CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Activistas se reúnen para otra marcha en Washington, 57 años después

Por Harmeet Kaur, Jason Hanna

(CNN) – La marcha del viernes en Washington comenzó con llamados enfáticos a la reforma policial, la reforma de la justicia y la acción de los votantes, 57 años después del día en que el discurso «Tengo un sueño» del Dr. Martin Luther King Jr. se hizo eco desde el mismo lugar en el National Mall.

Se espera que los participantes que se reúnan en el Lincoln Memorial para el evento, organizado por el reverendo Al Sharpton y acompañado por el hijo de King, Martin Luther King III, incluyan a familias de personas negras asesinadas o gravemente heridas en encuentros policiales, incluidos George Floyd y Jacob Blake.

«Aprovecharemos el momento. Trabajaremos para sanarnos y hacia la justicia… como si nuestras vidas dependieran de ello, porque así es», dijo la representante federal Ayanna Pressley, demócrata por Massachusetts, a la multitud el viernes por la mañana.

«Déjame aclarar: ¡las vidas de las personas negras importan!», dijo Pressley.

«Queremos un Estados Unidos que pisotee la división, la intimidación y la amenaza. Queremos una Casa Blanca que se erija como un sanador en jefe, que comprenda el dolor de las madres negras», dijo la representante Sheila Jackson Lee, demócrata de Texas, a la multitud.

publicidad

La marcha del viernes, que se dirigirá al Monumento a Martin Luther King Jr. por la tarde, se produce exactamente 57 años desde que las multitudes llenaron el National Mall para exigir derechos civiles y oportunidades económicas en 1963.

El evento, denominado «Marcha del compromiso: quítame la rodilla del cuello», pone fin a una semana tumultuosa, en la que la policía de Wisconsin disparó contra Blake. Y llega después de un verano que ha sido testigo de una protesta mundial por los asesinatos de estadounidenses negros a manos de las fuerzas del orden. Además, tiene lugar en medio de una pandemia que ha afectado de manera desproporcionada a las personas de color.

Sharpton anunció la marcha el 4 de junio cuando pronunció un panegírico por Floyd. Aunque lo había discutido brevemente con Martin Luther King III y otros, el anuncio ocurrió de improviso, mientras él estaba «movido por el espíritu», dijo King a CNN.

También se espera que los participantes incluyan a familiares de Trayvon Martin, Breonna Taylor, Ahmaud Arbery.

Las multitudes se reunieron alrededor y frente al espejo de agua del monumento. Más cerca del podio, algunas personas se sentaron en sillas, separados por precauciones contra el coronavirus, en la plaza.

Los organizadores han enfatizado que la marcha cumplirá con las pautas de salud y las ordenanzas locales. Se requieren máscaras faciales para marchar, y se proporcionarán máscaras, guantes y desinfectante de manos en el lugar.

La marcha está destinada a ser una conmemoración de un momento fundamental en la historia de Estados Unidos, que exigió derechos civiles y oportunidades económicas.

Los activistas el viernes también están pidiendo al Senado que apruebe una legislación de reforma policial que lleva el nombre de Floyd, que la Cámara aprobó en junio. Y están pidiendo poner fin a la violencia policial, desmantelar el racismo sistemático y garantizar el acceso a las urnas, dijeron los organizadores.

El proyecto de ley, titulado George Floyd Justice in Policing Act de 2020, reformaría la inmunidad calificada para las fuerzas del orden, prohibiría las órdenes de arresto en casos federales de drogas, prohibiría los estrangulamientos a nivel federal y establecería un registro nacional de mala conducta policial, entre otros.

‘Es un gran momento para nosotros como pueblo’

Un hombre negro viajó desde Dallas para asistir estaba allí porque «es un gran momento para nosotros como pueblo», le dijo a WJLA, afiliada de CNN.

«Hace cincuenta y siete años, estaban aquí marchando en Washington por la igualdad para la gente. En este momento, creo que esta marcha se trata de supervivencia», dijo el hombre, que se identificó sólo como Bubba.

«No hay que esperar a que votemos. No deberíamos tener que esperar por eso. Eso debería suceder hoy, donde no deberíamos tener que estar preocupados por nuestros hijos… sin tener que preocuparnos por recibir una llamada telefónica de que han sido baleados o asesinados, sobre todo por policías que supuestamente nos protegen”, dijo.

Antes del programa principal, se reprodujeron mensajes grabados en pantallas grandes frente al monumento, en los que los oradores pidieron a la gente que votara y, como dijo uno de los oradores, «incomodar a quienes se sienten cómodos con nuestra opresión».