CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Sexualidad

El ejercicio más intenso está relacionado con una mejor vida sexual, según un estudio exploratorio

Por Sandee LaMotte

(CNN) — No hay nada mejor para tu salud que el ejercicio. Y eso también se aplica a la salud de tu vida sexual.

“Los hombres y las mujeres sanos tienden a tener una mejor función sexual”, dijo la Dra. Lauren Streicher, directora médica del Centro de Medicina Sexual del Noroeste. “Porque casi cualquier enfermedad médica puede afectar la respuesta sexual normal”.

El ejercicio aeróbico es especialmente bueno para mejorar la aptitud cardiovascular, que estimula el flujo sanguíneo en todo el cuerpo, incluida el área genital.

“Cualquier cosa que afiance el sistema cardiovascular va a afianzar la respuesta sexual de un hombre o una mujer”, dijo la terapeuta sexual y educadora Laura Berman. “Cuanto más saludable sea tu flujo sanguíneo, mejor será tu excitación”.

En las mujeres, el flujo sanguíneo es “crucial”, dijo Berman, “porque es el componente fundamental que crea la lubricación. Por lo tanto, un mejor flujo sanguíneo ayuda con la congestión, la sensación y la lubricación en las mujeres, así como con las erecciones en los hombres”.

¿Cuánto ejercicio se necesita para mantenerse saludable? Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan al menos 150 minutos de intensidad moderada o 75 minutos de actividad aeróbica vigorosa cada semana. Caminar a paso ligero o andar en bicicleta son dos ejemplos de ejercicio moderado; un movimiento vigoroso sería trotar, andar en bicicleta a mayor velocidad o jugar baloncesto o fútbol.

Ahora, un nuevo estudio publicado en el volumen de agosto del Journal of Sexual Medicine sugiere que los niveles más altos de ejercicio aeróbico pueden mejorar aún más el rendimiento sexual, la resistencia y el deseo en hombres y mujeres activos.

“Lo interesante es que encontramos una relación de dosis … ya que más ejercicio, especialmente en mujeres, resultó en mayores beneficios”, dijo el autor principal, el Dr. Benjamin Breyer, jefe de urología en el Hospital General y Centro de Trauma Zuckerberg San Francisco.

Los participantes fueron reclutados en clubes de correr, nadar y andar en bicicleta, dijo Breyer, por lo que todos eran atletas aficionados “realmente activos, realmente interesados en los deportes”.

“Esta es una cohorte especial de personas”, dijo Breyer, “así que no es la persona promedio. Este es un grupo bastante en buena forma física”.

Los hombres que corrieron un ritmo de una milla (1,6 kilómetros) cada 7 minutos durante 4 horas y media por semana tenían un 23% menos de probabilidades de disfunción eréctil.

Pero los resultados fueron aún más sorprendentes para las mujeres. Correr el mismo ritmo de una milla cada 7 minutos por solo 4 horas a la semana se asoció con una probabilidad reducida de 30% de disfunción sexual femenina.

“Las mujeres que estaban más en forma reportaron la menor disfunción sexual”, dijo Breyer. “Tenían menores dificultades para la excitación, la menor disfunción del orgasmo”.

Breyer señala que el estudio fue solo exploratorio, ya que se realizó en línea y se basó en niveles de ejercicio y disfunción sexual informados por los participantes.

“No podemos decir de manera concluyente que una es causa de la otra”, dijo Breyer, especialmente porque muchas otras cosas pueden afectar la satisfacción sexual, como la autoestima, el buen sueño y la calidad de una relación.

¿Qué hay de nosotros los fanáticos del sillón?

Entonces, ¿este estudio exploratorio se aplica a la mayoría de nosotros que estamos … ejem … un poco menos en forma? Quizás, dicen los expertos.

Se ha demostrado que el ejercicio mejora la excitación sexual psicológica en las mujeres y la disfunción eréctil en los hombres, dijo el cardiólogo de Raleigh, Dr. Kevin Campbell, quien no participó en el estudio.

En un estudio, hombres de mediana edad sedentarios asignados a participar en un programa de ejercicio vigoroso durante nueve meses informaron una actividad sexual más frecuente, una mejor función sexual y una mayor satisfacción”, dijo Campbell.” Aquellos cuyos niveles de condición física aumentaron más vieron las mayores mejoras en su vida sexual”.

Pero eso no significa que todos deberían comenzar un entrenamiento de alta intensidad, advirtió Campbell, especialmente sin el consejo de un médico.

“El estudio nos muestra que existe una asociación, pero no sabemos exactamente si ‘más es mejor “, dijo Campbell.

“¿Necesitas tener buena salud cardiovascular para tener un orgasmo? Sí. ¿Para tener excitación? Sí, porque necesitas buenos vasos sanguíneos”, dijo Streicher. Pero subraya que si una mujer tiene relaciones sexuales dolorosas o no puede tener un orgasmo, es probable que eso no se solucione con más ejercicio.

“Si tienes un problema sexual específico , la solución no es hacer ejercicio “, dijo Streicher. “La solución es consultar a un experto en eso para obtener la ayuda necesaria”.