CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Turismo

Una camioneta destruye una de las estatuas de Moái en la Isla de Pascua, Chile

Por Lilit Marcus

(CNN) — Una de las famosas estatuas de Moái de la Isla de Pascua fue destruida en un accidente.

Un residente chileno de la isla fue arrestado el 1 de marzo después de que su camioneta –un vehículo privado, no comercial– se estrellara contra una de las figuras de piedra y la dañara gravemente, tanto a la estatua como el ahu o plataforma sobre la que estaba.

Las autoridades locales creen que el accidente fue causado por una falla del freno que hizo que su camioneta se deslizara cuesta abajo.

En la isla, conocida como Hanga Roa por su pueblo nativo Rapa Nui, las enormes cabezas de piedra llamadas Moái han sido durante mucho tiempo una fuente de intriga y asombro.

“El daño es incalculable”, dijo a CNN Camilo Rapu, presidente de la comunidad indígena Rapa Nui de la Isla de Pascua, en un comunicado.

Nadie estaba en la camioneta cuando se accidentó. (Crédito: Camilo Rapu)

El alcalde de la isla, Pedro Pablo Petero Edmunds Paoa, pide regulaciones más estrictas que prohíban que los vehículos conduzcan cerca de los 1.000 Moái en la isla declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Edmunds Paoa intentó aprobar una medida que prohibiera la conducción hace ocho años, dijo al periódico chileno El Mercurio de Valparaíso, sin ningún efecto. Él cree que el accidente de esta semana podría ser el factor motivador para considerar volver a presentar la propuesta.

“Los Moái son estructuras sagradas de valor religioso para el pueblo Rapa Nui”, dijo Rapu. “Además, [el daño del Moái] es una ofensa a una cultura que ha vivido muchos años luchando por recuperar su patrimonio y arqueología”.

Las estatuas Moái fueron talladas en basalto sólido entre los siglos XIII y XVI. (Crédito: Turismo de Chile)

Las estatuas Moái fueron talladas en basalto sólido entre los siglos XIII y XVI. (Crédito: Turismo de Chile)

La Isla de Pascua, una isla polinesia que es un territorio chileno, ha luchado durante mucho tiempo para equilibrar su estatus como destino de viaje con el deseo de la gente local de Rapa Nui de proteger su patrimonio.

Las estatuas Moái representan figuras ancestrales y también pueden haber sido formas de mostrar dónde se encontraban las fuentes de agua dulce.

MIRA: Piden el regreso de un moái a la Isla de Pascua desde el Museo Británico 

El turismo excesivo ha sido una gran preocupación, desde que se puede acceder con mayor facilidad a la isla desde el continente.

En 2019, Jo Anne Van Tilburg, directora del Proyecto de la Estatua de la Isla de Pascua, dijo a CNN Travel que el mal comportamiento turístico, como las fotos vulgares de los visitantes que pretenden “hurgar en las narices” del sagrado Moái, estaba causando tensión entre los viajeros y los lugareños.

“Hay 1.000 estatuas y 5.000 personas”, dijo Van Tilburg. Instó a los visitantes a la isla a mostrar respeto por la comunidad de Rapa Nui y a contratar guías y servicios locales para asegurarse de que los ingresos del turismo permanezcan en la isla.

Algunas medidas para frenar el exceso de turismo se implementaron en 2018, incluida una política de visas modificada que permitió que los extranjeros y los chilenos que no son Rapa Nui obtengan visas por solo 30 días en lugar de los 90 días que se permitían antes.