CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Accidentes

Los accidentes fatales y los hábitos arriesgados de conducción aumentaron en 2020 en EE.UU. pese a que hubo menos personas en la calle, según informe

Por Scottie Andrew

(CNN) — El covid-19 ha obligado a muchos estadounidenses a quedarse en casa y quedarse quietos. Sin embargo, a pesar de que menos personas condujeron durante los primeros seis meses de la pandemia, crecieron los hábitos de conducción más arriesgados, lo que provocó un aumento preocupante de los accidentes fatales, muestran datos preliminares.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) publicó un informe sobre los hábitos de conducción de los estadounidenses entre marzo y septiembre de 2020 y encontró algunas tendencias alarmantes. Las muertes por accidentes de tránsito aumentaron, menos conductores y pasajeros usaron sus cinturones de seguridad y más conductores que resultaron heridos en accidentes automovilísticos tenían drogas o alcohol en su sistema.

El reporte de la NHTSA no incluye contexto sobre por qué han tenido lugar estas tendencias peligrosas de conducción durante la pandemia, en parte porque los datos que cita son preliminares. Sin embargo, ya lanzó una campaña en redes sociales para llegar a los conductores en los estados donde las muertes en las carreteras aumentaron más. Estos incluyen a Louisiana, Michigan, Nueva York y Texas.

«La NHTSA está profundamente preocupada por las tendencias en seguridad vial evidentes en los datos preliminares de 2020», dijo la organización a CNN en un comunicado.

Menos personas condujeron, pero más murieron en accidentes

Más personas se quedaron en casa de marzo a septiembre de 2020 que en el mismo período de 2019. La cantidad de personas que se quedaron en sus hogares en Estados Unidos alcanzó un máximo de 28,1% en abril en comparación con el 19,7% en abril de 2019, según el informe.

A pesar de que hay menos conductores en las carreteras del país, una mayor proporción de esos conductores se involucró en conductas de riesgo. Estas incluyen, por ejemplo, el exceso de velocidad o manejar bajo los efectos de sustancias.

publicidad

Como resultado, las muertes en las carreteras aumentaron. Durante los primeros nueve meses de 2020, más de 28.190 personas murieron en accidentes automovilísticos, un aumento del 4,6% con respecto al mismo período en 2019, cuando murieron 26.941 personas, según otro informe de la NHTSA.

Disminuyó el uso del cinturón de seguridad

El uso del cinturón de seguridad también disminuyó durante los primeros meses de la pandemia. Antes de la pandemia, alrededor del 78,1% de los conductores usaba el cinturón de seguridad. Entre marzo y julio de 2020, ese número cayó al 71,6%.

El uso del cinturón de seguridad por parte de los pasajeros disminuyó aún más. Pasó del 75,4% antes de la pandemia al 59,2% entre marzo y julio de 2020. No obstante, tanto en el caso de los conductores como de los pasajeros, el uso del cinturón de seguridad aumentó ligeramente entre finales de julio y septiembre de 2020.

El uso poco frecuente del cinturón de seguridad probablemente hizo que más ocupantes de automóviles salieran expulsados de los vehículos en los casos de accidente. Entre marzo y septiembre, esto sucedió en aproximadamente uno de cada 100 choques a los que respondieron los servicios de emergencia. Los casos de personas expulsadas de los vehículos alcanzaron su punto máximo en abril con 1,5 casos cada 100 choques que requirieron servicios de emergencia. Esa cifra es más del doble de la tasa de abril de 2019, dijo la NHTSA.

Aumentó el exceso de velocidad

Las velocidades promedio también aumentaron en las carreteras urbanas y rurales durante 2020. En promedio, las velocidades aumentaron un 22% en ciertas áreas metropolitanas durante la pandemia, según el informe. La existencia de una gran brecha en las velocidades de los conductores en una misma carretera, un fenómeno conocido como dispersión de velocidad, a menudo se correlaciona con una mayor probabilidad de choques, informó la NHTSA.

Más conductores lesionados tenían drogas o alcohol en el sistema

Un estudio de las lesiones fatales o graves entre los usuarios de las carreteras encontró que dos tercios de los conductores tenían al menos una droga en su sistema en el momento del accidente. Esto incluía alcohol, marihuana u opioides, según el informe.

Eso puede tener algo que ver con el aumento en las ventas de alcohol y drogas durante la pandemia, según el informe. De julio a septiembre, las ventas de alcohol aumentaron cerca de un 20% con respecto al año anterior, de acuerdo al reporte. En Colorado y Oregon, las ventas de marihuana legal aumentaron un 38% y un 45% respectivamente en comparación con el año previo.

La NHTSA ruega a los conductores que se mantengan a salvo

En una carta abierta, la agencia suplica a los conductores que dejen de arriesgar sus vidas al volante para evitar que la policía y quienes responden a las emergencias se vean sometidos a una mayor presión.

«Las fuerzas del orden y la comunidad de servicios médicos de emergencia en todo el país han hecho de su seguridad vial una prioridad, pero ya están al límite y en riesgo», dijo la NHTSA. «Por favor, no los sobrecargues más con tus malas decisiones de manejo», agregó.

En el marco de la pandemia que continúa en 2021, la administración pidió a los conductores que sigan usando sus cinturones de seguridad, obedezcan los límites de velocidad y manejen sobrios para «revertir la terrible tendencia de 2020».