CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Historias Humanas

Niña sobreviviente de cáncer de 8 años vendió más de 30.000 cajas de galletas de las Girl Scouts y usa las ganancias para luchar contra el cáncer infantil

Por Rachel Trent

(CNN) — Una niña de 8 años que sobrevivió al cáncer en San Bernardino, California, está usando parte de las ganancias de sus ventas de galletas de las Girl Scouts para ayudar a otras personas que luchan contra el cáncer.

Lilly Bumpus, que ha sido una niña exploradora desde hace cuatro años, dijo que vendió 32.484 cajas de galletas Girl Scouts, rompiendo el récord anterior de aproximadamente 26.000 cajas vendidas en tres meses.

En un comunicado enviado por correo electrónico a CNN, un portavoz de las Girl Scouts of America dijo que la organización aplaude «los esfuerzos empresariales de Lilly, su impresionante objetivo de ventas y sus donaciones».

Girl Scouts of America dijo que no hace un registro oficial de los mejores vendedores de galletas a nivel nacional. Sin embargo, «hay muchos líderes de galletas impresionantes en todo Estados Unidos, y nuestros 111 consejos, que manejan su propio seguimiento de las ventas, pueden rastrear a sus mejores vendedores a nivel local» como Bumpus, dijo el portavoz.

La tropa de Bumpus, que incluye a otros supervivientes de cáncer infantil o a familiares de alguien que ha luchado contra el cáncer, está destinando la mayor parte de los fondos recaudados a la investigación sobre el cáncer y a brindar alimentos a las personas sin hogar.

publicidad

De las más de 32.000 cajas vendidas, 5.200 se donarán también a «compañeros de lucha contra el cáncer infantil en los hospitales», dijo Bumpus, que publicó el récord en su página de Facebook el 23 de marzo.

«Es una locura», dijo Bumpus a la CNN sobre su récord de ventas.

La lucha contra el cáncer infantil

Bumpus nació con sarcoma de Ewing, una forma poco común de cáncer de huesos. Está libre de cáncer desde poco antes de su primer cumpleaños. Pero Trish Bauer, la madre de Bumpus, dijo a CNN que ha sido un «largo camino» para su hija, que empezó un tratamiento diseñado para adultos a los tres meses de edad.

«Querido mundo, ¡el cáncer infantil no es raro y no pueden luchar solos!», escribió Bauer en la página de Facebook de su hija. «Sigue siendo la forma de investigación sobre el cáncer menos financiada y por eso niños como mi pequeña, que nació con él y ahora es una superviviente, luchan para vender galletas para intentar solucionarlo. No pueden luchar solos».

La meta inicial de Bumpus era vender 5.000 cajas y, a medida que vendía más, aumentó a 20.000. Bauer no estaba segura de poder alcanzar ese objetivo.

«Pensamos que 20.000 sería un milagro», dijo Bauer.

Ante la continuación de la pandemia, las Girl Scouts of America tuvieron que ser creativas para la temporada de galletas. Además de las ventas seguras en persona, las galletas también se vendieron en línea por segundo año y, por primera vez, a través del servicio de entrega de alimentos Grubhub.

Pero Bumpus acabó superando su objetivo de 20.000 cajas antes del 21 de marzo, que es cuando terminó la temporada de galletas. Bauer dijo que no reveló la cifra final de cajas para que fuera una sorpresa hasta la reunión de Bumpus con su tropa el 22 de marzo. En una publicación de Facebook del miércoles, Bauer escribió que el mundo “le está demostrando a mi niña de 8 años, superviviente de cáncer, que juntos podemos y vamos a acabar con el cáncer. Y que nada es imposible, ¡cuando tú lo haces posible!”

Un portavoz de Girl Scouts describió a Bumpus como «una verdadera emprendedora y luchadora» que «personifica lo que significa el programa de galletas de las Girl Scouts».

 

— Lauren M. Johnson contribuyó con este reportaje.