CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Noruega investiga la muerte de 23 pacientes adultos mayores frágiles vacunados contra el covid-19

Por Ivana Kottasová, Sarah Dean, Amanda Sealy

(CNN) — Médicos en Noruega investigan la muerte de 23 pacientes adultos mayores que habían recibido la vacuna contra el coronavirus de Pfizer-BioNTech y analizan la posibilidad de que las reacciones adversas a la vacuna «hayan contribuido a un desenlace fatal en algunos pacientes frágiles».

Los efectos secundarios de la vacuna son raros y generalmente leves. Pero podrían incluir fiebre y náuseas, que podrían ser peligrosas en pacientes muy enfermos y frágiles.

Después de las muertes, el Instituto Noruego de Salud Pública actualizó su guía de vacunación por covid-19 con consejos más detallados sobre la inoculación de personas mayores frágiles o con enfermedades terminales.

La nueva guía dice que los médicos deben evaluar a cada paciente de forma individual para determinar si los beneficios de la vacunación superan los riesgos de los posibles efectos secundarios.

Vacunación en Noruega

Hasta el jueves pasado, 42.000 personas en Noruega habían recibido su primera dosis de la vacuna. Como ocurre en muchos otros países, los adultos mayores y las personas en asilos con condiciones de salud subyacentes son los primeros en ser vacunados, porque enfrentan un riesgo mucho mayor de enfermarse gravemente por covid-19.

«Por lo tanto, se espera que ocurran muertes cercanas al momento de la vacunación. En Noruega, un promedio de 400 personas mueren cada semana en asilos y centros de atención a largo plazo», dijo la Agencia Noruega de Medicamentos (NOMA) en un comunicado.

publicidad

NOMA señaló que todas las muertes que ocurren durante los primeros días de la vacunación «se evalúan cuidadosamente» y se envían al registro de salud ADR de Noruega.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, dijo el lunes que las muertes deben ubicarse en el contexto de la población en la que ocurrieron: un hogar de adultos mayores con personas extremadamente frágiles.

Hablando en el Cónclave del Clero Negro de la organización Choose Healthy Lives, Fauci dijo que su entendimiento era que las muertes siguieron a la dosis de refuerzo de la vacuna cuando hay síntomas menos específicos, como dolores, fiebre y malestar.

«Es concebible que cuando se tiene un individuo muy frágil, como muchos que están en hogares de adultos mayores, incluso esa cantidad de estrés para ellos podría ponerlos al límite», agregó Fauci.

Sin evidencia hasta el momento

Stephen Evans, profesor de farmacoepidemiología en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo que hasta el momento «no hay evidencia de que algún vínculo entre la vacunación y la muerte en estos pacientes vulnerables sea causal».

Evans le dijo al Science Media Center del Reino Unido que cuando las personas con alto riesgo de muerte se vacunan, «habrá un cierto número de muertes coincidentes que ocurrirán poco después de la vacunación».

Los organismos reguladores de todo el mundo están monitoreando de cerca estas muertes, dijo Evans, y pueden calcular el «número esperado» de muertes dentro de varios períodos de tiempo.

«Aún no lo sabemos, pero parecería que el número de muertes observado no se encuentra notablemente por encima de las cifras esperadas», dijo. Y agregó que «no hay necesidad de ansiedad, pero la complacencia es igualmente errónea».

Fauci estuvo de acuerdo con esa evaluación, diciendo que la primera pregunta es cuál fue la tasa de muerte en los hogares de adultos mayores en las personas que nunca recibieron la vacuna. «Una vez que tengamos eso, tendremos el verdadero denominador», dijo.

De las 23 muertes, 13 hasta ahora han sido evaluadas por la Agencia Noruega de Medicamentos y el Instituto Nacional de Salud Pública, dijo el Instituto en un comunicado el viernes.

Reacciones adversas

Sigurd Hortemo, médico jefe de la Agencia Noruega de Medicamentos, dijo que las evaluaciones sugieren que las reacciones adversas comunes a las vacunas de ARNm, como fiebre y náuseas, pueden haber contribuido a un desenlace fatal en algunos pacientes frágiles.

«No podemos descartar que las reacciones adversas a la vacuna que ocurren dentro de los primeros días después de la vacunación (como fiebre y náuseas) puedan contribuir a un curso más grave y un desenlace fatal en pacientes con una enfermedad subyacente severa», agregó el comunicado.

Pfizer dijo en un comunicado enviado a CNN el sábado que estaba al tanto de las muertes reportadas y «nuestros pensamientos inmediatos están con las familias en duelo».

Pfizer agregó que está trabajando con NOMA para recopilar toda la información relevante.

«Las autoridades noruegas han priorizado la inmunización de los residentes en hogares de adultos mayores, la mayoría de los cuales son muy ancianos con afecciones médicas subyacentes y algunos con enfermedades terminales», dijo Pfizer en un comunicado. Agregó que NOMA ha dicho que «el número de incidentes hasta ahora no es alarmante y está en línea con las expectativas «.