CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

Guanajuato “se está saliendo de lo normal”, dice AMLO; estas son las cifras de violencia en este estado

Por CNN Español

(CNN Español) — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este lunes que Guanajuato “se está saliendo de lo normal” al reconocer el aumento de la violencia y la inseguridad que azota a este estado. Allí, la incidencia delictiva y los homicidios se han elevado por cuenta de las bandas que se pelean la actividad delincuencial.

“Guanajuato sí se nos está saliendo de lo normal que se venía presentando, se elevó mucho la incidencia delictiva, homicidios, y son bandas que se están ahí confrontando”, dijo López Obrador este lunes a periodistas.

AMLO dio una cifra escalofriante: en ese estado ubicado en el centro del país ocurren el 15% de los homicidios diarios de todo México. Pero el último fin de semana de enero, esta cifra aumentó a un 20%.

“El fin de semana estuvo muy difícil en Guanajuato: llegó al 20% de los homicidios nacionales sólo Guanajuato”, dijo AMLO, asegurando que “están trabajando” para resolver el problema de inseguridad y violencia en este estado.

El mandatario no detalló el número de muertes diarias en el país.

EImagen de archivo. La escena del crimen de un tiroteo en Salamanca, Guanajuato, en el que seis personas murieron en un ataque armado en junio de 2018. (Crédito: GUSTAVO BECERRA/AFP via Getty Images)

Violencia en aumento

Solo entre el 25 y el 27 de enero se registraron en este estado 69 asesinatos y al menos tres heridos, según le confirmó a CNN en Español la fiscalía del estado de Guanajuato. La situación fue calificada por López Obrador como “muy difícil” y aseguró que ya está atendiendo el problema, entre otros, con la presencia de la Guardia Nacional, la secretaría de Defensa y de Marina.

Guanajuato fue el tercer estado con más índices de homicidios en el país en diciembre de 2019, llegando a un índice de 5,3 por cada 100.000 habitantes, ubicado detrás de Baja California y Colima, el más violento ese mes. Además tiene una tasa de 176,2 presuntos delitos por cada 100.000 habitantes, cuando la tasa nacional está en 122,2.

Según López Obrador, Guanajuato “está descompuesto” y la violencia que sufre hoy viene de tiempo atrás, pero la situación se está agravando.

“La mayor parte de estos homicidios, la mayor parte, [es por el] crimen organizado”, dijo el presidente de México a periodistas el 15 de enero.

Los casos de violencia de grupos del narcotráfico se ven a diario en el estado, con tiroteos, entre muchos otros, como el ocurrido en el municipio de Salamanca, en marzo del año pasado, que dejó 15 muertos y 4 heridos. La Fiscalía dijo en ese entonces que un grupo armado habría ingresado al centro nocturno y empezó a disparar a los asistentes. La semana pasada la prensa local reportó un tiroteo en el que murieron nueve personas en el municipio de Villagrán, por parte hombres armados que portaban armas de alto calibre.

¿Qué hay detrás de la violencia?

El robo de combustibles o “huachicoleo” es una de las razones por las que se ha incrementado la violencia en Guanajuato en los últimos años, pues el control de las zonas de influencia para este crimen es disputado por dos facciones: el Cartel Jalisco Nueva Generación versus el cartel de Santa Rosa de Lima, según explicó en CNN en Español Guillermo Cruz, director editorial de Quinto poder.

“La violencia se incrementó en Guanajuato en los últimos cuatro años y tiene que ver prácticamente con esta dinámica criminal del robo de hidrocarburos que está vinculada con el control de este cartel en particular en la refinería de Salamanca. Todo parte de ahí”, dijo Cruz en CNN.

La principal actividad del Cartel de Santa Rosa de Lima, es el robo de combustible.

Ese cartel surge del municipio de Guanajuato que lleva ese nombre y se fue extendiendo a otros municipios del centro sur de Guanajuato que colindan con Michoacán y Querétaro. En este último hay una base a la que llega el combustible y desde allí venía toda la red de robo de combustible que tenía su eje fundamental en la refinería de Salamanca.

Según la página de investigación del crimen inSight Crime el robo de combustibles es muy lucrativo debido al mercado que existe para su venta. Además por el menor peligro que representa en comparación con la venta de drogas “pues los grupos criminales no tienen que preocuparse por traficar el producto al otro lado de la frontera”.

AMLO, entre tanto, dijo que su plan de seguridad incluye el enfoque en esos estados donde más hay homicidios, como en el caso de Guanajuato donde aseguró “hay un operativo ya especial de la Guardia Nacional”, sin dar más detalles.

En enero de 2019, Guanajuato vivió un desabastecimiento de combustible por cuenta de cambios de distribución de ductos a camiones empleadas por el gobierno de AMLO para enfrentar el huachicoleo, que según las autoridades ascendía a 3.000 millones de dólares anuales.

Según inSight Crime el robo de combustibles es muy lucrativo debido al mercado que existe para su venta. Además por el menor peligro que representa en comparación con la venta de drogas “pues los grupos criminales no tienen que preocuparse por traficar el producto al otro lado de la frontera”.

Una promesa por cumplir

Este mes, cuando se le preguntó al presidente sobre cuándo habrá resultados para dismuir las alarmantes cifras de violencia en ese estado, López Obrador reconoció que “es una asignatura pendiente, es un problema que no hemos podido resolver”.

Para AMLO la explicación de la violencia exacerbada está en que en México “se dejó crecer mucho el problema de la inseguridad, de la violencia” y “no se atendieron las causas”, además de no haber autoridad ni una “línea que dividiera una frontera que dividiera la autoridad con la delincuencia”. Según él, ese “abandono” del Estado que viene desde hace muchos años propició que se originara la situación de violencia que se vive hoy en México, “porque estas bandas que operan no surgieron el año pasado”.

Y aunque es un hecho que la violencia aumentó, para López Obrador durante su primer año de gobierno se ha logrado “detener la tendencia hacia el alza en la incidencia delictiva”. Sin embargo, se comprometió a que para el 1 de diciembre de 2020 se terminará de “sentar las bases de la transformación del país” y entregar resultados que aún están por verse.