CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

¿Qué pasa si hay un empate en la votación para llamar testigos al juicio político contra Trump?

Por Clare Foran, Ted Barrett

(CNN) – Mientras se acerca rápidamente la votación clave sobre llamar o no a testigos en el juicio político contra Donald Trump que se desarrolla en el Senado, existen rumores en el Capitolio acerca de la posibilidad de que el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, deba desempatar el posible resultado. Y, aunque muchos senadores en los dos partidos creen que es un escenario poco probable, algunos aún tienen esperanzas.

El Senado podría votar sobre el asunto tan rápido como este viernes. Los demócratas, que han estado presionando para oír a testigos como el exasesor de Seguridad Nacional John Bolton, han pedido que al menos cuatro republicanos se sumen a ellos para alcanzar el umbral de 51 votos que les permitiría ganar esta disputa por los testimonios. Pero, ¿qué sucedería si hay un empate en el voto de 50-50 entre los senadores?

  • MIRA: Senador Reed sobre el juicio político: “Queremos escuchar a John Bolton”

Ha habido un intenso debate sobre el asunto, y algunos demócratas especulan abiertamente que Roberts, quien preside el juicio en el Senado, podría intervenir para desempatar. Sin embargo, en general, la expectativa en el Capitolio, entre los dos lados, es que un voto de empate fracasará.

“¿Si termina con un empate? Bueno, quiero decir, si no tienes la mayoría, entonces fracasa, sí, la moción fracasa”, le señaló este miércoles a CNN el senador republicano John Thune, de Dakota del Sur y miembro del liderazgo del Partido Republicano, cuando se le preguntó sobre la votación de los testigos.

“Creo que la probabilidad —una alta probabilidad—, es que él (Roberts) no entre a desempatar y yo respetaría su posición si no lo hiciera”, dijo el senador demócrata Richard Blumenthal, de Connecticut, sobre el presidente de la Corte Suprema.

El senador demócrata Bob Casey, de Pensilvania, afirmó: “Estoy suponiendo que sobre algo tan fundamental lo que él hará… él dejará que el Senado tome la determinación”.

Ante la duda de si una votación de 50-50 fracasaría, Casey respondió: “Eso es lo que entiendo”.

Usualmente, cuando el Senado no ejerce como la corte de un juicio político, se le permite al vicepresidente intervenir y desempatar los votos, un poder establecido en la Constitución.

Y la misma Constitución también dicta que el presidente del tribunal supremo debe presidir durante un juicio político contra el mandatario de EE.UU., pero en ninguna parte establece que también tendría poder de desempatar mientras cumple con ese papel.

Sin embargo, algunos senadores demócratas todavía esperan que Roberts intervenga en caso de empate.

“En realidad, existe un precedente para eso”, explicó el senador demócrata Chris Coons, de Delaware, a CNN, cuando se le preguntó si había un debate entre sus compañeros de partido acerca de si el presidente de la Corte Suprema podría desempatar la votación sobre los testigos, apuntando al juicio político del expresidente Andrew Johnson.

Durante ese juicio en 1868, el entonces presidente de la Corte Suprema, Salmon Chase, desempató los votos dos veces. Sin embargo, esas decisiones y su postura política durante todo el proceso de juicio siguen siendo polémicos hasta hoy.

Cuando se le preguntó si los demócratas creen que el presidente del tribunal supremo, en este caso Roberts, podría potencialmente desempatar en el juicio político actual, Coons respondió: «Sí, quiero decir, no hablo por todos los demócratas del Senado. Es algo que creo que podría suceder”.

En contraste, durante el juicio de juicio político del expresidente Bill Clinton en 1999, el entonces líder de la Corte Suprema, William Rehnquist, asumió su papel como limitado, señalando, como es conocido, que él “no hizo nada en particular y lo hizo muy bien”.

“Hay un precedente”, insistió Blumenthal, pero agregó: “No es un precedente moderno”.

Durante el almuerzo de este jueves, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, no indicó si cree que tiene los votos para evitar a los testigos, pero los senadores republicanos discutieron la posibilidad de un empate 50-50 sobre el asunto.

El senador Mike Braun, un republicano de Indiana, confirmó que surgió el tema y dijo que «hay mucha incertidumbre» sobre lo que sucedería si hubiera un empate en el Senado. «Hay mucha incertidumbre en cuanto a lo que sucede con funcionario que preside», dijo Braun, refiriéndose a Roberts.

Y mientras que algunos demócratas están pidiendo que Roberts desempate una eventual votación de 50-50, el senador Chris Murphy, demócrata de Connecticut, señaló que se siente incómodo con la idea dada las posibles repercusiones y el precedente que establecería.

«No quiero que Roberts vote», dijo. «Para mí, está bastante claro que la Constitución específicamente le otorga el poder al vicepresidente para desempatar, no dice nada al respecto en un juicio político. Lo que me lleva a la opinión de que no se supone que vote», completó.

Los demócratas del Senado han argumentado insistentemente a favor de llamar a testigos durante el juicio político, asegurando que un proceso justo exige la capacidad de escuchar a testigos adicionales, como Bolton, quien ha dicho que está dispuesto a comparecer en caso de citación. Bolton, según el borrador del manuscrito reportado inicialmente por el diario The New York Times a principios de esta semana, señala que Trump le dijo durante el verano que quería continuar suspendiendo la ayuda militar a Ucrania hasta que el país se comprometiera con las investigaciones en contra de sus potenciales opositores políticos.

Sin embargo, los republicanos del Senado, con muy pocas excepciones, han rechazado la petición, argumentando que llamar a testigos retrasaría innecesariamente el juicio y que el Senado no es responsable de seguir líneas de investigación que la Cámara de Representantes no ejecutó en su propia investigación de juicio político.

La división partidista ha llevado a un tenso debate sobre si se debe permitir un testimonio adicional y una especulación acerca de lo que sucederá cuando el Senado vote para decidir si se llamará a testigos. Votación que se espera se realice el viernes después de que concluya la etapa de preguntas y respuestas este jueves.

En cuanto al asunto de si el presidente de la Corte Suprema podría romper un empate en caso de ocurrir, un informe del Servicio de Investigación del Congreso lo expresó de esta manera: “No se espera que el presidente de la Corte Suprema, al presidir un juicio político, vote, incluso en caso de un empate. Si el voto en una pregunta resulta empatado, la pregunta se decide en negativo”.

Phil Mattingly, Manu Raju, Laurie Ure, Joan Biskupic y Ali Zaslav, todos de CNN, contribuyeron a este informe.