CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

Las compañías de bebidas alcohólicas obtuvieron un estimado de US$ 17.500 millones por el consumo de menores de edad en 2016, según un estudio

Por Sandee LaMotte

(CNN) — Se estima que US$ 17.500 millones en ventas de cerveza y licores fueron consumidos por menores en Estados Unidos, en 2016. De esos, los productos de tres compañías, AB InBev, Molson Coors Beverage Co. y Diageo, representan casi el 45% del consumo de jóvenes menores de edad, según un nuevo estudio.

«No se ha realizado un estudio de este tipo en unos 20 años y muestra que la industria del alcohol está ganando miles de millones de dólares con la venta de alcohol a menores», dijo la autora del estudio, Pamela Trangenstein, profesora asistente de la Escuela Gillings de Salud Pública Global, en la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill.

El estudio, publicado el jueves en la Revista de Estudios sobre el Alcohol y las Drogas, utilizó datos nacionales sobre el consumo de alcohol entre adultos y menores de edad de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. y otras fuentes. Los investigadores compararon esas cifras con las ventas de la industria en 2016, que dijeron que eran los datos más recientes disponibles, y ajustaron la información insuficiente.

¿Cómo saber si tomas demasiado alcohol? 0:51

«Es realmente impactante que los menores de edad bebedores generen US$ 17.000 millones en ventas de alcohol hasta 2016», dijo la investigadora en nutrición Marion Nestlé, profesora visitante de Ciencias Nutricionales en la Universidad de Cornell y autora de numerosos libros sobre la política de la industria de alimentos y bebidas.

«Si alguna vez necesitamos una razón para endurecer las políticas sobre el alcohol, este estudio la proporciona», dijo Nestlé, que no participó en el estudio.

publicidad

«No le interesa a la industria moderar el uso de menores de ninguna manera; ahí es donde están sus ganancias futuras», dijo Paul Gruenewald, director científico del Centro de Investigación de Prevención del Instituto del Pacífico para la Investigación y Evaluación, quien tampoco participó en el estudio.

«La demanda se asegura haciendo que los jóvenes comiencen a beber lo antes posible en sus vidas, proporcionando una demanda constante a lo largo de su vida», dijo Gruenewald, quien ha investigado la disponibilidad de alcohol desde finales de la década de 1980.

El acceso de menores al alcohol sigue siendo un problema

El estudio, que fue patrocinado por el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA, por sus siglas en inglés), también examinó los hábitos de consumo de alcohol de los menores de edad en 2011. El análisis mostró una disminución de 2011 a 2016: los menores consumieron el 11,7% de las bebidas alcohólicas estándar vendidas, en 2011, frente al 8,6%, en 2016. En EE.UU., una bebida estándar es de aproximadamente 0,6 onzas líquidas o 14 gramos de alcohol puro, que difiere según el tipo de bebida para adultos consumida.

El estudio encontró que los ingresos por ventas de bebidas alcohólicas consumidas por menores también cayeron, del 10% de las ventas totales (US$ 208.000 millones), en 2011, al 7,4% de las ventas totales (US$ 237.000 millones), en 2016, o una caída de US$ 20.900 millones a US$ 17.500 millones.

Independientemente de la disminución, «el consumo de alcohol por menores sigue siendo un problema de salud pública importante», dijo Mona Shah, funcionaria sénior de Programas en la Unidad de Investigación, Evaluación y Aprendizaje de la Fundación Robert Wood Johnson, que ha invertido casi US$ 700 millones durante 20 años en esfuerzos de prevención del abuso de alcohol y sustancias en EE.UU.

«Beber y beber en exceso sigue siendo común entre los estudiantes de secundaria y los estudiantes universitarios menores de edad», dijo Shah, que no participó en el estudio.

¿Existe un nivel de consumo seguro de alcohol? 1:00

Trangenstein señaló las cifras de 2019 de la NIAAA que muestran que 7 millones de jóvenes, de 12 a 20 años, dijeron que bebieron alcohol en el último mes, mientras que 4,2 millones informaron haber bebido en exceso.

«Ambos números deberían ser cero», dijo.

A pesar de décadas de intentar combatir el acceso de los adolescentes al alcohol, demasiados jóvenes se escapan de las grietas de la aplicación de la ley, dicen los expertos.

