CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Celebridades

El fenómeno del ARMY de BTS: un «fandom» descentralizado, organizado y para algunos revolucionario

Por Alejandra Ramos Barreda

(CNN Español) — Si sabes qué es el k-pop sabes que las redes sociales son su mundo. Los seguidores de este género musical que se originó en Corea del Sur no solo son muy activos en sus publicaciones, sino que han logrado trascender el espectro musical para pronunciarse sobre causas sociales o sabotear etiquetas políticas tanto en Estados Unidos como en Latinoamérica. Quienes siguen al grupo BTS, uno de los más populares del género, se hacen llamar ARMY, son decenas de miles en todo el planeta y han hecho recaudaciones millonarias de dinero para causas sociales. ¿Cómo surgió una fanaticada mundial organizada que consigue moldear tendencias en internet?

¿Quiénes son BTS y qué es el ARMY?

BTS es la abreviatura de Bangtan Sonyeondan, que se traduce como Boy Scouts a prueba de balas, y es una banda surcoreana conformada por Kim Nam-joon, (RM), Kim Seok-jin, (Jin), Min Yoon-gi (Suga), Jung Ho-seok (J-hope), Park Ji-min (Jimin), Kim Tae-hyung (V) y Jeon Jung-kook (Jungkook).

La banda BTS revela actos de discriminación en su contra

Entre la larga lista de logros de BTS, listados por el ARMY, el grupo que debutó en 2013 es el primero del género de K-pop en encabezar la lista Hot 100 de Billboard gracias a su canción Dynamite y tienen el récord Guinness al lograr la mayoría de espectadores en un concierto virtual.

Por su parte, el ARMY, que se traduce como ejército, es el fandom de BTS y su nombre significa en español “Adorable Representante M.C. para la Juventud” y aunque es difícil calcular con exactitud el número de personas que conforman al ARMY, sus redes sociales nos dan una idea aproximada. La cuenta oficial de Twitter de BTS, por ejemplo, cuenta con más de 35 millones seguidores, mientras que su canal de YouTube cuenta con más de 55 millones de suscripciones.

publicidad

“El prerrequisito para ser ARMY es que ames a BTS y eso es todo. No hay contraseña secreta”, dijo Wallea Eaglehawk, una joven de Queensland, Australia, que creó su propia editorial de libros bajo el nombre de “Revolutionary” (Revolucionaria, en español) para mostrar la capacidad revolucionaria de BTS, grupo surcoreano de k-pop, y del ARMY, como se le conoce al grupo de seguidores de la banda.

«Veo a ARMY como un grupo de personas verdaderamente dinámico y en constante cambio, unido a través del amor, y también son como un microcosmos del macrocosmos, así que son una muestra representativa del mundo porque somos muchos de nosotros ahora”.

De acuerdo con un censo de 2020, realizado por ARMY, en el que participaron 400.000 personas, el ARMY está presente en más de 100 países, y aunque una gran mayoría está conformado por menores de edad, el 49% restante son mayores de 18 años. El censo también mostró que uno de cada cinco tiene educación universitaria y que más de 21.000 personas, que participaron en el censo, son padres de familia.

Un fandom descentralizado y organizado

A diferencia de otros grupos de fans, el ARMY no cuenta con un líder, por lo que es un fandom descentralizado en el que nadie habla en nombre del ARMY. Sin embargo, la falta de centralización no ha afectado su poder organización sino que lo potencializa con ayuda de las redes sociales. “Las redes sociales son definitivamente uno de los pilares del fandom porque es lo que conecta a una audiencia global muy, muy robusta”, dijo Eaglehawk.

La red ARMY es tan amplia que pareciera que existe una cuenta para todo, ya sea documentar momentos importantes (@ResearchBTS), traducir contenido (@BTS_Trans), aprender sobre BTS (@BangtanScholars), organizar votaciones (@btsvotingorg) o impulsar iniciativas de recaudación de fondos (@OneInAnArmy). Esta última, fue la organización dentro del ARMY que se encargó de impulsar la campaña de #MatchAMillion para apoyar el movimiento de Black Lives Matter logrando recolectar US$ 1 millón en aproximadamente 26 horas.

Donaciones a nombre de BTS

Todo comenzó en noviembre de 2017 cuando BTS se alió con Unicef para lanzar la campaña antiviolencia Love Myself. BTS y su entonces sello Big Hit Entertainment hicieron una donación de 500 millones de wones surcoreanos (US$ 418.897.60), destinaron el 3% de la venta de los discos físicos de su colección “Love Yourself”, entre otras acciones más.

En marzo de 2018, una ARMY llamada Ana convocó a sus seguidores de Twitter para colaborar en un proyecto de caridad. El tuit se volvió viral y un grupo de voluntarios de todo el mundo se organizó en cuestión de horas para crear One In An Army (OIAA, una base de fans de BTS que está centrada en la caridad, y que no es una organización política o activista per sé.

