CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Soldado desaparecido Elder Fernandes era la víctima en una investigación sobre «contacto sexual abusivo»

Por Dakin Andone

(CNN) — Un soldado de Fort Hood que ha estado desaparecido desde el lunes había sido trasladado a una unidad diferente porque era la víctima en una investigación sobre «contacto sexual abusivo», dijo el Ejército.

El teniente coronel Chris Brautigam, funcionario de asuntos públicos de la Primera División de Caballería, dijo a CNN en un comunicado que hay una «investigación abierta de contacto sexual abusivo» que involucra al sargento Elder Fernandes, y confirmó que Fernandes es la víctima en la investigación.

«El coordinador de respuesta a agresiones sexuales de la unidad ha estado trabajando de cerca con el sargento Fernandes, asegurándose de que estuviera al tanto de todas sus opciones de denuncia, atención y defensa de víctimas», dijo Brautigam. «La unidad también facilitó su traslado de una unidad que se ha desplegado recientemente a una unidad diferente dentro de la brigada para asegurarse de que recibiera la atención adecuada y de que no hubiera oportunidades de represalias», explicó.

Fernandes, de 23 años, está asignado a una unidad en la Primera División de Caballería. Fue visto por última vez el lunes de tarde por su sargento de personal cuando lo dejaron en su casa en Killeen, Texas, dijo la familia del soldado a la policía.

El Ejército dijo el jueves que está pidiendo la ayuda del público para encontrar a Fernandes, según un comunicado de Fort Hood.

«Nuestra principal preocupación es su salud y bienestar», dice el comunicado.

Fernandes mide aproximadamente 1,60 metros y pesa cerca de 60 kilogramos, según el Departamento de Policía de Killeen, que está investigando su desaparición. La policía dijo que fue visto por última vez vistiendo una camiseta negra de entrenamiento del Ejército y pantalones cortos con zapatos deportivos rojos.

«Esto es muy, muy inusual», dijo Isabel Fernandes, tía del soldado desaparecido, a KTRK, afiliada de CNN. Habló por última vez con su sobrino el viernes pasado por la mañana y dijo que había llamado a su madre el domingo. Fernandes prometió volver a llamar el lunes, dijo su tía.

«Llegó y pasó el lunes y él no llamó, y no respondió las llamadas de nadie más. El martes no hubo llamadas y mi hermana terminó volando hacia allí ayer, y todavía no hemos tenido noticias de él», dijo a KTRK.

Según Fort Hood, Fernandes es un especialista químico, biológico, radiológico y nuclear asignado al Cuartel General y a la Compañía del Cuartel General, 553º Batallón de Apoyo al Mantenimiento del Combate, 1ª Brigada de Mantenimiento de la División de Caballería. Encontrarlo es una «máxima prioridad para la División», dijo el comunicado de Fort Hood.

«Hemos completado una búsqueda en toda el área de la división, para incluir pistas para vehículos, estacionamientos y edificios del cuartel general», dice el comunicado, «y la unidad está en contacto con la familia del soldado, la División de Investigación Criminal del Ejército de Estados Unidos (CID, por sus siglas en inglés) y agencias civiles de aplicación de la ley para ayudar a encontrarlo mientras continuamos nuestra búsqueda».

Cualquiera que haya visto a Fernandes o sepa dónde podría estar debe comunicarse con la policía de Killeen, la policía militar en Fort Hood o el Comando de Investigación Criminal del Ejército.

«En este momento no sospechamos de un acto criminal en la desaparición del sargento Fernandes», dijo la Primera División de Caballería en una publicación de Twitter el viernes.

La organización de búsqueda y recuperación Texas EquuSearch confirmó el viernes que se había unido al esfuerzo de búsqueda de Fernandes.

Este año ha habido una serie de incidentes en los que soldados de Fort Hood desaparecieron y murieron. Quizás el más destacado fue el asesinato de la soldado Vanessa Guillén. El principal sospechoso de su desaparición, otro soldado de Fort Hood, se suicidó cuando fue confrontado por los investigadores, según la CID.

A raíz de su muerte, el Ejército anunció una junta de revisión independiente compuesta por cinco civiles que estudiarían el «clima y la cultura de mando» en Fort Hood.

Algunos soldados han muerto en circunstancias misteriosas, incluido el soldado Gregory Scott Morales, cuyos restos óseos fueron encontrados en un campo de Killeen a mediados de junio, 10 meses después de su desaparición. Fort Hood dijo en un comunicado en ese momento que se sospecha de un crimen en su muerte.

Nicole Chavez, Kay Jones, Raja Razek, Ray Sanchez y Alta Spells de CNN contribuyeron a este informe.