«Es ampliamente conocido y reconocido en toda la comunidad de investigación sobre el alcohol que los jóvenes menores de edad pueden, directa o indirectamente, a través de otros, comprar en tiendas minoristas», dijo Gruenewald.

«Una situación citada habitualmente, por ejemplo, es que los jóvenes menores de edad pueden comprar bebidas con alcohol con éxito a través de puntos de venta, como supermercados y tiendas de conveniencia, alrededor del 30% de las veces», agregó.

Las consecuencias son significativas, dicen los expertos. Cada año, beber está relacionado con más de 3.500 muertes y 210.000 años de vida potencial perdidos entre personas menores de 21 años, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

La intoxicación por alcohol, la violencia física y sexual y un mayor riesgo de suicidio y homicidio entre los jóvenes también están relacionados con el abuso del alcohol, y los adolescentes pueden sufrir cambios en el desarrollo cerebral que pueden tener efectos de por vida, según los CDC.

«Los jóvenes que comenzaron a beber antes de los 15 años tienen un riesgo cuatro veces mayor de desarrollar un trastorno por consumo de alcohol, con todos los riesgos e impactos para la salud que eso conlleva», dijo Trangenstein.

El impacto de la pandemia en el mercado de las bebidas alcohólicas 1:01

La mayoría de las ventas a menores en unas empresas

AB InBev, o Anheuser-Busch InBev, es con mucho el más grande de la industria, y vende más de 500 marcas e «innumerables» variedades de cerveza , según su sitio web. El estudio encontró que más del 21% de las bebidas consumidas por menores de edad, en 2016, fueron elaboradas por AB InBev, con un estimado de US$ 2.200 millones en ingresos por ventas.

Molson Coors, que se llamaba MillerCoors hasta 2019, y se cita como MillerCoors en el estudio, produce 113 cervezas y sidras duras y obtuvo el 12,3% de la cuota de mercado de menores en 2016. Eso es aproximadamente US$ 1.100 millones en ingresos por ventas, según el estudio.

Diageo vende más de 200 marcas de licor y la cerveza irlandesa Guinness. El estudio encontró que Diageo representó el 11,1% de la cuota de mercado de alcohol para menores en 2016, con un estimado de US$ 2.000 millones en ingresos por ventas.

En conjunto, los productos de estas tres empresas representaron alrededor del 45% del consumo de alcohol por menores de edad en 2016, según el estudio.

Embarazos en menores aumentaron durante la pandemia 4:20

El resto del mercado de menores se distribuyó principalmente entre siete compañías adicionales, pero la participación de mercado de cada una era dramáticamente menor que la de las tres principales marcas, encontró el estudio. Por ejemplo, la empresa con la cuarta participación de mercado más grande fue de US$ 592 millones, no miles de millones», dijo Trangenstein.

CNN se acercó a Molson Coors, AB InBev y Diageo para solicitar comentarios. Molson Coors y AB InBev dirigieron la solicitud al Beer Institute, una organización comercial, que respondió señalando los muchos esfuerzos preventivos que patrocina la industria.

«Por ejemplo, desde 1982, Anheuser-Busch y sus socios mayoristas han comprometido más de US$ 1.000 millones en campañas publicitarias nacionales y programas comunitarios para fomentar el consumo responsable y prevenir el consumo de alcohol y los conductores ebrios menores de edad» , dijo a CNN un portavoz del Beer Institute.

El portavoz también señaló las acciones de Molson Coors, que recientemente se convirtió en «la primera gran empresa cervecera en apoyar el sistema de verificación de edad TruAge proporcionado a todos los canales comerciales por la Asociación Nacional de Tiendas de Conveniencia».

Un portavoz de Diageo también señaló los esfuerzos de prevención comunitaria que patrocina la empresa en Estados Unidos, como los programas educativos «Pregunte, escuche, aprenda» y «No servimos a los adolescentes» .

«Solo queremos el negocio de los consumidores que tienen la edad legal para beber. Cumplimos con las leyes sobre la edad para beber en Estados Unidos y el código de prácticas responsables de la industria», dijo el portavoz de Diageo.

¿Qué hacer?

Resolver el problema del consumo de alcohol de menores de edad requerirá un esfuerzo concertado de todos los involucrados: padres, productores de alcohol, distribuidores y minoristas en puntos de venta, y Gobiernos locales, estatales y federales, dicen los expertos.

