CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Periodismo

Critican a The Washington Post por suspender a una reportera por tuits sobre Kobe Bryant

Por Oliver Darcy

Nueva York (CNN Business) — El diario The Washington Post fue criticado el lunes por poner a una de sus reporteras en licencia administrativa después de que ella generara controversia por una serie de tuits publicados a raíz de la muerte de Kobe Bryant.

La reportera, Felicia Sonmez, se enfrentó a una violenta reacción en línea después de que tuiteó una historia de Daily Beast de 2016, solo horas después de la noticia del trágico accidente de helicóptero en el que murió la leyenda del baloncesto, que detallaba una acusación de agresión sexual contra él.

Bryant fue acusado en 2003 de agresión sexual, pero el cargo penal fue retirado después. Aunque Bryant no llegó a admitir su culpabilidad, reconoció que si bien consideraba el encuentro como consensuado, su acusadora no. Bryant luego resolvió una demanda civil con su acusadora por una cantidad de dinero no revelada.

Después de que el tuit inicial de Sonmez sobre la acusación contra Bryant generara controversia, ella lo defendió, escribiendo que “cualquier figura pública vale la pena ser recordada en su totalidad”, según capturas de pantalla incluidas en un artículo de opinión para The Washington Post del crítico de medios del periódico Erik Wemple. Más tarde, Sonmez tuiteó que estaba recibiendo amenazas de muerte, según el artículo de Wemple, publicando una captura de pantalla de su bandeja de entrada que mostraba los mensajes que estaba recibiendo, además de los remitentes.

Todos los tuits fueron eliminados más tarde.

The New York Times informó el lunes que antes de que fuera suspendida, Sonmez recibió un correo electrónico de Marty Baron, el jefe de redacción de The Washington Post. Según The New York Times, parte del correo electrónico decía “Una verdadera falta de juicio tuitear esto. Por favor, para. Le estás haciendo daño a esta institución al hacer esto”.

Tracy Grant, directora editorial de The Washington Post, dijo en un comunicado el lunes que los tuits “mostraban un juicio pobre que socavaba el trabajo de sus colegas”.

“La reportera de política nacional Felicia Sonmez fue puesta en licencia administrativa mientras The Washington Post revisa si los tuits sobre la muerte de Kobe Bryant violaron la política de medios sociales de The Washington Post”, dijo Grant.

La suspensión de Sonmez, sin embargo, generó su propia controversia.

MIRA: Reacciones por la muerte de Kobe Bryant más allá del baloncesto

Notablemente, en su artículo para The Washington Post, Wemple calificó la suspensión como “equivocada”.

Sonmez no respondió a una solicitud de comentarios el lunes de CNN Business, pero Wemple la entrevistó para su artículo. Sonmez le dijo a Wemple que se quedó en una habitación de hotel el domingo por la noche por temor a su seguridad. Agregó que solo había eliminado sus tuits porque Grant le había ordenado que lo hiciera.

Según Wemple, Grant le dijo en un correo electrónico que la preocupación del periódico con el tuit de Sonmez era que no “pertenecía” a su “área de cobertura”. Grant, según Wemple, agregó que su “comportamiento en las redes sociales” estaba “dificultando que otros hagan su trabajo como periodistas de The Washington Post.

Pero, como observó Wemple, “si los periodistas en The Washington Post son propensos a la suspensión por tuitear historias fuera de su cobertura, toda la sala de redacción debería estar de licencia administrativa”.

Otros periodistas también criticaron fuertemente la decisión de The Washington Post.

“Las organizaciones de noticias deben proteger a sus periodistas, no consentir a la turba cuando va tras ellos. The Washington Post no solo le falló a Felicia Sonmez, sino que estableció un precedente peligroso”, tuiteó Olivia Nuzzi, corresponsal en Washington de la revista New York.

“Esta es una forma horrible de tratar a sus periodistas”, tuiteó Anushka Patil, editora de estrategia social en The New York Times.

“Inconcebible”, tuiteó Jake Offenhartz, reportero de The Gothamist. “No estoy seguro de cómo el Post podría haber manejado esto peor”.

Sonmez fue una de las dos personas que acusaron a Jonathan Kaiman, ex jefe de la oficina de Beijing de Los Angeles Times, de conducta sexual inapropiada en 2018. Después de una investigación, Kaiman finalmente renunció, según The New York Times, aunque defendió sus acciones y dijo que fueron “mutuamente consensuadas”.

En un comunicado publicado el lunes, The Post Guild (el gremio de The Washington Post), que representa a los empleados del periódico, dijo: “Esta no es la primera vez que el Post ha tratado de controlar cómo Felicia habla sobre asuntos de violencia sexual”.

“Felicia es una sobreviviente de abuso que valientemente presentó su historia hace dos años. Cuando se publicaron artículos que la atacaban en otros medios, el Post no emitió una declaración en apoyo de una de sus respetadas reporteras políticas”, dijo el gremio. “En cambio, la gerencia emitió una carta de advertencia contra Felicia por violar las vagas e inconsistentes directrices de las redes sociales de el Post”.

El gremio criticó a el diario, diciendo que este “no había ofrecido una explicación clara de por qué la suspendieron”.

“Estamos preocupados por la falta de voluntad de el Post para ser transparente sobre este tema, y alarmados por la implicación de que los periodistas serán penalizados por hablar sobre cualquier tema que no sea de su agrado”, dijo The Post Guild.

Un portavoz de The Washington Post no proporcionó comentarios sobre la declaración del gremio.