CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

López Obrador adelanta que reunión del próximo domingo con familia LeBarón será «fraternal y humanitaria”

Por Marcos Álvarez

(CNN Español) —  El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anticipó este martes que su encuentro con la familia LeBarón será una “visita humanitaria” y de carácter “fraternal”, en la que buscará informarles los avances de la investigación de la masacre ocurrida en Bavispe, Sonora, en la cual todas las nueve víctimas —seis mujeres y tres niños— pertenecían a ese clan familiar. La reunión está programada para este próximo domingo 12 de enero en La Mora, un pueblo del municipio de Bavispe.

López Obrador remarcó que su objetivo es “informarles que no hay impunidad, que nosotros en todos los casos buscamos que haya justicia y también voy a ofrecer, una vez más, mi solidaridad a los familiares. Es una visita humanitaria, una visita de fraternidad con ellos”.

MIRA: Al menos 40 personas fueron identificadas en el ataque a los LeBarón

Durante su tradicional reunión mañanera con los medios de prensa, el mandatario profundizó en algunos detalles de ese encuentro, al decir que “vamos a informarles sobre las investigaciones, el avance que se tiene para castigar a los responsables de este lamentable crimen en el que perdieron la vida mujeres y niños. Hice el compromiso de estar con ellos y voy a estar allá”.

En línea con lo adelantado por López Obrador, el propio fiscal general de México, Alejandro Gertz Manero, se reunió este martes con miembros de la familia Lebarón y les informó los avances de la investigación del ataque ocurrido en Bavispe.

familia lebaron mexico quemados emboscada chihuahua

Según un comunicado oficial de la fiscalía, el funcionario les ratificó que ya se han cumplimentado “tres órdenes de aprehensión en contra de diversos individuos, además de cuatro personas arraigadas y 40 más consideradas como probables sospechosos de los lamentables hechos”. En el caso de los arraigados, se trata de una figura jurídica mexicana que se utiliza para investigar a presuntos delincuentes y que, en la práctica, permite la vigilancia permanente del Ministerio Público sobre personas sospechosas de cometer un delito o que tengan información relacionada al mismo.

En la reunión, que se realizó en la sede de la Fiscalía, participaron Adrián y Julián Lebarón, y otros integrantes de la familia. El grupo estuvo acompañado por Antonio Martínez Luna y Abel Murrieta Gutiérrez, ex procuradores de justicia de los estados Baja California y Sonora, respectivamente. Estos profesionales son representantes de las víctimas y también actuarán como coadyuvantes permanentes del Ministerio Público Fiscal, con la premisa de garantizar la transparencia del proceso.

MIRA: Violencia en México 2019: Culiacán, LeBarón, feminicidios, el Chapo

La Fiscalía remarcó que este tipo de reuniones se repetirán periódicamente, al tiempo que reiteró el llamado para “que el caso se denomine en razón de la región en que ocurrieron los hechos, deslindando el apellido de las víctimas y así proteger sus derechos humanos y su dignidad”.

Por su parte, la familia Lebarón está promoviendo una marcha, junto al activista Javier Sicilia, para el próximo jueves 23 de enero que saldrá desde Tlatelolco y que tiene previsto llegar tres días después al Zócalo de Ciudad de México. La convocatoria fue confirmada por Julián Lebarón en una entrevista que le ofreció este miércoles a Televisa, cadena afiliada de CNN en México. “Nosotros vamos a marchar. Creo que, si han perdido la vida 100 mexicanos todos los días y en el último año, es porque nosotros los ciudadanos no hemos hecho lo que nos corresponde. Defender la vida es la obligación de todos los mexicanos y casi me parece agarrar al presidente o al fiscal como chivo expiatorio para un problema tan enorme y con el que jamás van a poder”.

En esa línea, Lebarón aseguró que se necesita de “la participación de millones de mexicanos para defender la vida. Necesitamos marchar juntos y sino estamos de acuerdo en la ideología, en la religión o la política, tenemos que estar de acuerdo en defender la vida, y tenemos que trabajar para presionar a la autoridad o conseguir gente profesional que pueda con el problema”.