CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Así reaccionaron en Colombia y a nivel internacional por el anuncio de la disidencia de las FARC

Por CNN Español

(CNN Español) — El anuncio de que la disidencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) continuará la lucha armada también provocó reacciones a nivel nacional e internacional.

El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo en un mensaje grabado que “Colombia no acepta amenazas de ninguna naturaleza, y mucho menos del narcotráfico. Los colombianos debemos tener claridad de que no estamos ante el nacimiento de una nueva guerrilla, sino frente a las amenazas criminales de una banda de narcoterroristas que cuenta con el albergue y el apoyo de la dictadura de Nicolás Maduro”, en Venezuela.

“Le he solicitado al Fiscal General de la Nación emitir las órdenes de captura necesarias para enfrentar los delitos que se evidencian en el video y que son un ataque frontal a toda la institucionalidad y la sociedad colombiana”, añadió en su mensaje.

También en Colombia, el expresidente Álvaro Uribe dijo en Twitter que “el país tiene que ser consciente que proceso de paz no hubo, sino el indulto para algunos responsables de delitos atroces a un alto costo institucional”.

El también expresidente Juan Manuel Santos, bajo cuyo gobierno se firmó el acuerdo de paz con las FARC en 2016, dijo en Twitter que “el 90%” de las FARC sigue en el proceso y que a ellos se les tiene que seguir cumpliendo.

El excomandante de las FARC Rodrigo Londoño, más conocido como ‘Timochenko’, dijo en Twitter que “las grandes mayorías seguimos comprometidos con lo acordado… estamos con la paz”. Y en otro tuit añadió que “a pesar de los obstáculos y dificultades, estamos convencidos que el camino de la paz es acertado”.

Más tarde, el también presidente del partido político FARC dijo en un mensaje leído ante los medios que: “con sinceridad, sí, sentimos vergüenza. Yo le pido disculpas al pueblo colombiano, a la comunidad internacional, a los países como Cuba y Noruega que se han fajado tanto en apoyarnos en este proceso. Pero también, a la vez, el mensaje de optimismo de que aquí, aquí estamos la gran mayoría, y modestia aparte, estamos los mejores que hemos enfrentado ese proceso”, dijo.

 

Humberto De la Calle, exjefe negociador del Gobierno en los acuerdos de paz, se pronunció por medio de un comunicado en Twitter.

“El Acuerdo de Paz de 2016 es un logro histórico que no tiene marcha atrás. No es esta la primera ni será la última crisis del proceso”, dijo.

“Hacemos un llamado a todos los colombianos y colombianas a arropar el proceso de paz. Rechazamos y condenamos enérgicamente que la gran mayoría de los hombres y mujeres de las FARC han cumplido con lo pactado y los invitamos a continuar con su proceso de reincorporación a la vida civil, que cada día están dando más frutos”.

Por su parte, el alto comisionado para la Paz de Colombia, Miguel Ceballos, aseguró que el grupo de disidentes de las FARC “está inspirado en el narcotráfico”.

En una conferencia en Washington, Ceballos agregó que las autoridades “intuyen” que este grupo de guerrilleros se encontraría en Venezuela. El Alto Comisionado para La Paz dijo que al anunciar una alianza con el grupo guerrillero ELN, el grupo de disidentes que retoman las armas muestran una “debilidad militar y estratégica”. 

El anuncio también generó importantes reacciones a nivel internacional.

En una declaración la embajada de Estados Unidos en Colombia dijo que Washington “repudia enérgicamente los recientes llamamientos para que se vuelva al conflicto y la violencia del pasado en Colombia”.

“Estados Unidos ratifica su firme apoyo al Gobierno de Colombia en su determinación de implementar el acuerdo de La Habana y asegurar la paz justa y duradera que el pueblo colombiano merece”, dijo el mensaje de la embajada.

“La implementación exitosa del acuerdo de paz es vital para el progreso sostenible en seguridad, estabilidad, la lucha contra el narcotráfico, el fortalecimiento de los derechos humanos y el desarrollo económico”, añadió.

Asimismo, la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, dijo en un comunicado que “rechaza y condena enfáticamente el anuncio del rearme de un reducido grupo de excombatientes de las FARC-EP el día de hoy”.

“La Misión y el Equipo de País de la ONU en Colombia reiteran su pleno compromiso con la construcción de paz en Colombia, de la mano de las partes, de la sociedad colombiana y de la comunidad internacional”, agregó.

José Miguel Vivanco, director ejecutivo de Human Rights Watch, División América, dijo en Twitter sobre la disidencia de las FARC que “debe caer todo el peso de la ley sobre estos bandidos para que finalmente rindan cuentas ante la justicia.

 

En tanto, a través de un comunicado, el Gobierno de España “condena firmemente la decisión de un grupo de excombatientes de las FARC liderados por Luciano Marín Arango alias ‘Iván Márquez’ de volver a las armas, lo que constituye una flagrante violación del Acuerdo de Paz de 2016. En ningún caso la violencia constituye una vía legítima para la defensa de las ideas políticas”, dice el comunicado.

Por otro lado, Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y quien es reconocido como presidente interino por más de 50 naciones, dijo que respalda totalmente las acciones del presidente de Colombia, Iván Duque, y le brindó total apoyo para “luchar contra el narcoterrorismo”.

En un comunicado, Guaidó rechazó que “alias Iván Márquez” haya usado territorio venezolano para grabar el video en el que anunció la vuelta a las armas de una disidencia de las FARC.