CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cibercrimen

El hackeo de Twitter le da otra vez una imagen negativa a Bitcoin

Por Clare Duffy

(CNN Business) — El hackeo del miércoles por la noche a Twitter no fue buena suerte para Bitcoin.

Los piratas informáticos se tomaron las cuentas pertenecientes a figuras tan conocidas como Elon Musk, Bill Gates y Barack Obama en un aparente esfuerzo por obtener ingresos estafando a las personas con Bitcoin, una forma de moneda digital. La estafa en sí era bastante común, pero el hecho de que los piratas informáticos pudieran usar las cuentas oficiales de figuras prominentes para perpetrar el ataque es inusual y puede haber hecho que las personas desprevenidas sean más propensas a ser víctimas de eso.

Si bien fue la moneda utilizada para cobrar rápidamente el asalto, Bitcoin no es realmente el culpable del ataque del miércoles por la noche. Pero hay algunas características de Bitcoin que pueden hacer que llevar a cabo tal estafa -y salirse con la suya-, sea más fácil que si se hubiera hecho por otros medios. Los reguladores han expresado previamente su preocupación por Bitcoin por su historial de uso por parte de estafadores.

Aún así, los expertos en la industria de las criptomonedas dicen que piensan que es poco probable que el hack del miércoles menoscabe significativamente la confianza o la adopción de Bitcoin u otras monedas digitales.

«Ciertamente no es el tipo de publicidad que queremos para Bitcoin o cualquier otra criptomoneda», dijo Kristin Smith, directora ejecutiva del grupo comercial de la industria Blockchain Association. «Pero es realmente importante darse cuenta de que esto fue un pirateo y que el crimen es el pirateo, no es el hecho de que Bitcoin haya sido el premio deseable de este ataque».

publicidad

‘Estafa de regalo’

Los expertos dicen que los efectos del ataque probablemente fueron mitigados por el hecho de que este no era un nuevo tipo de estafa. Los seguidores de Elon Musk y otras figuras importantes pueden estar acostumbrados a ver tales ofertas tuiteadas en las respuestas a los tuits de esas celebridades.

Se conoce como una «estafa de regalo«, en la que los piratas informáticos alientan a las personas a enviar Bitcoin a una billetera digital y prometen devolver el doble del dinero a cambio. A menudo se hace con el pretexto de querer retribuir a una comunidad o seguidores, como fue el caso en el ataque del miércoles. Pero, en cambio, el estafador se lleva el dinero.

Por lo general, los estafadores llevan a cabo tales ataques, por ejemplo, haciendo que una cuenta de Twitter sea casi idéntica al perfil de una persona famosa: la misma imagen de perfil, el mismo nombre y ajustes difíciles de detectar en el identificador, y respondiendo a uno de los tuits de esa persona famosa con la oferta, haciendo que parezca que fue la persona famosa que la dijo.

«La gente ve que esto sucede debajo de la cuenta de Twitter de Elon Musk todo el tiempo», le comentó a CNN Business Neeraj Agrawal, director de comunicaciones en Coin Center. «La gente ya conoce este concepto de las estafas de regalos».

Sin embargo, en el caso del miércoles, las ofertas provenían directamente de las cuentas verificadas (pirateadas) de celebridades.

Desafíos de un sistema descentralizado

Un aspecto de Bitcoin que los adoptantes generalmente elogian como un beneficio es el hecho de que no está controlado por una autoridad centralizada, como un banco. Eso significa que no está vinculado a ningún gobierno (que podría, por ejemplo, promulgar políticas que devalúen una moneda) y los usuarios no tienen que confiar en ninguna organización para proteger su dinero.

Pero en el caso del ataque del miércoles, también significa que las personas que fueron estafadas no tienen a quién acudir para obtener ayuda para recuperar su dinero, de la forma en que uno podría ir a su banco y pedirle que revierta una transacción fraudulenta. Si una persona envía US$ 1.000 en bitcoins a una billetera digital con la esperanza de que Elon Musk les envíe US$ 2,000, probablemente no tengan suerte.

«Con Bitcoin, tienes que entender lo que estás usando», afirmó Agrawal. «Es mucho más parecido a un billete de dólar (físico). Si se lo entregas a alguien, desaparece. Hay un mayor sentido de responsabilidad que debes tener si lo estás usando».

No obstante, existen algunas protecciones para los propietarios de Bitcoin, incluido el uso de intercambios regulados bien conocidos.

Las compañías de intercambio Coinbase y Gemini, que fueron de las primeras en usar sus cuentas de Twitter en el ataque el miércoles, dijeron que rápidamente pusieron las direcciones de billetera digital de los hackers en una lista de bloqueo cuando se dieron cuenta de la estafa, para que los usuarios no pudieran para enviar dinero a esas cuentas.

«Gemini identificó el fraude de inmediato y agregó las direcciones de los estafadores a nuestra lista de bloqueo para evitar que nuestros clientes sean víctimas de esta estafa», señaló Gemini en un comunicado. «Estafas como esta no son exclusivas de la criptomoneda, y desafortunadamente los delincuentes continuarán ejecutando estas estafas, ya sea para robar dinero tradicional o criptomonedas».

Debido a la naturaleza de Bitcoin, también podría ser difícil determinar quién estuvo detrás del ataque, aunque es fácil ver a dónde se fue el dinero. Las billeteras de Bitcoin tienen cada una su propio código único, pero no siempre están asociadas al nombre de una persona real. Sin embargo, no es imposible (Robert Mueller lo hizo): las transacciones de bitcoin se registran en un libro público que cualquiera puede ver, y se pueden encontrar pistas sobre dónde el dinero de esas transacciones se transfiere al sistema financiero tradicional.

Promueven boicot contra Goya Foods por halagos a Trump 1:34

¿Qué implicará esto?

Los expertos de la industria dicen que no esperan que el ataque del miércoles conduzca a una represión regulatoria contra Bitcoin.

«Los reguladores analizarán esto y verán que no hay nada diferente que pueda abordarse a través de la política de lo que han estado haciendo», dijo Agrawal.

Y algunos actores del sector dicen que el hackeo en realidad apunta a un problema fundamental con Twitter y otros sistemas centralizados, y argumenta a favor de sistemas descentralizados como Bitcoin.

«No sabemos cómo sucedió este hack, pero cuando tienes un sistema centralizado donde hay un punto de contacto al que los malos pueden apuntar e intentar entrar y penetrar, eso es muy vulnerable», aseguró Smith, de la Asociación Blockchain.