CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
España

Un pacto contra España

Por David Bittan

Nota del editor: David Bittan es abogado. Analista de temas políticos e internacionales. Columnista del diario el Universal de Venezuela. Ha participado en el Congreso Judío Mundial. Es miembro del American Jewish Committee y de la Federación de Comunidades Judías de España.

(CNN Español) — El resultado electoral de España en las elecciones recientes es el siguiente: el Partido Socialista (PSOE) pierde poder, el Partido Popular (PP) se consolida como segunda fuerza y VOX, la extrema derecha, se afianza como la tercera opción. La extrema izquierda se mantiene en el fondo y la agrupación de Ciudadanos se desinfla.

Estas elecciones se dieron porque el señor Pedro Sánchez no lograba pactar con la extrema izquierda, manifestando en plena campaña que: “Ni antes, ni después, el PSOE pactará con el populismo. Este país no se sentiría tranquilo con Podemos en el gobierno. España no se merece a Podemos controlando el CNI, con el apoyo directo o indirecto del independentismo. ¿Os imagináis, con esta crisis que hay en Cataluña, a la mitad del gobierno, con Podemos dentro, planteando que hay presos políticos en Cataluña y defendiendo la autodeterminación allí?”.

Santiago Abascal, representante de VOX, sin desperdicio alguno ha resaltado lo siguiente: “Pedro Sánchez ni tiene palabra, ni tiene escrúpulos, ni tiene vergüenza, ni tiene principios; estamos ante un político absolutamente deshonesto y ambicioso que ha actuado como un estafador profesional ante todos los españoles”.

Hoy vemos un pacto entre Sánchez y Pablo Iglesias —de Podemos— que preocupa a Europa; una operación con ambiciones de gobernar a costa de lo que sea. Se sospechaba que ambos no descartaban las posibilidades de explorar un frente populista y separatista, que le costará muy caro a España.

Como es normal, Podemos y los separatistas buscarán implementar el debilitamiento de las fronteras, continuar con la tarea de la deslegitimación y división de los españoles, así como con el aislamiento de la Corona.

España dará un salto atrás con un gobierno que hará mucho daño. Sin embargo, los españoles conseguiremos los mecanismos necesarios para aislar a quienes pretenden el debilitamiento democrático.

La pregunta en la mesa es la siguiente : ¿quién nos puede explicar cómo, en apenas 24 horas, Sánchez e Iglesias llegaron a un acuerdo cuando, hace una semana, hubo que gastar 135 millones de euros – unos US$ 150 millones – en un proceso electoral que se dio tan solo porque ellos no pactaron?

Es tarde para esta reflexión, pero si Ciudadanos hubiera cedido a un pacto preelectoral con el PP, la música que sonaría en España hoy sería de mayor democracia.

A todo evento, ¡viva España y viva el rey!