CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Autoridades investigan asesinato de exfutbolista colombiano Juan Diego González

Por Fernando Ramos

(CNN Español) —  La policía metropolitana de Medellín informó este jueves del hallazgo de dos cadáveres en la localidad de Copacabana, a unos 20 kilómetros de la capital del departamento de Antioquia. Las dos víctimas fueron descuartizadas, según informó a medios locales el coronel Omar Rodríguez, subcomandante de la policía metropolitana del Valle del Aburrá.


Uno de los cuerpos fue identificado como Juan Diego González, exfutbolista profesional, que jugó con equipos de Colombia, Argentina, México y Estados Unidos. La otra víctima aún no ha sido identificada por la Fiscalía. Los restos fueron encontrados en el interior de costales en una zona rural de Copacabana.

Las autoridades no cuentan con registros de denuncias de amenazas contra el González, exintegrante de los equipos Deportivo Independiente Medellín, Independiente Santa Fe, Once Caldas, La Equidad y Pereira. En Argentina, González militó en San Lorenzo y Almagro. En México vistió la camiseta del Santos Laguna y terminó en 2011 su carrera profesional en Estados Unidos en el Philadelphia Unión.

El asesinato ha sido condenado en redes sociales por hinchas y directivos del fútbol en Colombia, quienes se han solidarizado con la familia de Juan Diego González.

Al menos 15 exfutbolistas profesionales colombianos han sido asesinados desde 1974, según registros oficiales. El caso más recordado es el de Andrés Escobar, exintegrante de la selección de Colombia, que fue asesinado en 1994, 10 días después de marcar un autogol en el Mundial de EE.UU., que le valió la eliminación al seleccionado nacional. Según la investigación de la Fiscalía, el crimen de Escobar, a la salida de una discoteca en Medellín, fue ejecutado mediante una alianza entre narcotraficantes y apostadores de fútbol.