CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cine

‘The Rise of Skywalker’ concluye el viaje de toda una vida que ha sido ‘Star Wars’

Por Brian Lowry

(CNN) — No mucho después de que “Star Wars” sacudió el mundo de la cultura pop, se informó que el escritor y director George Lucas tenía en mente nueve películas, que se contarían en tres trilogías separadas.

Aproximadamente media vida completa (o 42 años después), aquí estamos, a solo horas del final de este largo camino cinematográfico.

⚠️[SPOILER] A partir del minuto 08:41 mencionamos escenas y detalles de la trama.

Para algunos de nosotros, la galaxia de Lucas ha estado entretejida en nuestras historias. Para mí comenzó en 1977 al ver “Star Wars” (subsecuentemente subtitulada “Episodio IV: Una nueva esperanza”) durante las visitas de mi padre, en una de nuestras programadas salidas nocturnas después de que mis padres se separaron.

Todavía puedo recordar vívidamente a dos muchachos que hablaban emocionados detrás de mí en la fila (sí, había que hacer fila para ver películas en ese entonces) que ya habían visto la película, entusiasmados por cómo incorporaba muchas más escenas con efectos especiales que “2001: Odisea en el Espacio.”

Tres años después, hice planes para ver “El Imperio Contraataca” con mi hermano mayor la segunda noche que salió, pues no pude ir al estreno por un examen. Como he escrito antes (y, francamente, aún no lo he superado), un compañero de clase estropeó la gran revelación de “Yo soy tu padre”, que no suavizó su impacto, o mi sensación de que la franquicia se había convertido en algo mucho más de lo que la primera película había indicado.

En 1983, estaba editando la sección de arte/entretenimiento en el Daily Bruin de UCLA, y vi “El retorno del Jedi” antes que la mayoría del público en una proyección para los medios. Mi crítica decididamente libre de spoilers generalmente elogió la película, con algunas objeciones, al tiempo que despertó mi apetito por hacer estas reseñas de alto perfil una vez saliera de la universidad, un trabajo que me eludiría formalmente durante casi 20 años.

Lucas se tomó un descanso prolongado antes de lanzarse a la segunda trilogía en 1999, el año en que mi hermano antes mencionado murió a los 49 años. Entre otras cosas, siempre me molestó que no viviera para ver la próxima etapa de las películas. Recordatorio sorprendente de la mortalidad que desde entonces ha estado mordiendo de alguna manera mórbida sobre “Star Wars”.

A pesar de varias quejas sobre esas precuelas (ver “Binks, Jar Jar” en tu enciclopedia “Star Wars”), la década que transcurrió entre “Revenge of the Sith” y la renovación de las películas con “The Force Awakens” me encontró de nuevo sintiéndome como un adolescente.

Al mismo tiempo, el hecho de que la película fue dirigida por JJ Abrams, cuyo padre Gerry, un ejecutivo de televisión y productor era alguien que conocía bien por cubrir la industria del entretenimiento, fue un recordatorio de que difícilmente era todavía un niño. (Tampoco Lucas, el único niño prodigio, que había vendido Lucasfilm a Disney y entregó las riendas de la propiedad).

Cuando se estrenó “The Last Jedi”, me mudé a CNN en una posición algo diferente, dándome la oportunidad de reseñar una película de “Star Wars” por primera vez en 34 años. La muerte una vez más intervino, esta vez en la repentina pérdida de la actriz Carrie Fisher y su madre, Debbie Reynolds, un recordatorio de lo largo y extraño que ha sido este viaje.

Así que aquí estamos, en el Episodio IX, que una vez parecía un número, romano o de otro tipo, que la mayoría de los fanáticos de “Star Wars” nunca podrían ver. Y si bien los excesos de los fanáticos se han convertido en una parte entrelazada de este universo, esa historia contribuye a explicarlos, si no a absolverlos.

La apertura de “The Rise of Skywalker” se produce en medio de cierta incertidumbre, en términos teatrales, sobre a dónde va “Star Wars” a partir de aquí, aunque las largas esperas, con Disney ahora controlando la propiedad, claramente han terminado.

Sin embargo, la película cierra los libros, simbólicamente, de una relación que ha tocado cinco décadas, lo que hará que la última vez que la banda sonora de John Williams acompañe a ese guión desplazándose sea el principio del fin –y esta vez sin exagerar– de lo que para muchos realmente ha sido el viaje de toda una vida.

“Star Wars: The Rise of Skywalker” se estrena el 20 de diciembre en Estados Unidos.