«Mayores edades mínimas legales para beber, mayores impuestos a las bebidas, reducciones en el número y tipo de establecimientos que venden alcohol, restricciones en los días y horas de venta, y una serie de otros pasos sociales funcionan», dijo Gruenewald. «Desafortunadamente, los estados de EE.UU. no eligen estos caminos, pero los caminos están ahí».

Los padres deben ser responsables modelando un uso sensato del alcohol y limitando el acceso en el hogar, que es «una fuente primaria de alcohol para los menores de edad bebedores», dijo Gruenewald.

«No, nunca organices fiestas para menores de edad en las que se sirva alcohol. Eso fomenta la aparición temprana, el problema de uso y sus consecuencias», enfatizó.

Una Encuesta Nacional sobre el Uso de Drogas y la Salud, de 2019, muestra que más del 90% de los menores de edad bebedores no compran su propio alcohol, según Lisa Hawkins, vicepresidenta sénior de Asuntos Públicos del Distilled Spirits Council, un grupo comercial de la industria.

«Más bien, obtienen el alcohol de sus padres y otros adultos en edad legal», dijo Hawkins. «Por lo tanto, en todo caso, esta encuesta refleja las elecciones de marca de los adultos en edad legal de compra».

Atención en la publicidad

La publicidad de las compañías de alcohol también debe ser monitoreada de cerca para asegurarse de que están siguiendo las leyes vigentes sobre limitar la exposición de los adolescentes a los anuncios que promocionan el alcohol, dijo Trangenstein.

Los estudios han encontrado que «los jóvenes con mayor exposición a la comercialización del alcohol parecen más propensos a iniciar el consumo de alcohol posteriormente si no bebieron anteriormente, y a participar en borracheras y bebidas peligrosas si bebieron anteriormente», aseveró.

El Beer Institute dijo a CNN que sus miembros deben cumplir con su código de publicidad y marketing, «para garantizar que los materiales publicitarios y de marketing de la cerveza estén destinados a consumidores adultos, en edad legal para beber».

Pero los adolescentes de hoy tienen acceso a diferentes formas de medios, y a niveles nunca vistos en el pasado, dijo Shah de la Fundación Johnson, y es difícil asegurarse de que no estén expuestos a anuncios de alcohol.

«Las redes sociales están en constante evolución: Instagram, Snapchat, TikTok. Necesitamos asegurarnos de que las políticas se actualicen para garantizar que los niños que usan las redes sociales no estén expuestos a la publicidad de bebidas alcohólicas. La industria del alcohol debería participar en eso», dijo Shah.

Jóvenes en España son ahora los más vulnerables al covid 3:27

Se necesita una educación eficaz

Las estrategias educativas financiadas por muchas organizaciones de alcohol» no se encuentran entre las más efectivas«, dijo Trangenstein, «probablemente porque se basan en ciencia obsoleta, como las normas sociales. Numerosos estudios muestran que estos enfoques sirven para reformular, ante todo, temas relacionados con el alcohol de acuerdo con los intereses de la industria.»

Señaló la iniciativa SAFER de la Organización Mundial de la Salud , que dijo que utiliza métodos rentables y bien investigados, como un ejemplo de un programa que ha demostrado tener resultados efectivos a largo plazo.

«Si las empresas de bebidas alcohólicas quieren demostrar su compromiso con la prevención significativa, podrían comprometerse a dedicar el 0,5% de sus ingresos brutos a un fondo independiente controlado por expertos en prevención», dijo Trangenstein.

Hace 17 años, el Consejo Nacional de Investigación y el Instituto de Medicina recomendó donar la mitad de los ingresos para que se utilizara para la prevención del consumo de alcohol por menores, pero la idea nunca fue implementada por la industria del alcohol, dijo.

«Necesitamos tener algún mecanismo para poner estos fondos en un fondo separado e independiente donde podamos hacer lo que funcione para retrasar que los jóvenes comiencen a beber durante la adolescencia», dijo Trangenstein .

«No se trata de culpar, se trata de hacer lo correcto», agregó. «Este estudio trata sobre la desconexión entre las grandes corporaciones que están obteniendo ganancias sustanciales con los comportamientos de riesgo de los jóvenes y cómo podemos corregir ese error».