CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Asia

Casi 150 tigres fueron rescatados de un templo tailandés. Ahora, más de la mitad están muertos

Por Julia Hollingsworth

(CNN) — Más de la mitad de los tigres rescatados de un templo tailandés hace tres años han muerto debido a enfermedades infecciosas y enfermedades relacionadas con la endogamia.

En 2016, 147 tigres fueron retirados del controvertido «Templo del Tigre» de Tailandia en la provincia de Kanchanaburi, al oeste de la capital del país, Bangkok, que se convirtió en una atracción turística donde los visitantes podían posar con los grandes felinos residentes.

Pero el lunes, el Departamento de Parques Nacionales, Vida Silvestre y Conservación de Plantas (DNP) de Tailandia anunció que 86 de los 147 tigres rescatados del templo budista habían muerto. Los tigres están clasificados como especie en peligro por el Fondo Mundial para la Naturaleza.

Veterinarios tailandeses sedaron a los tigres en el templo Wat Pha Luang Ta Bua el 1 de junio de 2016, en la provincia de Kanchanaburi, Tailandia.

Según un comunicado de prensa del DNP, los tigres murieron debido a dos razones: una enfermedad respiratoria y el virus del moquillo canino, una enfermedad grave y altamente infecciosa que a menudo afecta a los perros, pero se ha encontrado en una amplia variedad de grandes felinos y otras especies.

El subdirector general del departamento, Prakit Wongsriwattanakul, dijo en un comunicado que la mayoría de los tigres rescatados eran endogámicos.

publicidad

Cuando los tigres fueron removidos en junio de 2016, se veían «bastante saludables», dijo Adisorn Noochdumrong, subdirector general de DNP en ese momento. Los tigres fueron llevados a un nuevo hogar en un santuario gubernamental en la provincia de Ratchaburi, a unos 90 km al sur de la provincia de Kanchanaburi, donde se encontraba el templo.

Esperando que suceda el desastre

Según Edwin Wiek, director y fundador de la ONG tailandesa Wildlife Friends Foundation (WFF), el rescate de los tigres fue un «desastre que estaba esperando suceder» ya que las autoridades hicieron un trabajo que no habían planeado adecuadamente y no escucharon el consejo de organizaciones como la suya.

Wiek dijo que WFF había sugerido hace tres años que los cachorros y las tigres hembras deberían separarse, y que todos los tigres deberían ser esterilizados. En cambio, mantuvieron a los tigres en pequeñas jaulas, donde las enfermedades podrían propagarse fácilmente.

«Las autoridades deberían haber pedido ayuda desde afuera, pero en cambio insistieron en hacer todo el trabajo ellos mismos», dijo. «Espero que se aprendan lecciones de este caso, pero tendremos que esperar y ver».

CNN se ha comunicado con las autoridades tailandesas para hacer comentarios.

  • Mira: Aumenta la población de tigres en la India

¿Por qué fueron rescatados los tigres?

Algunos de los tigres fueron rescatados después de un descubrimiento espeluznante.

En junio de 2016, las autoridades descubrieron los restos de 40 cachorros de tigre recién nacidos en congeladores en el templo. También se descubrió un cuerno de vaca, una cornamenta de ciervo y el cuerpo de un binturong, un gato montés del sudeste asiático.

La Wildlife Conservation Office (WCO) comenzó a investigar el templo, y si estaba contrabandeando partes de tigres. Como parte de un acuerdo de 2001 con la WCO, al templo se le permitió cuidar a los tigres siempre que no los utilizara para obtener ganancias o para su reproducción. Pero las autoridades fueron presionadas para que tomaran medidas enérgicas luego de que turistas se quejaran de que habían sido atacados por tigres mientras caminaban entre ellos.

Poco después del descubrimiento de los cadáveres de los cachorros, autoridades armadas con pistolas tranquilizantes intentaron capturar a los tigres, que estaban «vagando por todas partes», según la WCO.

Cinco hombres, incluidos tres monjes, fueron acusados de posesión de partes de animales en peligro sin permiso.

— Akanksha Sharma y Sareena Dayaram contribuyeron a este informe.