CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Inmigrantes indocumentados

Una niña que suplicó por la liberación de su padre después de las redadas de inmigrantes en Mississippi finalmente se reúne con él

Por Nicole Chávez, Dianne Gallagher, Maria Cartaya

(CNN) — Magdalena Gómez Gregorio abrazó a su padre por primera vez en meses después de que ella suplicó con lágrimas en los ojos por su liberación frente a reporteros luego de una redada de inmigrantes en Mississippi.

Su padre, Andrés Gómez-Jorge, fue liberado la semana pasada después de que familiares y amigos recaudaron fondos para pagar su fianza de 7.500 dólares.

La voz de su hija se escuchó en todo el mundo en un video que se volvió viral después de que las autoridades de inmigración detuvieron a cientos de trabajadores indocumentados en varias plantas de procesamiento de alimentos en Mississippi a principios de agosto.

“Necesito a mi papá … Él no es un criminal”, dijo Magdalena, sollozando mientras esperaba con otros niños en un gimnasio local que, el día de las redadas, ofrecía comida y refugio a los menores cuyos padres habían sido detenidos.

Gómez-Jorge había estado trabajando en la planta de Morton Koch Foods en Morton, Mississippi, cuando ocurrieron las redadas. Su esposa, Juana, quien pidió ser identificada solo por su primer nombre por temor a la seguridad de su familia, no durmió durante días mientras esperaba noticias sobre su marido.

Ahora, la pareja y sus cuatro hijos están “extremadamente felices” de reunirse, pero no están seguros de lo que les depara el futuro.

“No sé qué haré. No sé qué pasará”, dijo Gómez-Jorge, cuando se le preguntó sobre sus planes.

Todavía no ha recibido una citación para la corte y está luchando por encontrar trabajo. Quiere trabajar en la construcción, pero dice que los empleos son escasos porque está empezando a hacer frío.

Debido a que Gómez-Jorge aporta todos los ingresos y actualmente está desempleado, la familia de seis integrantes ha sobrevivido gracias a las donaciones de alimentos y dinero.

Sin cargos contra los empleadores

Tres meses después de las redadas, todavía no se presentaron cargos contra ninguno de los propietarios o compañías involucradas en el empleo de los más de 650 trabajadores indocumentados que fueron detenidos tras las redadas.

Declaraciones juradas hechas públicas después de las históricas redadas del 7 de agosto mostraron que agentes federales sospechaban que las plantas procesadoras de alimentos contrataban ilegalmente a trabajadores indocumentados.

El jueves, varios legisladores demócratas de la Comisión de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes interrogaron a un funcionario del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) en una audiencia en Mississippi y lo presionaron para que explicara por qué ningún empleador ha enfrentado cargos.

Jere Miles, agente especial a cargo de la oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional de Nueva Orleans, dijo a los miembros de la comisión que ningún empleador había sido arrestado como resultado de las redadas y señaló que la investigación estaba en curso.

Los investigadores confiscaron 850.000 documentos y 22 terabytes de información, dijo.

Dos de las plantas procesadoras de pollos allanadas han dicho que respetaron las leyes locales y federales y participaron en el sistema E-Verify, que se utiliza para confirmar la elegibilidad de empleo para los trabajadores. Los funcionarios de otras dos plantas no respondieron a las solicitudes de comentarios hechas previamente por CNN.

“Como supongo que todos ustedes entienden, se trata de un proceso largo para construir un juicio penal”, señalando que la ejecución de órdenes de allanamiento “no es el paso final”.

“Siete meses a partir de ahora o dentro de un año cuando finalicemos la investigación”, dijo, “no habrá nadie que nos lo agradezca”.

Esa explicación no le cayó bien al representante demócrata Al Green de Texas.

“Sabías antes de venir que las leyes estaban siendo violadas, pero elegiste a la persona indocumentada con exclusión de los empleadores”, dijo Green. “Esta no es la forma en que tratamos a las personas en Estados Unidos”.

Decenas de trabajadores han sido acusados de cargos que van desde el reingreso ilegal hasta el mal uso de los números de la seguridad social, según documentos judiciales.

Catherine Shoichet de CNN contribuyó a este informe.