CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Iván Duque enfrenta su primer paro general en rechazo a su gobierno

Por CNN Español

(CNN Español) — En 15 meses de gobierno, el presidente Iván Duque no ha logrado conquistar a gran parte de los colombianos, que este 21 de noviembre marcharán en todo el país contra su gobierno.

El detonante que generó la convocatoria en redes sociales de esta marcha fue la revelación hecha en el Senado de Colombia a principios de noviembre sobre la muerte de al menos ocho niños en un bombardeo del Ejército contra organizaciones criminales, en agosto en el departamento de Caquetá, en el suroccidente del país. Estos hechos provocaron la renuncia del Ministro de Defensa de Colombia, Guillermo Botero el 6 de noviembre.

Pero este evento solo fue uno más en una serie de razones por las que protestarán los colombianos en diferentes partes del país este jueves 21. Diversas organizaciones sindicales de Colombia convocaron a un paro nacional y otros sectores como estudiantes, profesores, líderes sociales, entre otros, anunciaron su apoyo a este paro.

Al menos en Bogotá, se realizarán 17 marchas y 30 actividades relacionadas en distintos puntos de la ciudad, dijo este miércoles el alcalde mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa, citando a los organizadores de la marcha.

Los organizadores de la marcha dicen que protestarán, entre otros motivos, por el aumento del desempleo en el último año, el aumento de asesinatos de los líderes sociales (el gobierno Duque dice que durante su gobierno los asesinatos a líderes sociales han disminuido) y algunas medidas económicas que han denominado “el Paquetazo de Duque”, que dicen “afectarán directamente a los trabajadores, ciudadanos, jóvenes y pensionados del país”, según recogió la Fundación Paz y Reconciliación.

Entre ese ‘Paquetazo’ de Duque —un nombre inspirado en como se les llamó a las medidas económicas del presidente de Ecuador Lenín Moreno, que tras fuertes protestas fueron retiradas— están unas posibles reformas a la pensión, una laboral y la reforma tributaria.

Duque ha reiterado que su gobierno no ha presentado ninguna reforma ni pensional ni laboral, y la reforma tributaria se hundió en el Congreso. También aseguró que su gobierno no ha planteado aumentar la edad de pensión, o un aumento de la cotización para que los pensionados aporten más, y dijo que no apoya la propuesta de pagarles menos salario a los trabajadores jóvenes.

Duque ha dicho que la protesta es un “derecho democrático” y una forma válida para “escuchar y entender las preocupaciones” colectivas, pero ha hecho un llamado a que estas sean pacíficas, pues durante semanas en redes sociales se han hecho vuelto virales supuestos llamados a la violencia el 21 de noviembre.

La Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, Fecode, dijo que no se trata solamente de las posibles reformas que propone el gobierno, sino que protestan también por medidas como el proyecto de Ley presentado por el senador Álvaro Uribe Vélez, presidente del oficialista Centro Democrático, con el que según los estudiantes, “se precarizan las condiciones laborales” para las personas entre 18 y 28 años. Ese proyecto de ley fue radicado y se encuentra en estudio.

El Gobierno planteó la posiblidad de declarar toque de queda en el territorio nacional de ser necesario.

Colombia se prepara para protestas a nivel nacional

“Estigmatización” de las marchas

En las últimas semanas, a través de redes sociales se han vuelto virales mensajes de encapuchados que han hecho un llamado a la violencia en la jornada del 21 de noviembre.

Uno de estos fue un video publicado en Internet la semana pasada en el que un hombre no identificado, con la voz distorsionada y el rostro cubierto, decía que se bloquearían las estaciones de Transmilenio en Bogotá, y en Medellín, las del Metro: (algunas) “estaciones tienen que quedar destruidas por completo”, decía el hombre en el video.

Este llamado violento fue rechazado tanto por los que apoyan la marcha como los que la rechazan. El Gobierno ha hecho un llamado insistente a las protestas pacíficas, algo que los organizadores también han defendido, pues dicen que la violencia no los representa.

La Fiscalía de Colombia dijo el 11 de noviembre que adelanta investigaciones para identificar a la persona del video. La investigación fue abierta por terrorismo e incitación a delinquir, dijo la Fiscalía.

El partido de gobierno Centro Democrático ha vinculado las protestas del 21 de noviembre con lo que llamó “fuerzas oscuras y extanjeras” que “vienen generando caos y violencia a lo largo de toda Sudamérica”, haciendo referencia a las protestas en Chile y Bolivia. El partido no ha mostrado pruebas de estas acusaciones.

