CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cuba

Después de una larga espera, Cuba abre la puerta a más capitalismo

Por Patrick Oppmann

La Habana (CNN) — Cuba dio un paso largamente esperado y probablemente irreversible hacia la expansión masiva del sector privado de la isla durante el fin de semana, abriendo sus puertas más al capitalismo.

El sábado, el gobierno comunista de Cuba anunció que los cubanos pronto podrán buscar empleo o iniciar negocios en la mayoría de los campos de trabajo.

Anteriormente, los cubanos estaban restringidos a trabajar en solo 127 descripciones de trabajo del sector privado aprobadas oficialmente. Algunas de esas actividades legalizadas a lo largo de los años incluyeron trabajar como barbero, reparador de llantas, podador de palmeras o «dandy», como el gobierno se refería a los cubanos que se vestían para posar con turistas en las fotos.

MIRA: Juan Manuel Santos pide a EE.UU. que quite a Cuba de lista negra de terrorismo

Pero a muchos cubanos les irritaba que la lista del gobierno no incluyera las oportunidades creadas por el acceso recientemente aumentado a Internet y la capacidad aparentemente ilimitada de los propios cubanos para innovar e inventar.

Ahora tendrán la capacidad de trabajar en más de 2.000 campos diferentes.

«Las nuevas medidas para el autoempleo aprobadas por el Consejo de Ministros ampliarán significativamente las actividades que se pueden realizar. Un nuevo e importante paso para desarrollar este tipo de trabajo», tuiteó el funcionario cubano Marino Murrillo Jorge, «el zar de las reformas», que ha estado supervisando su intento de modernizar la economía local a un ritmo glacial.

publicidad

MIRA: Instituto Finlay de Vacunas de Cuba anuncia fase 3 de ensayos de vacuna Soberana 02 contra el covid-19

El capitalismo y el autoempleo, prácticamente prohibidos en Cuba

Cuba capitalismo

El autoempleo y el capitalismo estuvieron prácticamente prohibidos en Cuba hasta su colapso económico casi total, provocado por la caída de la Unión Soviética, entonces el partido comercial más grande de la isla.

Gradualmente, y con un retroceso regular, el gobierno cubano permitió que los cubanos dejaran de trabajar en empleos estatales mal pagados y se dedicaran a sus propios negocios.

Según las propias estadísticas del gobierno, más de 600.000 cubanos trabajan ahora en el sector privado, aunque es probable que la cifra sea mucho mayor si se tiene en cuenta el próspero mercado negro de la isla.

Aún así, los funcionarios del gobierno cubano a menudo han tratado a los empresarios de la isla como un mal necesario y un posible caballo de Troya que podría permitir que sus oponentes en Estados Unidos finalmente derribaran la revolución.

Experto: Biden cumplirá su promesa de acercarse a Cuba 1:44

Y aunque la línea oficial de los funcionarios cubanos es que han estado implementando reformas de libre mercado «sin prisa pero sin pausa», la apertura se había estancado mientras el gobierno se preguntaba si era sabio empoderar más a los empresarios cubanos.

Pero con los impactos generalizados de la pandemia, y como se espera que Raúl Castro, de 89 años, renuncie en abril como jefe del partido comunista cubano, la organización que traza la planificación económica a largo plazo de la isla, Cuba finalmente se ha embarcado en 2021 en dos reformas importantes: unificar su laberíntico sistema de moneda dual y más recientemente levantar las restricciones al empleo.

Seguirán algunas prohibiciones en la isla

El gobierno seguirá prohibiendo o restringiendo a los cubanos realizar 124 actividades en el sector privado. Si bien esas actividades aún no se han revelado, es probable que continúen con el monopolio estatal de la atención médica, las telecomunicaciones y los medios de comunicación.

La nueva medida, con el tiempo, probablemente alterará el rostro de la economía de la isla, dijo el economista cubano Ricardo Torres.
«Aún no sabemos qué 124 actividades permanecerán prohibidas, pero es seguro asumir que se ampliarán las posibilidades para los profesionales», dijo Torres a CNN. «Una vieja demanda en un país que ha hecho una enorme inversión en educación».

Cuba intenta mejorar las relaciones con EE.UU.

Los cambios también se producen cuando Cuba busca mejorar las relaciones con Estados Unidos después de cuatro años de un aluvión de nuevas sanciones económicas por parte de la administración Trump.

«Esto está muy retrasado, es una buena noticia, y Estados Unidos debería afirmar que el embargo nunca tuvo la intención, y no se utilizará, para penalizar a la empresa privada en Cuba», publicó el senador Patrick Leahy en su cuenta de Twitter.

MIRA: En los últimos años ha vuelto la censura y represión a la cultura en Cuba, denuncia dramaturgo

«Después de más de medio siglo, ¿no es hora de derogar un embargo de la Guerra Fría que no ha logrado ninguno de sus objetivos y solo ha hecho la vida más difícil para el luchador pueblo cubano?», añadió.

A principios de este mes, Leahy, un defensor desde hace mucho tiempo de mejorar las relaciones con Cuba, copatrocinó un proyecto de ley de largo alcance para levantar el embargo económico estadounidense de casi seis décadas sobre la isla.

Los empresarios cubanos, que han sufrido durante mucho tiempo y han tenido una inventiva infinita, estarán atentos para ver qué sucede.