CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Facebook y Twitter se enfrentan por la verificación de información a medida que las amenazas de Trump se intensifican

Por Donie O'Sullivan

(CNN Business) — Durante años, Twitter y Facebook han disfrutado de una sana rivalidad: han competido por adquisiciones, talento y dólares publicitarios, y a veces han ido tan lejos como para copiar las características de los demás en la búsqueda sin fin para hacer crecer su público.

Pero el choque entre las dos compañías tecnológicas pareció cobrar nueva vida esta semana después de que la decisión de Twitter de colocar etiquetas de verificación de datos en algunos de los tuits del presidente Donald Trump que provocó una serie de amenazas, incluido un decreto inminente que regula las compañías de redes sociales.

MIRA : Los alcances de la pelea de Trump con Twitter

Los presidentes ejecutivos de las dos compañías intercambiaron críticas en público. Exempleados publicaron sus propios golpes en las redes sociales. Y algunos legisladores se apresuraron a destacar las diferencias entre el enfoque que tomaron Twitter y Facebook, lo que podría aumentar las tensiones.

“Tenemos una política diferente que, creo, Twitter en esto”, dijo el cofundador y presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, a Fox News en un clip publicado en línea este miércoles. “Creo firmemente que Facebook no debería ser el árbitro de la verdad de todo lo que la gente dice en línea”.

Horas después, el presidente ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, pareció rechazar la afirmación, diciendo que etiquetar los tuits con verificaciones de datos no convierte a la compañía de redes sociales en un “árbitro de la verdad”.

Twitter tiene nuevas reglas, y las aplicó a Trump 1:54

“Nuestra intención es conectar los puntos de las declaraciones en conflicto y mostrar la información en disputa para que las personas puedan juzgar por sí mismas. Una mayor transparencia de nuestra parte es fundamental para que la gente pueda ver claramente el por qué detrás de nuestras acciones”, tuiteó Dorsey este miércoles por la noche.

Otros fueron aún más directos. En una serie de tuits el miércoles, el exejecutivo de Twitter Jason Goldman calificó la declaración de Zuckerberg a Fox News como una “mala cita” y agregó: “Ir a Fox para golpear a Twitter en defensa de Trump es realmente una movida”.

Los enfrentamientos públicos entre las dos compañías dejaron de lado el frente unificado que la industria de la tecnología intentó presentar en la forma en que maneja la información errónea. Los tuits de Trump en cuestión afirmaron falsamente que el gobernador de California estaba enviando el tarjetón de votación por correo a “cualquiera que viva en el estado, sin importar quiénes son o cómo llegaron allí”. Twitter los etiquetó con un mensaje que instaba a los usuarios a “Obtener información sobre la votación por correo”. El mensaje de Twitter se vinculó directamente a una página de verificación de datos curada por periodistas y resúmenes de artículos de noticias que desacreditan la afirmación.

MIRA: Opiniones de analistas sobre el pensamiento positivo de Trump: todos peligramos

Facebook decidió no hacer nada, a pesar de que aparecieron publicaciones idénticas en la plataforma. La compañía dijo anteriormente que los políticos están exentos de su programa de verificación de hechos de terceros.

La retórica combativa también insinúa cuán alto es el riesgo para cada negocio a medida que Trump intensifica sus amenazas.

El proyecto del decreto que está preparando la administración Trump busca reducir el poder de las grandes plataformas de redes sociales, incluidos Twitter y Facebook, al intentar reinterpretar una ley crítica de 1996 que protege a los sitios web y las empresas tecnológicas de las demandas.

En tuits anteriores después de que Twitter añadiera la etiqueta de verificación de hechos, Trump amenazó con “regular” o incluso “cerrar” las plataformas de redes sociales.

Esta semana no es la primera vez que Zuckerberg y Dorsey están en desacuerdo sobre cómo manejar el discurso político en sus respectivas plataformas.

Dorsey anunció en octubre pasado que Twitter dejaría de publicar anuncios políticos. Su anuncio se produjo después de que Zuckerberg defendiera públicamente que Facebook no solo permitiera anuncios políticos, sino que también permitiera que los políticos mientan en esos anuncios.

En sus tuits del miércoles, Dorsey dijo que asume la responsabilidad final de las decisiones tomadas por Twitter y pidió a las personas que “dejen a nuestros empleados fuera de esto”. (El miércoles anterior, los dos hijos mayores de Trump y la consejera de la Casa Blanca Kellyanne Conway señalaron los tuits hechos por el empleado de Twitter Yoel Roth en 2016 y 2017 como evidencia del presunto sesgo de Twitter contra el presidente).

La forma atípica del presidente Trump de hacer política 3:44

“En última instancia, hay alguien responsable de nuestras acciones como empresa, y ese soy yo”, dijo Dorsey.

En ese punto, al menos, Dorsey y Zuckerberg parecen estar de acuerdo. “Comencé Facebook”, dijo Zuckerberg al Senado en 2018, “lo administro y soy responsable de lo que sucede aquí”.