Un estudiante universitario marcha en “La noche de las Máscaras” para protestar contra la corrupción en las univerisidades y el Escuadrón Móvil Antidisturbios, ESMAD, el 31 de octubre de 2019. (Crédito: JUAN BARRETO/AFP via Getty Images)

El senador y expresidente Álvaro Uribe, líder del Centro Democrático, dijo la semana pasada que el paro del 21 de noviembre “hace parte de la estrategia del Foro de Sao Paulo que intenta desestabilizar a la democracia de América Latina”. El Foro es una reunión de partidos y grupos de izquierda de América Latina.  Uribe, como su partido, tampoco ofreció pruebas de esto.

Las personas que defienden la marcha del 21, han dicho que quienes están en contra de la movilización han “estigmatizado” la protesta del 21 de noviembre, sembrando el miedo para evitar salir a protestar.

La alcaldesa electa de Bogotá, Claudia López, dijo que ve “mucha prevención y miedo” por la marcha del 21.

“Noto un lenguaje estigmatizante, un lenguaje de miedo, de temor, hasta intimidante, generando una tensión previa e innecesaria que puede producir tensiones y cosas indeseables”, dijo en redes sociales. López hizo un llamado a tener fe en que la marcha ayudará a “encontrar los caminos concertados para cumplir las expectativas” que piden quienes marchan.

Alberto Brunoni, representante en Colombia de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, expresó su preocupación por los mensajes “de procedencia no identificada” publicadas en redes sociales que “estigmatizan la protesta social y otras que llaman al uso de la violencia en las movilizaciones de múltiples sectores de la sociedad”, dijo en un comunicado este miércoles.

“En algunos casos se han hecho públicos videos que indican que estarían conformándose grupos de ciudadanos que amenazan con ejercer violencia para proteger sus bienes”, dijo Brunoni.

Muchos, en redes, rechazaron la “estigmatización de la marcha”:

Bogotá, con presencia militar

La tensión se empezó a sentir desde días antes. En los últimos días se vieron “más militares que de costumbre” y más operativos de la Policía en Bogotá, ha reportado la prensa local.

Este miércoles el alcalde Peñalosa dijo a periodistas en Bogotá que si bien no se puede decir que la ciudad está militarizada, sí hay presencia de militares en la ciudad para vigilar instalaciones estratégicas y “garantizando que haya una protección adecuada a los diversos servicios públicos” como subestaciones eléctricas e infraestructura de ese tipo.

“Lo que hacemos es garantizar a la inmensa mayoría que no haya unas minorías que escudándose en la marcha o en las diferentes actividades del paro comentan actos delictivos”, dijo el alcalde.

La ONU también expresó su preocupación por la posibilidad que abrió el gobierno de que se implementen toques de queda, en caso de ser necesario y recordó que los Estados “deben limitar y condicionar al máximo el uso de las fuerzas militares para el control de disturbios internos”, pues dice, las fuerzas militares no son adecuadas para garantizar la protección y control de civiles.

“Los límites y condiciones para la intervención de las fuerzas militares, según los estándares internacionales, son: que esta debe ser temporal, restringida, subordinada y fiscalizada por autoridades civiles y regulada mediante protocolos sobre el uso de la fuerza”, dice el comunicado de la ONU en Colombia, que finaliza haciendo un llamado a que las manifestaciones sean pacíficas.

Este martes, el recién nombrado ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, dijo que “por solicitud de las autoridades locales” de Bogotá se acordó el “acompañamiento” de miembros de la Brigada 13 del Ejército Nacional a los patrullajes de la Policía y de Migración Colombia, reportó Cablenoticias, afiliada de CNN en Español en Colombia.

Migración Colombia anunció este martes que cerrará todos sus pasos fronterizos terrestres y fluviales con Ecuador, Perú, Brasil y Venezuela, a partir de las 00h00 de este miércoles hasta las 05h00 del viernes 22 de noviembre.

“La medida, que será aplicada en 12 Puestos de Control Migratorio, se hace con el fin de garantizar la total normalidad en el desarrollo de las marchas que se adelantaran en diferentes regiones del país el próximo jueves 21 de noviembre”, indica el comunicado.

Puntos de concentración

En Bogotá se esperan concentraciones en varios puntos de la ciudad a partir de las 9:00 am, uno de ellos en el Parque Nacional, en el centro de la ciudad, y la movilización se dirigirá hacia la Plaza de Bolívar. También están la Gobernación de Cundinamarca, el Planetario Distrital, El Sena en la Carrera 30, según ha reportado la prensa local.

En Medellín, la segunda ciudad más grande del país, una de las movilizaciones más grandes será en el Parque de las Luces, en el centro, las universidades de Antioquia y Nacional y El Poblado, reporta el diario local El Colombiano.

Y en Cali, los puntos de concentración serán el Parque de las Banderas, la Universidad del Valle, el Paso del Comercio, la Estación C.A.M. del MIO, entre otros, según información de la secretaría de Seguridad de la ciudad.

Se espera que las actividades inicien hacia las 9 a.m.