El ejército de Venezuela toma una cárcel tras un motín que dejó 22 muertos
Miembros de la Guardia Nacional custodian la entrada a la prisión de El Rodeo el 14 de junio de 2011.
17 junio 2011
01:26 PM ET

El ejército de Venezuela toma una cárcel tras un motín que dejó 22 muertos

Las autoridades de Venezuela movilizaron a más de 5.000 efectivos de la Guardia Nacional y el Ejército para recuperar el control de dos cárceles en el norte del país, donde el pasado domingo murieron más de 20 reclusos en un motín, informó la televisión local.

El operativo en el estado Miranda se realiza en las cárceles del Rodeo I y II, ubicadas en Guatire, informó la cadena de televisión privada Globovisión, afiliada de CNN.

Además de los 22 fallecidos, otros 52 internos resultaron heridos en el incidente del domingo, en un penal que alberga a 4.787 presos, según el Ministerio del Interior y Justicia.

Al menos cinco personas han resultado heridas en las primeras horas del operativo, cuatro funcionarios de la Guardia Nacional y un preso, mientras que familiares de los reclusos, que se plantaron a las afueras del complejo desde el pasado domingo, fueron dispersados con gases lacrimógenos, según Globovisión.

El ministro del Interior, Tarek El Aissami, aseguró que el operativo en las cárceles, localizadas a unos 40 kilómetros de Caracas, se realiza “sin incidentes”, a pesar de que Globovisión incluso reportó la muerte de tres internos, de acuerdo con la denuncia de grupos de activistas.

"Hacemos un llamado a todos los privados de libertad a que depongan su actitud de quedarse en los recintos y bajen a los patios como establecen los procedimiento de revisión extraordinaria", dijo el viceministro de prevención y seguridad ciudadana, Néstor Reverol.

El motín, el más violento ocurrido en Venezuela desde 1999, según la prensa local, hizo que el gobierno del presidente Hugo Chávez creara un ministerio para atender los problemas penitenciarios.


Secciones: Latinoamérica • Uncategorized • Venezuela
soundoff (Ninguna respuesta)

Los comentarios están cerrados.