CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Clima

Arthur, la primera tormenta con nombre de la temporada de huracanes, podría formarse este fin de semana

Por Judson Jones

(CNN) — Los meteorólogos apuntan a un posible sistema tropical con nombre en la costa sureste de Estados Unidos este fin de semana.

Hay un 70% de posibilidades de desarrollo de tormentas en los próximos cinco días, pronostica el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inlgés).

Este podría ser el sexto año consecutivo con una tormenta que se forma antes del 1 de junio, el inicio oficial de la temporada de huracanes.

Si se le pusiera nombre al sistema, sería Arthur, el primer nombre en la lista de huracanes del Atlántico de este año.

Es probable que el desarrollo ocurra justo al noreste o justo sobre las Bahamas.

MIRA: Estados Unidos, sin salir de la pandemia, espera al menos seis huracanes

A medida que la tormenta se organiza, podría acercarse a la costa este, a principios de la próxima semana, antes de regresar al océano Atlántico.

Las amenazas más importantes en tierra serán probables vientos con fuerza de tormenta tropical, fuertes lluvias y olas peligrosas.

«Si el sistema se desarrollara, probablemente sería una depresión subtropical o una tormenta subtropical», dice el meteorólogo de CNN Dave Hennen. «Una tormenta subtropical es un híbrido entre un área regular de baja presión (núcleo frío) y un sistema puramente tropical (núcleo cálido)».

El NHC comenzó a dar a las tormentas subtropicales un nombre de ciclón tropical en 2002.

Para que una tormenta subtropical se convierta en huracán, tiene que volverse completamente tropical estableciendo un núcleo cálido y luego fortaleciéndose a los vientos huracanados.

«No es probable que esta tormenta potencial se convierta en un huracán completo», dice el meteorólogo de CNN Chad Myers. «Aún así, con temperaturas del océano superiores a lo normal la mayor parte del año, a mediados de mayo probablemente se convertirá en el nuevo comienzo de la temporada de tormentas tropicales».

Las condiciones se están volviendo favorables para el desarrollo tropical

Las temperaturas de la superficie del mar continúan siendo superiores al promedio a través del Atlántico, a excepción del Atlántico Norte más frío.

Las temperaturas cálidas de la superficie son el combustible necesario para el desarrollo de huracanes.

«Aunque la mitad oriental de América del Norte ha estado fría en los últimos días y las aguas costeras están más frías de lo normal, el área en alta mar de probable desarrollo todavía está 2 grados por encima de lo normal», dice Myers.

Son estas temperaturas de la superficie del mar y la posibilidad de que se forme La Niña lo que hace que la mayoría de los meteorólogos hablen de una temporada de huracanes en el Atlántico activa, posiblemente incluso extremadamente activa.

La Niña es la fase fría del patrón climático El Niño-Oscilación del Sur (ENOS), un fenómeno natural que implica fluctuaciones de las temperaturas oceánicas en el Pacífico.

La Niña es lo opuesto a El Niño, que es la fase cálida del ciclo. Si se forma La Niña en el Pacífico, puede aumentar significativamente la cantidad de huracanes en el Atlántico porque crea un ambiente eólico más favorable.

MIRA: ¿Por qué los huracanes ayudarían a salvar los arrecifes de coral?

Hay más de una docena de pronósticos iniciales publicados. Y aunque el pronóstico oficial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica no llegará hasta el 21 de mayo, un fuerte consenso en los pronósticos en toda la industria indica que el Atlántico está en una temporada activa.