Sin embargo, OIAA no es el primero ni el único grupo dentro del ARMY realizando proyectos caritativos. “Puedes ir a Twitter, por ejemplo, y hay campañas como las que vimos de igualar el millón con Black Lives Matter, e incluso ahora mismo con Palestina”, dijo Eaglehawk.

Según documentación del ARMY a la fecha se han organizado más de 600 proyectos caritativos que apoyan causas variadas de todo el mundo. Por ejemplo, el ARMY recientemente donó 300 comidas para el Ramadán a la campaña 100 Million Meals y recaudaron US$ $2.091 para apoyar a personas que se encuentran en centros de detención de ICE. Las acciones caritativas del ARMY no están dirigidas por BTS, pero sí inspiradas por lo que muchas de estas donaciones se hacen a nombre de los integrantes o bien, se apoyan organizaciones benéficas que están dentro del grupo de interés de BTS.

«¿Por qué no todos los fans hacen esto? ¿Te imaginas si los fans de todos les agradecieran [a las bandas] organizando acciones benéficas en su nombre? Qué lugar mejor sería este mundo», dijo la artista Halsey en el programa de radio de Zach Sang tras su colaboración con BTS en “Boy With Luv”.

Halsey y BTS durante los premios Billboard Music Awards en el MGM Grand Garden Arena en mayo de 2019 en Las Vegas, Nevada. Crédito: Ethan Miller/Getty Images

Activismo (y contraactivismo) en redes

Si bien tanto el ARMY como BTS no están relacionados directamente con ningún movimiento político, sus acciones pueden verse como actos revolucionarios. Por ejemplo, el grupo donó US$ 1 millón a Black Lives Matter en Estados Unidos y mediante un tuit expresó: «Estamos en contra de la discriminación racial. Condenamos la violencia, tú, yo y todos tenemos derecho a ser respetados. Nos mantendremos unidos. #BlackLivesMatter». Poco después, su ARMY recolectó otro millón en aproximadamente 26 horas.

En medio de la masificación de del movimiento BLM tras la muerte de George Floyd, en 2020 también surgió la respuesta con hashtags opuestos a favor de la policía o de los blancos, en contra de los postulados de los defensores de la comunidad negra. En ese entonces, los seguidores del k-pop hicieron lo que mejor saben hacer: publicar innumerables memes y videos de sus grupos favoritos, esta vez usando las etiquetas anti-negras para ahogar esas voces. Así, cuando la gente buscaba los hashtags #WhiteLivesMatter, #WhiteoutWed y #BlueLivesMatter en las plataformas de redes sociales, se encontraban con un sinfín de imágenes y actuaciones de Twice, EXO y otros grupos populares de k-pop.

En junio de 2020, el Departamento de Policía de Dallas pidió a las personas en Twitter que enviaran un video de «actividad ilegal de las protestas» a su aplicación IWatch Dallas. Pero en cambio, los fanáticos del K-pop inundaron la aplicación con fancams. El departamento de policía se pronunció un día en Twitter: «Debido a dificultades técnicas, la aplicación iWatch Dallas estará inactiva temporalmente». Incluso después de que la aplicación colapsara, los seguidores del k-pop respondieron al tuit del Departamento de Policía de Dallas con más videos de k-pop.

«En general el ARMY no es político, pero en realidad, si miras, son activistas. Están en pro de la justicia social, y eso en sí mismo es político”, dijo Eaglehawk.

Bajo la misma línea, el líder de BTS, RM, dijo a Variety: “No somos figuras políticas, pero como dicen, todo es político eventualmente. Incluso un guijarro puede ser político».

Sin embargo, esa no es una opinión compartida por todos los miembros de BTS. En la misma entrevista con Variety, Suga dijo que no se consideran figuras políticas e indicó que el «ARMY habla de sus propias iniciativas y siempre respetamos sus opiniones, como respetamos las de cualquier otra persona».

De EE.UU. a Colombia

En fechas recientes se ha visto en redes sociales, especialmente en Twitter, cómo cuentas relacionadas con contenido de k-pop han utilizado su gran capacidad de organización para impulsar hashtags relacionados con conflictos sociales, o en ocasiones ‘apropiarse’ de etiquetas para cambiar su significado como lo hicieron con las etiquetas en EE.UU. Un ejemplo reciente es el de Colombia, en donde al revisar los hashtags #UribeTieneLaRazón y #YoApoyoalESMAD en Twitter se ven fotografías y videos de varias bandas de k-pop —como BTS y Blackpink— en lugar de mostrar los mensajes del exsenador y expresidente de Colombia Álvaro Uribe en contra de las manifestaciones o contenido en apoyo al Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de Colombia.

Sin embargo, aunque muchas de estas acciones en redes sociales se le atribuyen al ARMY de BTS, el ARMY no se atribuye el éxito. «Creemos que no representamos ni somos la cara de las miles de personas que en este momento se encuentran participando activamente de las diferentes actividades digitales, respecto a los HT, que se llevan a cabo en el país”, dijo ARMY Bogotá a CNN en Español. “Nuestra labor respecto al paro es netamente informativa”.

Con información de Alicia Lee de CNN

BTS