CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Brasil

Brasil

Adolescente brasileño fue azotado por intentar robar un chocolate

Por Ana Melgar

(CNN Español) —  Dos guardias de seguridad privada de un supermercado en Sao Paulo están bajo investigación por presuntamente haber torturado a un joven de 17 años que supuestamente intentó robarse un chocolate, informó la Policía Civil de Sao Paulo.

Según la policía civil del estado, cuando los guardias de seguridad descubrieron que a un joven pretendía llevarse el chocolate sin pagarlo, lo detuvieron y lo llevaron a un cuarto en la parte trasera del supermercado. De acuerdo al reporte del servicio estatal de noticias, Agencia Brasil, las autoridades aseguran que los guardias de seguridad lo desnudaron y amordazaron, ataron sus manos y procedieron a golpearlo con un cable eléctrico durante 40 minutos.

Este lunes el joven brindó su testimonio a las autoridades. Explicó que, aunque el incidente ocurrió en agosto, no denunció a los guardias de seguridad por temor a su vida. El joven asegura uno de ellos lo amenazó a muerte si contaba lo que había pasado.

Advertencia: imagen perturbadora

El caso está siendo investigado la policía de Vila Joaniza en Sao Paulo y lo asiste el Consejo Estatal para los Derechos Humanos. Ariel de Castro Alves, del consejo para los derechos humanos, dijo que se le está brindando asistencia al adolescente y evaluando si necesita apoyo psicológico.

La agencia estatal Agencia Brasil reportó este martes que la línea de supermercados involucrada en el incidente “repudió la actitud” de los guardias de seguridad y aseguró colaborará con la investigación de las autoridades.

En Brasil es considerado tortura cuando una persona es sujeta a violencia y a sufrimiento físico emocional. Según las leyes brasileñas, la tortura es un crimen de odio y es penalizado con dos a ocho años de cárcel.