CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Voto Latino

Voto Latino

El Bernie Sanders de 2020 está perdiendo contra el Bernie Sanders de 2016

Por Zachary B. Wolf

(CNN) — Bernie Sanders está más cerca ahora de una nominación presidencial demócrata que lo que estuvo en 2016.

Pero en un extraño giro político, lo está haciendo con mucho menos apoyo.

Hay tantas diferencias entre el Bernie Sanders de 2016 y 2020 que es difícil comparar los dos.

Para empezar, mientras que Sanders ha logrado ganar un tercio del electorado primario demócrata en 2020 y tuvo un liderazgo de delegados en el supermartes, el senador de Vermont obtuvo muchos más votantes en 2016.

El apoyo latino a Bernie Sanders y su efecto regional 3:15

La razón principal: 2016 fue una carrera de dos personas entre Sanders y Hillary Clinton y 2020 ha sido una carrera de varias personas.

En 2016, fue el líder del movimiento socialista democrático y también el voto de protesta contra Clinton. En 2020, lucha contra la sospecha (y el miedo) entre muchos demócratas de que su socialismo democrático ayudaría a reelegir al presidente Donald Trump.

Está claro por las encuestas de salida de urna y los resultados en las primarias hasta ahora que la base de apoyo de Sanders se ha reducido en lugar de expandirse en los cuatro años desde la última vez que se postuló para presidente, incluso a medida que su poder político ha crecido.

“Su rendimiento fue inferior en Iowa y Nueva Hampshire. Ganó el 86% de los votos en Vermont contra Hillary Clinton en 2016. Esta noche obtendrá el 57%”, dijo David Axelrod, analista político de CNN que trabajó en las campañas ganadoras de Barack Obama.

Axelrod señaló que Sanders ganó todos los delegados de su estado natal de Vermont en 2016. Este año, obtuvo alrededor del 51% (con el 99% de los votos reportados), lo que significa que Joe Biden obtendrá algunos de sus delegados estatales.

“Bernie Sanders no está creciendo aquí. No está construyendo sobre lo que hizo antes, y eso es una gran preocupación”, dijo Axelrod.

Hace unas semanas, después de las victorias de Sanders en Nueva Hampshire y Nevada, parecía que podía llevarse la nominación el supermartes. Pero ahora está claro que esta pelea de delegados continuará y Sanders no podrá romper un techo.

¿Es exagerado el temor a Bernie Sanders y el socialismo? 2:46

Bernie 2016 vs. Bernie 2020

Sanders ganó en Nueva Hampshire con más del 60% de los votos en 2016. Ganó con 25,6% en 2020. Obtuvo 35% en Virginia en 2016. Obtuvo 23% en 2020. Obtuvo 41 % en Carolina del Norte en 2016. Estuvo en 24% allí en 2020 con más del 80% de los votos esperados reportados. Sanders ganó Minnesota en 2016, aunque fue una asamblea partidista ese año. Con una primaria en 2020, perdió ante Biden. Ganó Oklahoma en 2016. La perdió en 2020.

¿Dónde está el terremoto juvenil?

Sanders promete que creará una nueva coalición de jóvenes y minorías que desean que su gobierno haga más por las personas.

Pero los votantes jóvenes, un electorado demócrata tradicional, siguen apareciendo mucho menos en la primaria que otros grupos de edad. De hecho, la porción de votantes en la categoría de edad de 17 a 29 años que Sanders gana habitualmente disminuyó.

En Carolina del Norte en 2016, el 18% de los votantes primarios demócratas tenían 17 a 29. Se redujo ligeramente como proporción de la votación primaria en 2020, según las encuestas de salida anticipada. En Oklahoma, fue del 12% en 2016, en el mismo estadio que 1 de cada 10 en 2020, según las primeras encuestas de salida.

Sanders ganó el 58% de los políticos independientes en 2016 en Carolina del Norte. Obtuvo alrededor del 40% de ellos en 2020, según las primeras encuestas de salida.

El senador ganó el 69% de los independientes en Oklahoma en 2016 y solo alrededor de 3 de cada 10 de ellos en 2020.

¿Es Bernie Sanders comunista? 6:30

Está ganando apoyo en un lugar muy importante

Pero aunque Sanders ha tenido un rendimiento inferior en muchas áreas, él, a diferencia de Axelrod, ha crecido en una forma que es extremadamente importante para los demócratas: el apoyo entre los latinos, una circunscripción clave en los estados que a los demócratas les gustaría ganar.

Sanders ganó estados latinos que perdió en 2016.

En 2016, perdió Nevada, pero ganó en 2020; y en 2016 perdió Colorado, que ganó en 2020. En 2016, perdió en Texas por un amplio margen, pero en 2020, él y Biden están empatados. Biden tuvo una ligera ventaja con dos tercios de los votos reportados.

Hillary Clinton ganó el 71% de los votantes latinos en Texas en 2016 y Sanders obtuvo solo el 29% (fueron el 32% de los votantes primarios demócratas ese año).

En 2020, Sanders ganó casi la mitad de los votantes latinos en Texas. Ganó la mitad de los votantes latinos en Nevada en febrero, similar al 53% que ganó allí en 2016.

No hubo encuestas de salida en California o Colorado en 2016, pero vale la pena señalar que en Colorado en 2020, Sanders ganó casi la mitad de votantes no blancos, y una gran parte de ellos en Colorado son latinos.

Y con respecto a California, ganó alrededor de la mitad de los votantes latinos allí en 2020. Las primarias de California en 2020 son difíciles de comparar con 2016, ya que hace cuatro años cayó en el último día de la votación primaria, después de que Clinton ya había reunido suficientes delegados para ganar la nominación. La candidata ganó en California. Este año, obviamente, la pelea está lejos de terminar, y Sanders lidera allí, aunque con menos del 30%.