CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

OPINIÓN: Adaptarse o morir

Por Vanessa Marzán Toro

Nota del editor: Vanessa Marzán Toro es experta en comunicación estratégica, especialista en lenguaje no verbal, consultora y conferencista. Las opiniones expresadas en este artículo son propias de la autora.

(CNN) — Nuestra realidad y cotidianidad se han visto interrumpidas por la llegada del coronavirus. Lo mismo le ha sucedido a la economía de miles de pequeñas y medianas empresas en todo el mundo. Como experta en comunicación estratégica, comparto con ustedes algunas recomendaciones sencillas para reestructurar el plan de comunicación de su negocio y así tratar de enfrentar esta nueva realidad.

1) Analice cómo su producto o servicio puede aportar valor o asistencia en la crisis actual y ajuste su mensaje de venta. Por ejemplo, usted vende té. Antes, su mensaje de venta podía estar enfocado en que los tés eran frescos y confeccionados de manera artesanal. Ahora, su mensaje de venta debería reenfocarse en aquellos tés que se toman calientes y que refuerzan el sistema inmunológico. Si vende comida, en cambio, concéntrese en comunicar sobre aquellos platos con valores nutricionales altos, aunque antes no fueran los más populares. Las prioridades de los consumidores han cambiado, por lo que su plan de comunicación también debe cambiar.

2) En estos momentos y debido a la inactividad forzada, sus clientes tienen tiempo de escuchar y prestar más atención a su producto o servicio. Aproveche estas semanas para subir «blogs» a la nube y realizar «facebook lives» educativos sobre lo que tiene para ofrecer.

3) Ajuste las ventajas de comprar su producto en todas las comunicaciones de su empresa. En estos tiempos, es mucho más útil que en sus anuncios y publicaciones en redes sociales ofrezca, por ejemplo, “entrega a domicilio” o por correo postal.

4) Aproveche el tiempo en casa para poner al día su base de datos de clientes y comience a enviarles las nuevas comunicaciones por correo electrónico. Nunca encontramos el tiempo para crear una base de datos con las tarjetas de presentaciones que nos dan en las reuniones de negocios a las que asistimos. Este podría ser el momento perfecto.

5) Si su servicio o producto es de alta demanda en este momento (jabones, desinfectantes, suplementos vitamínicos), incluya una línea telefónica para responder preguntas o dudas. Y no olvide añadir un correo electrónico de contacto.

6) Ofrezca sus servicios “en línea” y comuníquelo.  Si es un consultor, tutor, asesor o artista gráfico, ofrezca sus servicios por teleconferencias o “face time”.  No hay razón para que deje de generar ingresos.

7) Si no puede ofrecer sus productos o servicios “en línea”, haga entonces ofertas especiales en preventa. Esto podría funcionar muy bien con cenas, estadías, regalos y ropa. Implementando esta estrategia podría recibir dinero ahora mientras su negocio  está inactivo.

8) Comience a trabajar y a coordinar su agenda de trabajo para abril y comunique los espacios que tiene disponible a clientes y a futuros clientes.

9) Comunique los ajustes en horarios y servicios por mensajes de texto a teléfonos móviles. Es un canal de comunicación altamente efectivo que activará a sus clientes a buscarlo en redes sociales o a adquirir su producto tanto en línea como por correo postal.

Lo único constante en la vida es el cambio, y aquellos empresarios o empresarias que no tengan la voluntad o la capacidad de ajustarse al mismo, están destinados al fracaso. Miremos fuera de la caja e identifiquemos oportunidades mientras enfrentamos la crisis. El plan de comunicación de una empresa jamás cae en «distanciamiento social». Es el momento de mantener comunicación continua con su público objetivo. Si no lo hace usted, su competencia lo hará.