CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Béisbol

El número de Roberto Clemente vuelve al diamante después de 48 años

Por César López

(CNN Español)– Este 9 de septiembre es el día en que el béisbol honra a Roberto Clemente. El pelotero puertorriqueño desaparecido en un siniestro aéreo, en 1972, cuando se encontraba en una misión humanitaria.

Por primera vez desde 1972, el número 21 de Clemente se verá en un un jugador de los Pirates, pero este homenaje lo hará todo el equipo cuando salte al diamante para enfrentar a los White Sox de Chicago. Las Grandes Ligas, además, permitirán que los jugadores puertorriqueños de otros equipos usen este número en sus presentaciones.

Los Pirates vestirán el número 21 de Clemente 1:05

Roberto Clemente , nacido el 18 de agosto de 1943, en Carolina, Puerto Rico, pasó a la historia por ser el primer latinoamericano en conseguir, en 1973, un lugar en el Salón de la Fama del Béisbol.

Y no era para menos: durante su corta y prolífica carrera logró 12 Gold Glove Awards consecutivos, cuatro títulos de bateo de la Liga Nacional (1961, 1964, 1965 y 1967); 3.000 hits en su carrera, el Premio de Jugador Más Valioso de la Liga Nacional de 1966, 2 anillos de la Serie Mundial y el Premio de Jugador Más Valioso de la Serie Mundial, en 1971.

Todo esto tras haber debutado en 1955 en las ligas profesionales.

publicidad

En esta imagen aparece el trofeo del Premio Roberto Clemente, en homenaje al beisbolista puertorriqueño, que fue incluido en el Salón de la fama de este deporte en 1973. (Crédito: Mike Stobe/Getty Images)

Clemente se casó en 1964 con Vera Cristina Zabala, quien recordó que el beisbolista había soñado con su muerte poco antes de que ocurriera. Zabala recordó que su esposo se vio «sentado en una nube mencionando las personas que estaban en su entierro”. Y añade: «el papá de Roberto soñó también la noche antes. Vino el sobrino de Roberto a decirle: ‘Mira, dice abuelo que él soñó que el avión se caía, que por favor no vayas’”.

Con Zabala tuvo tres hijos: Roberto Jr., Roberto Enrique y Luis Roberto. Este último lo describió como un “padre cariñoso”.

Pero la vida del beisbolista terminó de manera inesperada después de que un terremoto de magnitud 6,2 sacudió Nicaragua y Clemente decidió viajar hasta allí para llevar personalmente ayuda humanitaria y asegurarse de que esta llegara a los más necesitados. El 23 de diciembre de 1972, el avión en el que viajaba se accidentó y la vida de Clemente se detuvo a los 38 años.