CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crisis en Nicaragua

Nicaragua

Asamblea Nacional de Nicaragua aprueba ley que, según el músico Carlos Mejía Godoy, le confisca su obra

Por Mario Medrano

(CNN Español) — La Asamblea Nacional aprobó este viernes una ley que declara los símbolos del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional (EDSN) como Patrimonio inmaterial de la Nación.

El EDSN fue organizado y liderado por Augusto Cesar Sandino, y estaba integrado por jóvenes, campesinos y obreros que se oponían a la ocupación militar estadounidense en las décadas de 1920 y 1930.

La legislación, que estará vigente desde su próxima publicación en La Gaceta diario oficial, es considerada confiscatoria por el músico nicaragüense Carlos Mejía Godoy, máximo creador de canciones de la denominada Revolución Sandinista que derrocó a Anastasio Somoza Debayle en 1979.

La «Ley que declara la bandera, el himno, el sello, las canciones, los documentos escritos, gráficos y audiovisuales del Ejercito Defensor de la Soberanía Nacional, EDSN, como patrimonio cultural inmaterial de la Nación», fue presentada el 10 de febrero ante la primera secretaría del parlamento por la Comisión de Educación, cultura, deportes y medios de comunicación social y fue aprobado con el voto favorable de 74 legisladores. El coordinador de la comisión, el diputado sandinista Jose Antonio Zepeda, enfatizó en la importancia de la declaración de esos símbolos como patrimonio nacional.

«Reconociéndolos como auténticos símbolos de patriotismo que acompañaron al Ejército en defensa de la soberanía, independencia e integridad del territorio nacional», expresó Zepeda.

Previo a la aprobación de la legislación, y aunque en la iniciativa legislativa no se mencionan directamente los nombres de sus obras, el cantautor Carlos Mejía Godoy  ya alertaba que sus canciones serían confiscadas. Mejía dijo a CNN el 10 de febrero que «lo que estoy haciendo es adelantándome a lo que posiblemente venga, porque  vivimos en un país surrealista donde puede pasar cualquier cosa; ellos se sienten dueños de vidas y bienes y extraña que ellos quieran confiscar hasta el aire que respiramos».

publicidad

El cantautor se quejó de que las canciones de su autoría son difundidas en actos partidarios del Gobierno. «Ya de hecho nuestra obra la tienen confiscada, porque ni siquiera cumplen con el deber fundamental de dar los créditos a los autores de las canciones».

Este 19 de febrero, durante la apertura de la sesión especial en homenaje al 87 aniversario de la muerte de Augusto C. Sandino, un grupo musical ejecutó dos canciones dedicadas a Sandino, una de Carlos Mejía y otra de su hermano Luis Enrique.

Los hermanos Carlos y Luis Enrique Mejía Godoy, que compusieron canciones emblemáticas de apoyo a la revolución sandinista, se distanciaron de Daniel Ortega desde su regreso al poder hace 14 años.

Los Mejía Godoy dedicaron conciertos a las víctimas mortales de las protestas anti gubernamentales iniciadas en abril de 2018 y también, al igual que hace 41 años, dedicaron canciones al pueblo indígena de Monimbó en Masaya, considerado epicentro de las protestas.

En agosto de 2018, Carlos Mejía Godoy abandonó el país aduciendo razones de seguridad. Luis Enrique Mejía también se encuentra en el exilio.

CNN solicitó un comentario  sobre las declaraciones de Mejía Godoy al Consejo de Comunicación y Ciudadanía del Gobierno, pero aún esperamos respuesta.

La vicepresidenta y portavoz de gobierno, Rosario Murillo, celebró la aprobación de la ley en su llamada habitual a medios oficialistas:  «Todos esos escritos, toda esa correspondencia, todos esos libros, cantos, flores, poemas, todos esos gráficos, todos esos audiovisuales, imágenes que tenemos de aquellos tiempos, que son estos tiempos, en términos de fuerza espiritual que tenemos los nicaragüenses, todo eso es nuestro patrimonio heróico, cultural, espiritual,» expresó Murillo.

Augusto César Sandino, fue un líder guerrillero que combatió contra militares de Estados Unidos en suelo nicaragüense entre las décadas de 1920 y 1930.

Tras la salida de las tropas estadounidenses de Nicaragua en 1933, Sandino fue invitado a dialogar por Anastasio Somoza, el entonces jefe de la Guardia Nacional, pero fue secuestrado y asesinado. El hijo de Somoza fue derrocado por los sandinistas en 1979.