CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Muchos estados de EE.UU. hacen una pausa en la reapertura, pero expertos dicen que la propagación del nuevo coronavirus ahora es difícil de controlar

Por Christina Maxouris

(CNN) — Al menos 16 estados han detenido sus planes de reapertura en respuesta a un aumento de nuevos contagios, pero algunos funcionarios de salud dicen que la propagación del nuevo coronavirus será difícil de controlar.

«Lo que esperamos es que podamos tomarlo en serio y retrasar la transmisión en estos lugares», dijo la doctora Anne Schuchat, subdirectora principal de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés). «Pero lo que creo que es muy desalentador es que claramente no estamos en un punto en el que se propague tan poco el virus que sea fácil de eliminar».

Estados Unidos ha reportado más de 2,5 millones de casos de coronavirus y al menos 126.140 muertes, según la Universidad Johns Hopkins. Los líderes estatales y locales han dicho que el aumento de casos se debe, en parte, a reuniones, tanto en hogares como en lugares como bares, que algunos expertos calificaron como el caldo de cultivo perfecto para el virus.

Perder vidas o dinero: un dilema con respuesta 1:13

Pero los expertos han advertido durante mucho tiempo que algunos estados también reabrieron demasiado pronto y demasiado rápido, advirtiendo que la medida podría conducir a más picos en los casos.

Durante el fin de semana, el gobernador de California, Gavin Newsom, cerró bares en siete condados y recomendó su cierre en varios más. En Texas, se ordenó el cierre de los bares, mientras que Florida suspendió el consumo local de alcohol en todo el estado. Arizona cerró sus bares, gimnasios y otros negocios durante un mes. También se ordenó el cierre de las playas de Miami, Fort Lauderdale y Palm Beach, para el fin de semana festivo del 4 de julio.

publicidad

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció este lunes que el estado decidirá más adelante esta semana si retrasará la reapertura de servicios en interiores de restaurantes en la ciudad de Nueva York, ya que «se ha demostrado que representa un riesgo en otros estados».

Incluso con medidas renovadas, un experto dice que no hay pruebas de que volver a cerrar bares y otros negocios retrasará el resurgimiento del virus en partes de Estados Unidos.

«Están tratando de ver si pueden hacer esto selectivamente, lo que significa cerrar bares o restaurantes al 50% y alentar el uso de mascarillas o, en algunos casos, hacer obligatorio su uso y no llegar a ese cierre completo», dijo el Dr. Peter Hotez, decano para la Escuela Nacional de Medicina Tropical en Baylor College of Medicine. «¿Cuál es la evidencia de que eso funcionará?».

Los casos de covid-19 siguen aumentando en California 1:48

Solo dos estados ven una disminución en los nuevos casos

El replanteamiento de cómo reabrir de manera segura el país se produce cuando los nuevos casos en al menos 36 estados tienen una tendencia al alza en comparación con la semana anterior, según datos de Johns Hopkins.

Los estados que informan un aumento en nuevos casos incluyen: Alabama, Alaska, Arizona, Arkansas, California, Colorado, Delaware, Florida, Georgia, Idaho, Illinois, Indiana, Iowa, Kansas, Kentucky, Louisiana, Maine, Michigan, Mississippi , Missouri, Montana, Nevada, Nuevo México, Carolina del Norte, Ohio, Oregon, Pensilvania, Carolina del Sur, Tennessee, Texas, Utah, Vermont, Washington, Virginia Occidental, Wisconsin y Wyoming.

Doce estados están caminando constantemente en nuevos casos: Connecticut, Hawai, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Nebraska, Nueva Hampshire, Nueva York, Dakota del Norte, Oklahoma, Dakota del Sur y Virginia.

Dos estados informaron una disminución en nuevos casos: Nueva Jersey y Rhode Island.

Reapertura sí, pero ¿cómo hacerla? 6:43

«Las próximas dos semanas serán críticas», dice alcalde de Los Ángeles

En Los Ángeles, la directora de Salud del condado dijo que los funcionarios «no esperaban ver este aumento tan rápido tan rápido».

Desde que comenzó la reapertura hace varias semanas, Los Ángeles ha visto un aumento alarmante en casos y hospitalizaciones, dijo la directora de Salud, Barbara Ferrer. Ahora hay un total de más de 100.00 casos confirmados, con un récord de un solo día de 2.903 nuevos casos reportados el lunes.

Las próximas dos semanas serán críticas, dijo el lunes el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti.

«Este período será nuestra segunda gran prueba para ver si podemos o no hacer las cosas, toda la sabiduría que hemos aprendido, para aplicarlo colectivamente y asegurarnos de que hacemos nuestra parte para mantener a las personas viviendo y mantener sus medios de vida», dijo Garcetti.

Con la tasa actual de aumentos, las camas de hospital de Los Ángeles probablemente alcanzarán su capacidad en unas pocas semanas, dijo la Dra. Christina Ghaly, directora de Servicios de Salud.

«El número de camas de hospital podría volverse inadecuado en las próximas semanas», dijo Ghaly. Solo hay suficientes respiradores en el condado para durar cuatro semanas y Ghaly dice que las proyecciones del condado muestran un marcado aumento en las tasas de mortalidad.

En el condado de Riverside, en el sur de California, alrededor del 96% de todas las camas de unidades de cuidados intensivos están en uso, dijeron funcionarios el lunes.

Durante el fin de semana, el condado informó que su capacidad de lecho de unidades de cuidados intensivos alcanzó el 99%, en gran parte debido al desbordamiento del vecino Condado Imperial. Ahora hay en uso 370 camas de cuidados intensivos, un 3% menos que el fin de semana.

«Apenas sobrevivimos al primer cierre»

Mientras tanto, la escalada en los casos significa que muchas empresas en todo el país se han visto obligadas a cerrar por segunda vez, lo que algunos propietarios dicen que puede ser devastador.

En Texas, después de que el gobernador ordenó el cierre de bares nuevamente, la semana pasada, un propietario de un bar en Houston le dijo a CNN que está solicitando subsidio de desempleo.

Y después de que Florida suspendió el consumo de alcohol en el lugar, un bar de Jacksonville dijo que les preocupaba lo que significaría cerrar sus puertas por segunda vez.

«Apenas sobrevivimos al primer cierre y una vez que se nos permitió volver a abrir en la Fase 2, fuimos muy estrictos sobre seguir todas las pautas de los CDC», dijo un portavoz del bar Volstead.

En Arizona, donde el gobernador anunció quizás una de las reversiones más radicales hasta la fecha, muchas empresas se vieron obligadas a cerrar, esta vez durante al menos 30 días.

La orden firmada por el gobernador del estado prohíbe las reuniones grandes y detiene las operaciones de bares, gimnasios, cines, parques acuáticos y alquiler de canoas.

«Nuestra expectativa es que la próxima semana, nuestros números serán peores», dijo el lunes el gobernador Doug Ducey. «Tomará varias semanas para que las mitigaciones que estamos implementando tengan efecto».

— Cheri Mossburg de CNN, Alexandra Meeks, Shelby Lin Erdman, Sarah Moon y Naomi Thomas contribuyeron a este informe.