CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tiempo

Las familias están haciendo fogatas con juguetes para bebés y durmiendo en automóviles para mantenerse calientes. Estas son las historias de la tormenta de Texas

Por Amir Vera, Paul P. Murphy, Alisha Ebrahimji

(CNN) — A medida que las tormentas invernales y las temperaturas bajo cero continúan causando estragos en Texas, muchos tienen que luchar por sobrevivir. Millones en el estado permanecen sin electricidad el miércoles, haciendo todo lo posible por mantenerse calientes y secos mientras las tuberías reventadas inundan las casas.

Estas son solo algunas de las luchas que algunos tejanos dijeron que enfrentan durante esta crisis de invierno.

Muchos no tienen calefacción

Timothy Wilsey, su esposa Nicole y su hijo de 7 años han estado sin luz durante 72 horas.

La familia, que reside en Euless, Texas, dijo que usa sus autos para calentarse y para cargar baterías y teléfonos, que Wilsey describió como «sus únicas líneas de comunicación».

Wilsey dijo que la familia solo está usando sus teléfonos para ver rápidamente las noticias y buscar restaurantes que puedan estar abiertos y sirviendo comida.

La familia se acuesta principalmente «bajo las sábanas en la cama» en su apartamento, que solo se calienta con velas, dijo Timothy.

publicidad

«Nos mantenemos ocupados yendo leyendo libros y jugando juegos de mesa», dijo Wilsey a CNN por mensaje de texto.

MIRA: ¿Quién es culpable de los cortes de luz en Texas?

En Portland, Texas, Brianna Blake le dijo a Chris Cuomo de CNN el miércoles que ella y su esposo mantuvieron calientes a sus hijos usando artículos del hogar como leña, incluyendo obras de arte y cercas, ya que lidiaron con 36 horas sin calefacción en su hogar.

«Empecé a tomar mis lienzos de la pared, a romperlos y arrojarlos al fuego», dijo.

En Irving, Texas, Kimberly Hampton y su familia de cinco miembros inicialmente pensaron que podrían sobrellevar los cortes de energía en su hogar.

Pero Hampton dijo que ninguna cantidad de mantas podría mantenerlos calientes. La familia se quedó sin electricidad a las 3:30 a.m. del lunes y el termostato de la casa bajó rápidamente a -3 grados centígrados.

Hampton dijo que pudo conseguir algo de leña de Home Depot para encender un fuego y derretir la leche materna congelada en agua a temperatura ambiente para su bebé de 7 meses y sus gemelos de 3 años.

El martes, cuando se le preguntó cómo había pasado la noche, Hampton dijo que empeoró y que se sentía más frío.

«Nos hemos quedado sin leña y no hay ninguna disponible en las cercanías», le dijo a CNN. «Mi esposo tendrá que ir a comprar fórmula porque toda mi leche congelada se está echando a perder. Mis otros hijos están desesperados y no entienden por qué hace frío o por qué no pueden ver televisión o comer una comida caliente».

Para ayudar con el frío, Hampton dijo que la familia «cerró los dormitorios y metió toallas en los espacios de las puertas y usó mantas para cubrir todas nuestras ventanas lo mejor que pudimos».

«Tenemos un generador, pero nos quedamos sin gasolina extremadamente rápido. Los niños están todos abrigados con tres capas de ropa, chaquetas y zapatos. Y básicamente todos hemos estado acostados encima unos a otros compartiendo el calor corporal «.

MIRA: Las tormentas devastan a EE.UU., un país llevado al límite después de un año confinamientos por el coronavirus

En San Antonio, Texas, Claudia y Eder Lemus tuvieron la suerte de recuperar la energía el miércoles por la noche, después de tratar de mantener a sus tres hijos pequeños abrigados con fuego, varias capas de ropa y mantas. Incluso encendieron la estufa, una forma poco convencional de mantenerse caliente que conlleva sus propios riesgos de intoxicación por monóxido de carbono.

Como familia militar, Claudia dijo que la familia había vivido en todo Estados Unidos e incluso en el extranjero en lugares con mucha nieve.

«Nunca pensamos que iba a ser así», dijo. «Hemos vivido en Virginia, donde hay mucha nieve. Hemos vivido en el extranjero, en Corea, donde hay mucha nieve, y nunca anticipamos que la ciudad se paralizaría tanto debido a esto».


Ángel García y su familia en Killeen, Texas, han estado racionando los tanques de oxígeno para su hijo de 5 meses, que nació con pulmones prematuros. García, una enfermera, lo está mirando constantemente, dijo.

La familia perdió la electricidad en su casa el lunes por la noche y se estaba quedando sin leña, por lo que quemaron algunos bloques de juguete de su hija de 3 años en la chimenea, dijo.

«Mucha gente no sabe la gravedad de lo que está pasando. La gente está derribando sus cercas para tener algo para quemar», dijo García entre lágrimas. «Empezamos a quemar los pequeños bloques de madera de mi hija porque hacía demasiado frío».

Ella dice que espera que la gente se dé cuenta de lo mala que es la situación, en un estado donde la gente no está acostumbrada a este tipo de clima frío.

«No todo el mundo tiene gasolina, pero esperamos en la fila alrededor de una hora y finalmente pudimos conseguir algo de gasolina», dijo García. «No hay prácticamente ningún lugar adonde ir. Todos en Texas están en el mismo barco. Si tienen electricidad, no hay agua. Si tienen agua, no hay electricidad».