CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Defensa

Venezuela y Brasil tienen altas tasas de civiles muertos a manos de agentes estatales, dice informe

Por CNN Español

(CNN Español) — En 2017 se registraron 4.998 civiles muertos por agentes del Estado en Venezuela, 4.670 civiles muertos en Brasil, 371 en México, 407 en El Salvador y 169 en Colombia. Estos son los hallazgos del estudio Monitor Uso de la Fuerza Letal en América Latina, que hizo un análisis comparativo entre estos cinco países.

MIRA: Amnistía Internacional reporta homicidios a manos de la Policía en Brasil

El informe, publicado en agosto de este año, señala que el abuso de la fuerza por parte de agentes estatales es un problema de muchos países de la región, y que muchas veces se presenta como un «costo inevitable de la seguridad».

«A pesar del importante número de personas muertas a manos del Estado, la gran mayoría de casos de uso de la fuerza letal no son investigados al presumir que se dieron en un contexto que los hace legítimos. Como consecuencia, no existe rendición de cuentas, asunción de responsabilidades ni tampoco incentivos para contener el uso excesivo de la fuerza letal. En diversos países, los informes de derechos humanos señalan la existencia de abusos de la fuerza letal o ejecuciones extrajudiciales por parte de policías y militares», dice el reporte del Programa Monitor de Uso de la Fuerza Letal en América Latina.

MIRA: Amnistía Internacional pide investigar la muerte de una niña migrante guatemalteca

Para analizar la situación en estos países, el informe tomó en cuenta una lista indicadores divididos en dos grupos: indicadores de incidencia de uso de la fuerza letal e indicadores de abuso de la fuerza letal. A estos se sumaron una serie de indicadores de contexto.

Es importante destacar que el análisis no puede determinar en qué eventos el uso de la fuerza fue «excesivo o ilegal, pues esto implica un análisis de las circunstancias concretas del caso, algo que es ajeno a los indicadores. La determinación de la legalidad de un caso concreto sólo puede ser establecida por una investigación a través del sistema de justicia penal que no puede ser sustituida por un sistema de indicadores».

No obstante, señalan, los indicadores sí pueden «determinar si, en un conjunto de casos, el uso ha sido abusivo».

De los hallazgos del informe resalta la situación de Venezuela y México, países donde la información provino de la prensa por «falta de información», según afirma la investigación.

MIRA: Acusaciones de tortura y ejecuciones extrajudiciales en Venezuela

«En Venezuela fue posible acceder al número de civiles muertos, pero sólo en función de una divulgación ocasional de funcionarios públicos, no de una publicación regular de las informaciones. En México, la información oficial fue aún más escasa que en Venezuela, ya que sólo se publicaron las cifras oficiales de agentes del Estado muertos», explica.

Para esta organización, esto demuestra la falta de transparencia de los países de la región frente a este tema.

Las protestas de la oposición en Venezuela . Foto de archivo.
(Crédito: Horacio Siciliano)

Mira los principales hallazgos del informe:

1. La tasa de víctimas civiles en Venezuela es extremadamente alta

Aunque Brasil tiene una población mucho mayor a la de Venezuela, el número de muertes civiles en el país controlado por Nicolás Maduro es el más alto de los 5 estados comparados.

En Venezuela, según el reporte, hay 15 muertos civiles por cada 100.000 habitantes «un registro mayor que la tasa de homicidios en la gran mayoría de los países del mundo».

2. Agentes del Estado víctimas de homicidio mientras ejercían sus funciones

La lista de agentes muertos por cada 1000 agentes la lidera México (0,5), seguido de Colombia y Venezuela con 0,3 (aunque Venezuela es fuente de prensa). Brasil y El Salvador están en la parte baja de la lista (0,1).

3. Abuso de fuerza: un caso extremo en Venezuela

En este país, más de un cuarto de los homicidios son por «intervención de los agentes del Estado». Colombia, por su parte, es el único país que revela valores reducidos. Así queda la lista de porcentaje de homicidios por intervención del Estado:

Brasil: 7,3%
Colombia: 1,5%
El Salvador: 10,3%
México (de prensa y posiblemente subestimado): 1,2%
Venezuela: 25,8%

Operativo de la policía militar en una favela de Brasil el 1 de febrero de 2018. (MAURO PIMENTEL/AFP/Getty Images)

El efecto del abuso de la fuerza letal

Además de las víctimas, el uso excesivo de la fuerza de agentes del Estado tiene efectos negativos pues » erosiona la imagen de las instituciones de seguridad –y del Estado, en general», explica el documento, y «puede propiciar el incremento de la violencia».

Los riesgos también son para los policías y militares, pues se incentiva la violencia contra ellos.

MIRA: Opositores encarcelados son sometidos a horribles torturas en Venezuela, denuncian familiares

Brasil y Venezuela: casos ya documentados de abuso de fuerzas del Estado

En Venezuela tanto organismos internacionales como Amnistía Internacional y la ONU han denunciado el “uso generalizado y sistemático de fuerza excesiva”, especialmente en el marco de las protestas en el país, por parte de las fuerzas policiales y agentes del Estado.

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, presentó en julio un informe en el que señala que “existen motivos razonables para creer que se han cometido graves violaciones de los derechos económicos y sociales” en Venezuela, entre ellas abuso de las fuerzas del Estado.

El asediado presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fue crítico sobre el y dijo cuando fue presentado que es un informe “cargado de mentiras, manipulaciones, de datos inexactos, de datos falsos”.

En Brasil, por su parte, según un informe de Human Rights Watch de enero de 2018, «los abusos policiales continúan sin freno». Para HRW, la situación la agravan proyectos legislativos como el que no permite que miembros de fuerzas armadas «acusados de uso ilegal de la fuerza contra civiles sean juzgados en la justicia penal ordinaria, y traslada esos juicios a la justicia militar».

En agosto de 2019, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en una entrevista en YouTube, expresó su apoyo a la ley pues afirmó que «el delincuente tiene más derecho que el ciudadano de bien» y que los delicuentes «morirán en la calle como cucarachas, y tiene que ser así».