobre todo, a mi parecer, de los rusos quienes han hecho mucho daño financiando por décadas la desestabilización en la zona a través de Cuba.