CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciclismo

Tadej Pogacar gana el Tour de Francia y hace historia para Eslovenia

Por Paul Gittings

(CNN) — Tadej Pogacar se convirtió en el primer esloveno en ganar el Tour de Francia cuando finalizó la famosa carrera de tres semanas en los Campos Elíseos de París el domingo.

Pogacar, que este lunes cumple 22 años, es el vencedor más joven desde 1904, sellando su triunfo con una sensacional actuación en la contrarreloj de montaña en la penúltima etapa.

Hasta entonces parecía que su compatriota y líder desde hace mucho tiempo Primoz Roglic reclamaría el maillot amarillo, pero en un cambio notable fue Pogacar quien ganó la etapa y tomó la ventaja de la carrera por 59 segundos.

La 21ª etapa del domingo es por tradición un evento procesional, sin intentos de escapadas hasta que comiencen los ocho circuitos finales alrededor de la capital francesa.

Pogacar se mantuvo seguro en su bicicleta para cruzar la línea en triunfo con sus compañeros de equipo del UAE Team Emirates, ya que la etapa fue ganada brillantemente por el ganador del maillot verde Sam Bennett de Irlanda, su segunda victoria de etapa del Tour 2020.

publicidad

El irlandés Sam Bennett, piloto del Team Deceuninck, sube a la etapa final de la 107ª edición del Tour de Francia en los Campos Elíseos para confirmar su victoria en la clasificación del maillot verde.

Bennett usurpó al eslovaco Peter Sagan, un siete veces ganador, para encabezar la clasificación de puntos y lo hizo con cierto estilo, relegando al campeón del mundo Mads Pedersen al segundo lugar en el escenario, con Sagan en tercer lugar.

«No puedo decirles lo emocionado que estoy», dijo Bennett. «El maillot verde y los Campos Elíseos, los campeonatos del mundo de velocidad. Nunca pensé que sería capaz de ganar esta etapa y hacerlo con el verde es tan especial».

Triple para Pogacar

No solo reclamó el maillot amarillo, Pogacar también selló el premio Rey de la Montaña y ganó la categoría de mejor joven en su primer intento en el Tour.

Roglic, que había liderado desde la novena etapa con su poderoso equipo Jumbo-Visma como apoyo, tuvo que conformarse con el segundo lugar en la general, con el veterano australiano Richie Porte (Trek-Segafredo) ocupando el último lugar en el podio.

A Pogacar le ha resultado difícil asimilar su inesperado triunfo, recuperándose de perder más de un minuto con vientos cruzados en la séptima etapa para abrirse camino de regreso a la contienda y finalmente reclamar la amarilla.

«Es increíble estar aquí en París en el escalón más alto del podio», expresó.

«Nunca pensé que estaría aquí. Ha sido una aventura increíble de tres semanas. No puedo describir cómo me siento ahora».

Dado que la pandemia mundial hizo que la carrera se moviera de su tradicional horario de julio, había dudas de que incluso se completara con estrictas medidas de higiene y pruebas obligatorias de coronavirus para los ciclistas y las conexiones de su equipo.

Los espectadores también estaban limitados en las áreas de llegada, con solo 5.000 permitidos en el área del podio posterior a la carrera en París, generalmente ocupada por muchos miles más.

Así fue, con cierto alivio para los organizadores, que después de 3.400 km de carrera intensa, los 146 corredores restantes tomaron la salida para la última etapa y el sprint final muy disputado en París.